'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Recomendaciones para dejar de odiar el networking

Relacionarte con otros no es tan sencillo como parece y crear una red de contactos valiosa necesita estrategias claras. Aprende cómo lograrlo.

28-05-2015, 7:03:05 PM
Recomendaciones para dejar de odiar el networking
Tatiana Gutiérrez

No es lo mismo tener amigos y hacer
networking. Definitivamente. Lo segundo tiene como objetivo principal crear una
red de contactos dirigido al éxito profesional, es decir, tener gente que
aporte valor a tu profesión, a tu negocio o a tu desarrollo.

No todos nacieron para hacer
networking, y no nos referimos al tema de introversión o extroversión, sino que
se trata de forjar lazos y conexiones reales. 

En su libro ¡Odio el networking! Pero lo
necesito
, Devora Zack asegura que realizar un networking efectivo va
más allá de recibir y dar una tarjeta de presentación, el éxito depende de qué
tanto puedes realizar conexiones efectivas. 

Te recomendamos leer: Cómo aprovechar los grupos corporativos en LinkedIn

El hecho de descubrir
vínculos comunes con otros aguza nuestra receptividad para conservarlos.

“La práctica de forjar puntos de
conectividad con otros es un componente vital del networking eficaz. Centrarse
y formular preguntas bien estructuradas conlleva la capacidad innata para
forjar conexiones reales. Las conversaciones calan más hondo, catapultando las
relaciones a una nueva dimensión”, indica la autora. 

¿Eres un networker nato?

Muchos asegurarán que el éxito de
estas conexiones depende exclusivamente de la extroversión de las personas, es
decir, para algunos una persona desinhibida es un networker nato; mientras que
el introvertido tendría nula posibilidad en tener éxito. Pero esto no es necesariamente
así. Según Zack, ambos casos tienen sus pros y contras.

La autora los nombra introvertidos o
centrovertidos y señala que la ventaja que tienen es que buscan y luchan por
obtener algo que anhelan.

“Una de sus ventajas principales es
que procesan las situación antes de poner manos a la obra e invierten menos
energía para obtener mejores resultados”, destaca Zack.

Aprende más sobre el networking
leyendo: Networking: claves para armar un buen
contacto

Blockquote – A los extrovertidos
promoverse a sí mismos les resulta natural; los introvertidos piensan por sí
mismos y no para agradar a otros.

Introvertidos vs. extrovertidos

A continuación te mostramos los pros
y los contras que la autora destaca de cada uno de estos perfiles:

Beneficios de ser introvertido

• Una gran capacidad de observación;
sensibles a las pistas no verbales sutiles. 

• Independientes por naturaleza;
piensan por sí mismos y no para agradar a otros. 

• Se centran en lo interno antes que
en lo externo; no perciben las cosas externas, no les importan mucho. 

Contras de ser introvertido

• Una necesidad aguda de privacidad;
a los extrovertidos puede parecerles que las relaciones con los introvertidos
son unidireccionales. 

• Dificultad para asimilar las
interrupciones: el networking exige adaptarse a conversaciones volubles. 

Beneficios de ser extrovertido

Por otra parte, los extrovertidos
pueden llegar a tener cierta ventaja, ya que “se lanzan de cabeza, apuntándose
casi siempre a tener una experiencia o una conversación nueva (…) agradecen la
oportunidad de ampliar su red social y para ellos la cantidad es más importante
que la profundidad de la relación”.

• Interacciones espontáneas; inician
una conversación con poco esfuerzo. 

• Comodidad en una gama de
situaciones; se sienten a gusto con diversas personas y circunstancias. 

• Liberación rápida de las ofensas o
los desaires; se olvidan fácilmente de los conflictos, no se toman las cosas
como algo personal. 

Contras de ser extrovertido

• Seguimiento escaso; prefieren
trabajar el momento que cerrar el círculo.

• Ofrecen muchísima información;
tendencia a la digresión o a proporcionar detalles innecesarios.

• Compartir libremente información
privada; un baremo más amplio para definir lo que es o no personal.

Kit de supervivencia para el networking

¡Ojo! Ser extrovertido no quiere
decir que seas apasionado del networking y ser introvertido, lo contrario. Ante
ello, Devora Zack nos enseña qué debemos tomar en cuenta para antes, durante y después
de hacer el networking.

También puedes leer: Cena y negocios: cómo tener un exitoso
networking

a) Antes de intentarlo

1. Planifica tu vestimenta. Es muy importante poner atención al detalle cuando
de vestimenta se trata. Recuerda que el networking comienza por la vista y la
primera impresión. La autora y expertos en imagen recomiendan planificar tu
vestimenta con un día de anticipación al evento y optar por prendas sobrias y
de buen gusto. 

2. Encuentra un aliado. Es una buena táctica para aquellos que son
introvertidos y para exponenciar la actitud de estos. Cualquiera que sea el
caso, es una muy buena opción. 

3. Planifica tus metas. ¿Qué es lo que quieres hacer y hasta dónde quieres
llegar? Es importante que lo tomes en cuenta.

b) Durante el proceso

1. Verifica la lista de invitados. Es un sondeo previo de quiénes estarán en el
evento, habla con la gente que lo organizó y define con quienes quieres conversar.
Delimitar te puede ayudar a asegurar el éxito.

2. Analiza el lugar. Que no se vea que estás perdido, tómate un tiempo
para saber dónde están reunidos los blancos de la noche y dónde podrías sacar
ventaja. Recuerda que estar en los lugares de concurrencia –como mesas de
bocadillos o de café– pueden ayudarte a facilitar el trabajo.

3. Establece contacto visual. Tal vez la parte más complicada del proceso, pero
necesaria para establecer conexiones. “El buen contacto manifiesta el interés
por el interlocutor, y al tiempo mejora la impresión que se lleva de usted”.

Te recomendamos leer: Cómo cautivar en la temida primera
impresión

4. Céntrate en otros. Rompe el hielo y enfócate a saber del otro. Algunas
preguntas: ¿Qué tipo de trabajo haces? ¿Qué es lo que más te gusta de tu
empresa? ¿En qué proyectos estás participando? ¿Cómo va tu día?

5. Habla de ti. Haz que la mirada se enfoque en tu persona,
habla un poco de ti y cuida de no hablar de los asuntos personales. 

6. Anota todo. Nombre, lugar y fecha de encuentro, datos
personales, intereses, resumen de la conversación y la fecha de seguimiento que
se tiene previsto. 

7. Termina la conversación con
elegancia.
 Algunas recomendaciones: ¿Me das
tu tarjeta? Ha sido un placer platicar contigo; Disculpa, tengo que hacer una
llamada, pero fue un placer; Ha sido muy agradable platicar contigo; Espero
sigamos en contacto, etc.

Después del networking

1. Dale seguimiento. Es lo más complicado, sin embargo, el resumen
que realizaste te ayudará a saber con quiénes deseas hacerlo, de qué manera y
cuándo. 

2. Sé útil. No lo busques sólo para saludar, puedes hacer un
comentario, enviar un artículo de interés (sobre la charla que tuvieron, por
ejemplo), o de complementar algún punto de la conversación que tuvieron. Sé
inteligente a la hora de escoger. 

3. Pon lugar y fecha para un encuentro.

Y, tú ¿qué haces para que tu
networking sea exitoso? ¿Cuáles son tus consejos para introvertidos y
extrovertidos?

Relacionadas

Comentarios