HistoriasMarketing

¿Qué hace un cazador de tendencias?

Conoce el trabajo de una de las profesiones con mayor futuro, según los empresarios: el Coolhunter o cazador de tendencias. ¿Qué hace, cómo es?

23-07-2010, 4:18:09 PM
¿Qué hace un cazador de tendencias?
Altonivel

Un cazador de tendencias -en inglés Coolhunter- rápido y observador, dicta hacia donde ir y hacia donde no, por lo que se ha vuelto trascendental en las empresas, en especial dentro de una mercado tan volátil como el actual.

A juicio de expertos como Víctor Gil, consultor y analista de tendencias de consumo y Manuel Serrano, presidente de la Asociación Española de Coolhunting, el último trabajador imprescindible en las empresas 2.0 es este caza tendencias, el que recién ahora se ha integrado a las empresas tecnológicas y financieras, aunque existe desde hace varios años.

Fue el mercado de la moda el que a principios de los noventa comenzó a necesitar personas capaces de adelantarse a las tendencias en los hábitos de vestimenta de la sociedad. Y es que dichas empresas siempre están obligadas a innovar y reinventarse conforme cambia el gusto de las personas.

Sin embargo, con los años, el Coolhunter ha dado el salto a otros mercados y ahora también sabe de nuevas tecnologías.

Claro, porque la adopción de tendencias a un ritmo cada vez más rápido propicia mercados que se rigen según la temporada. Ante esto, el “Coolhunter” tiene que detectar las oportunidades y amenazas de estos cambios para anticipar respuestas y crear negocios.

De este modo, este “oráculo del siglo XXI” se ha transformado en una nueva profesión que tiene como objetivo descubrir de forma inmediata los nichos de mercado que se están creando con las nuevas tecnologías y aprovecharlos.

Cómo debe ser un Coolhunter
Se trata de profesionales con un perfil muy variado que actúan como recolectores y transmisores de una información que posteriormente es analizada por un equipo de antropólogos, sociólogos y diseñadores.

La técnica de este personaje se basa en la observación y requiere de una curiosidad innata, ciertos conocimientos de fotografía y cierta sensibilidad creativa.

También existe la figura del “Cultsearcher”, un analista más profundo que no se limita a observar, sino que puede tirar del hilo, preguntando a la gente, realizando encuestas y analizando los datos obtenidos.

Éstos suelen ser profesionales más experimentados, ya que su trabajo requiere mayor capacidad crítica, así como habilidades de comunicación que les permitan interactuar con sus sujetos de estudio para acceder a la información que necesita.

Tanto los Coolhunters como los Cultsearchers tienen por delante tiempos interesantes, ya que deberán afrontar el reto de realizar su labor en dos mundos: el real -el de siempre- y en los nuevos espacios online.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios