HistoriasNegocios

Mercados regresan a la búsqueda de rentabilidad

Sin embargo, las cifras de los últimos días han sido un recordatorio de que nos encontramos en un entorno de ‘tasas de interés bajas por mucho tiempo’.

04-06-2015, 10:31:13 AM
Mercados regresan a la búsqueda de rentabilidad
Russ Koesterich, de BlackRock

La semana pasada decayeron las acciones, mientras los datos económicos siguieron presentando resultados heterogéneos. El índice industrial Dow Jones disminuyó un 1.21% y cerró en 18,011, el índice S&P 500 cayó un 0.89% y cerró en 2,107; en tanto que el índice Nasdaq Composite registró una caída más moderada del 0.37% y cerró en 5,070.

Sin embargo, también disminuyó la rentabilidad de los bonos, a la vez que subió el precio, y se atenuaron las inquietudes respecto de la inflación. La rentabilidad de las letras del Tesoro a 10 años registró una caída del 2.21% al 2.12%.

Seguimos creyendo que hay probabilidades de que los rendimientos aumenten de forma moderada antes de fin de año, pero la semana pasada nos recordó que nos encontramos en un entorno de “tasas de interés bajas por mucho tiempo”. 

Esto significa que los inversionistas que procuran obtener ingresos deberán seguir buscando fuentes alternativas para obtenerlos.

Caen las acciones mientras se revierten las tasas

Pese a que la semana pasada se produjo otro aumento de transacciones de adquisición (Charter Communications tiene planificado adquirir Time Warner, mientras que Avago planifica comprar Broadcom y realizar la transacción de semiconductores más grande de la historia), cayeron las acciones estadounidenses y los inversionistas comenzaron a aceptar, a regañadientes, la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos aumente las tasas de interés en otoño.

También perdieron terreno las acciones europeas, pero Japón revirtió la tendencia y cerró la semana con el nivel más alto en 15 años. Debido a la complicada situación de los mercados bursátiles estadounidenses para lograr salir del margen, los inversionistas están aumentando sus asignaciones fuera del país.

La semana pasada, por ejemplo, los inversionistas retiraron 1,600 millones de fondos negociados en bolsa de alta capitalización. Los beneficiados con esta rotación fueron China y los fondos amplios en el extranjero, que recibieron flujos entrantes de 4,200 millones de dólares y 1,500 mdd, respectivamente.

Como ya hemos mencionado en comentarios anteriores, estamos de acuerdo con la inclinación de los inversionistas por una mayor exposición internacional.

Conforme cayeron las acciones, cayó también la rentabilidad de los bonos. La rentabilidad de las letras del Tesoro de EU a 10 años llegó al 2.10%, su nivel más bajo en el mes, pero esta tendencia se manifestó a nivel mundial. 

La rentabilidad de los bonos alemanes volvió a caer por debajo del 0.50% y también se produjeron caídas similares en la rentabilidad en el Reino Unido y en Australia.

Los inversionistas están reaccionando a muchos factores. En primer lugar, las cifras económicas estadounidenses siguen siendo heterogéneas (un índice de sorpresas económicas se sostiene en un nivel apenas superior al más bajo en seis años), pese a que la tendencia se mantiene a favor de las mejoras, con los bienes no perecederos y la construcción de nuevas viviendas en niveles más sólidos de los que se esperaban.

Los datos económicos en Europa, que tuvo un comienzo de año más sólido, también reflejan una desaceleración. Un índice de las sorpresas económicas en Europa disminuyó a territorio negativo por primera vez desde enero.

En segundo lugar, las expectativas respecto de la inflación comienzan a moderarse después del reciente aumento. En los Estados Unidos, las expectativas de los inversionistas respecto de la inflación en la próxima década cayeron del 1.95% a comienzos de mayo a apenas el 1.80% el viernes.

La caída de las expectativas inflacionarias se produjo al mismo tiempo que la reanudación de la recuperación del dólar y que un estancamiento de la tendencia alcista del precio del petróleo crudo. Esta última relación es importante. Las expectativas respecto de la inflación han estado más altas que el precio del petróleo durante la mayor parte de la primavera.

En este último tiempo, a medida que el precio del petróleo comenzó a tener dificultades con motivo de la perspectiva de volver a acelerar la producción del petróleo de esquisto, disminuyeron también las expectativas de inflación.

La búsqueda de rentabilidad en un mundo de rentabilidad baja

Dadas estas fuerzas, junto con consideraciones más estructurales (el envejecimiento de la población, la demanda institucional de bonos y la falta de emisión), esperamos que la rentabilidad a largo plazo siga manteniéndose baja (prevemos que para fin de año el nivel de rentabilidad de las letras del Tesoro a 10 años se encuentre alrededor del 2.50%), incluso si la Fed empieza a aumentar las tasas.

Las tasas a corto plazo deberían aumentar, pero la rentabilidad a largo plazo probablemente se mantenga estancada durante uno o dos años más.

Esta situación deja a los inversionistas ante el mismo desafío que vienen afrontando en los últimos cinco años: intentar obtener rentabilidad en un entorno de rentabilidad baja. 

Seguimos considerando los bonos de alta rentabilidad, los cuales han tenido un rendimiento superior en lo que va del año, como una buena opción dentro de la renta fija.

No obstante, los inversionistas también deberían ampliar la búsqueda de ingresos más allá de los bonos. Esto sugiere enfocarse más en las acciones que pagan dividendos, pero con una importante advertencia: se debe hacer hincapié en el crecimiento de los dividendos en lugar del nivel absoluto de rentabilidad. 

Muchos de los sectores que ofrecen altos rendimientos, como el sector de servicios públicos, son costosos y son los más vulnerables ante un aumento de las tasas. 

Por el contrario, los inversionistas que procuran obtener rentabilidad deben prestar atención a las compañías de tecnología, finanzas, atención médica y determinados tipos de energía que ofrecen dividendos en alza.

El autor es director administrativo y estratega principal de Inversiones Globales de BlackRock y para iShares de BlackRock.

Relacionadas

Comentarios