HistoriasManagement

7 reglas no escritas para mujeres directivas

No es un secreto, ser mujer aún representa desventajas en este mercado laboral. ¿Qué deben cumplir aquellas que llegan a la cima?

28-05-2015, 5:45:19 AM
7 reglas no escritas para mujeres directivas
Altonivel

Ser mujer y ser profesionista no es sencillo, y mucho menos en
un entorno laboral empresarial como el mexicano, donde si bien cada vez más
empresas luchan por la equidad y diversidad en sus filas, en la realidad los
desafíos siguen siendo dobles, o triples, para las mujeres.

Casos de éxito como el de Mary Barra, CEO de General Motors;
Ginni Rometty, de IBM; e Indra Nooyi, de PepsiCo, han demostrado que ser mujer
no es una desventaja ni obstáculo; y para muestra estas mujeres que hoy lideran
a tres de las empresas más exitosas del mundo.

Pero, una vez que están arriba, ¿cuáles son los sacrificios y
reglas no dichas que toda mujer directiva debe enfrentar?

Te recomendamos leer: Las 10
mujeres más poderosas en los negocios
 

Mujeres
directivas, lo que nadie les dice

Ser mujer y directiva ha transformado los patrones y reglas que
la sociedad imponía; hoy, la mujer representa un cambio total de los
estereotipos que hasta el momento se tenían. Sin embargo, acoplarse a estos
nuevos retos, no significa una tarea imposible, pero sí un terreno que aún se tiene
que explorar.

En su libro Unwritten
Rules: What Women Need to Know about Leading in Today’s Organizations
, Lynn Harris pone en prospectiva aquellas reglas no
dichas que toda mujer –y hombre– deberá enfrentar al momento de asumir la
dirección de una empresa. ¿Estás lista para ello? 

1. Always available

Nadie lo dice, pero todos lo aceptan. El convertirse en
representante de una organización te obliga a estar disponible en todo momento.
Un estudio realizado por Transearch International,
demostró que, en promedio, las personas que desempeñan puestos gerenciales, y
hacia arriba, llegan a invertir en el trabajo cerca de 2,600 horas anuales
repartidas en el tiempo que se encuentra en la oficina.

Para una mujer, esto significa sacrificar tiempo con la familia
y los hijos.

2. Jornadas mayores a 10 horas

En México, un profesionista promedio invierte alrededor de 10
horas diarias en su trabajo, el país con mayor índice de estrés laboral, según
datos de la OCDE. En algunos casos, las empresas acceden a hablar de flexibilidad
y movilidad
 en
el trabajo, un ejemplo de ello es IBM, empresa que mantiene un esquema de
trabajos flexibles a mujeres y hombres en todos los países donde la marca tiene
presencia.

3. Movilidad geográfica

Dirigir una empresa también implica representarla en el mercado
global
, pero la movilidad geográfica va más allá de juntas
internacionales, en algunas ocasiones, también involucra el cambio de
residencia. ¿Estás dispuesta a hacerlo?

4. Debes ser dura, fuerte y asertiva

¿El sexo débil? Aún existen personas que creen que estas
características son imposibles en una mujer. Para María del Carmen Bernal
González, directora del
Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección
 del IPADE, las empresas aún no están
conscientes de todo aquello que una mujer puede aportar, la experta asegura que
son muchos los beneficios:

• Mayores utilidades, conciencia de riesgo y habilidad para
sobrevivir a las crisis financieras. 

• Políticas que contribuyen a la salud individual y social de
los colaboradores. Educación, familia y emprendedores. 

• Una mayor integración entre el trabajo y la familia que
contribuye en una mayor productividad de colaboradores y mejor calidad de vida.


Generar mayor compromiso. 

• Una gestión que refleja las competencias del siglo XXI:
trabajo en equipo y toma de decisión participativa. 

• Proyectar una imagen pública más positiva hacia los clientes a
través de una conciencia social.

• Disminuye costos de rotación. 

• Menos rotación y mejora de resultados en la formación de
colaboradores.

5. Tendrás que priorizar tu carrera

No es un secreto ni tampoco es exclusivo de las mujeres
directivas. Si bien la tendencia mundial es encontrar un balance entre la vida
laboral y la personal, la realidad es que siempre existirá un punto a
sacrificar, y la mayoría de las veces es la parte personal.

6. Construir relaciones poderosas

Está demostrado, más del 90% de los directivos son expertos en
construir relaciones poderosas, para muchos de ellos, esto es fundamental en el
éxito de sus organizaciones. Como mujer, la tarea es la misma. 

7. Mentoring
y Coaching

Te conviertes en el mentor de todos y cada uno de tus
trabajadores. La responsabilidad de un líder no es ser solo un representante,
es ser un guía. El trabajo por obligación es crear una cultura que le permita a
la compañía generar valor y ser mejor cada día.

La mujer directiva en números

El estudio Corporate
Women Directors International (CWDI)
, realizado por  el Comité
Internacional de Mujeres Directivas, asegura que el país con más representación
femenina en puestos directivos es Francia, que de 2004 a la fecha aumentó su
porcentaje de representación de un 7.2% a un 29.7%.

Países como Italia –con una representación del 25.8%– y Estados
Unidos –con 22.5%– también se encuentran en la lista.

También puedes leer: Las 5 mujeres más
poderosas del mundo

De acuerdo con este estudio y basándose en el listado de la
revista Fortune
Global 200
 de 2014, las empresas y países con mayor
porcentaje de mujeres en el consejo directivo son: 

1. Statoil de Noruega, con 5 mujeres de 10 directivos (50%)

2. Procter & Gamble de Estados Unidos, con 5 mujeres de 11
directivos (45.5%)

3. Société Générale de Francia, con 6 mujeres de 15 directivos
(40%)

4. PepsiCo de Estados Unidos, con 5 mujeres de 13 directivos
(38.5%)

5. BNP Paribas de Francia, con 6  mujeres de 16 directivos
(37.5%)

6. McKesson de Estados Unidos, con 3 mujeres de 8 directivos
(37.5%)

7. Saint-Gobain de Francia, con 6 mujeres de  16 directivos
(37.5%)

8. Assicurazioni Generali de Italia, con 4 mujeres de 11
directivos (36.4%)

9. AXA de Francia, con 5 mujeres de 14 directivos (35.7%)

10. Unilever de Países Bajos, con 5 mujeres de 14 directivos
(35.7%)

México, aún mucho por hacer

En el caso de México, el número de mujeres al frente de
organizaciones o como representantes de puestos directivos aún es insuficiente.

De acuerdo con el estudio Empresarias
y Ejecutivas en México
, realizado por el Instituto Panamericano de
Alta Dirección de Empresa (IPADE)
, indica que sólo el 5% de los puestos
directivos o presidentes de empresas están ocupados por mujeres.

Asimismo, la mujer tiene una representación muy precaria en las
empresas, ya que, según el mismo estudio, los cargos intermedios en las
empresas tienen una presencia de mujeres de un 23%, en cuanto a los puestos
directivos sólo el 13%, mientras que los cargos en presidencias o direcciones
generales sólo están representados por un 5% de mujeres.

¿Cuáles son tus reglas no dichas? ¿Cuál es tu opinión sobre el
papel de la mujer directiva en el país?

Relacionadas

Comentarios