HistoriasManagement

Pros y contras de contratar a un ‘candidato boomerang’

Estos personajes van y vienen de las organizaciones. ¿Los motivos? Desde un mal ambiente laboral hasta mejor salario. Pero, ¿cómo pueden afectar a tu empresa?

26-05-2015, 5:09:00 PM
Pros y contras de contratar a un ‘candidato boomerang’
Tatiana Gutiérrez

Algunos expertos aseguran que este fenómeno del ‘efecto boomerang‘ es completamente generacional. Los antiguos candidatos tenían más desarrollado el compromiso y sentido de
pertenencia, factores que influyen en la estadía de un profesionista dentro de
las organizaciones. Hoy, estos reclutantes están en una búsqueda constante de
mejorar expectativas profesionales, aún cuando esto signifique tocar una misma
puerta dos veces. 

Hoy se habla mucho sobre la retención de talento, las empresas han
buscado distintas alternativas que les permitan  tener el mayor tiempo
posible al profesionista calificado. De acuerdo con el estudio “La competencia
por el talento”
, realizado por la empresa reclutadora Adecco México, las
empresas no sólo deben preocuparse por conseguir al mejor talento, sino también
el mejorar su gestión de talento que permita retenerlo y conseguir más.

Te recomendamos leer: ¿Por
qué dicen que en México falta talento?

El estudio arroja que siete de cada diez empresas indican que existe talento
calificado y que están en busca de él. Asimismo, que 1 de cada 5 empresas asegura
contar con el talento adecuado en sus organizaciones. Pero, ¿qué es lo que hace
que un trabajador voltee a ver a la competencia? De acuerdo con Adecco, estos
son los factores que influyen para que un empleado decida irse o no irse de su
empresa: 

• 71% Ambiente laboral
• 61% Promociones internas
• 54% Formación continua
• 49% Equilibrio entre visa profesional y personal
• 35% Paquetes de compensación por encima del convenio
• 30% Líderes competitivos
• 27% Innovación tecnológica
• 23% Plan de crecimiento definido por áreas
• 22% Movilidad y flexibilidad laboral
• 20% Engagement

Candidatos boomerang, cuando el talento regresa

A muchas empresas les ha ocurrido, es más, muchos lectores pudieron haberlo
hecho ya. El llamado ‘efecto boomerang’ se ha convertido en un fenómeno cada
vez más recurrente para las organizaciones, “ya sea porque la empresa lo
necesite de vuelta o porque ellos han decidido volver, este candidato es
aceptado de nuevo en la organización, esto se ha convertido en un fenómeno
recurrente de las empresas y  se da por la falta de talento calificado en
ciertas áreas”, comenta Elisa Rodríguez,
gerente de Recursos Humanos de Bumeran.com

También puedes leer: 3 roles de RRHH para enfrentar la escasez de talento

Y como en todo fenómeno de importancia, existen dos elementos fundamentales que
lo componen: las empresas y el talento.

“La mayoría de las veces, el talento
decide regresar porque sus expectativas –ya sea económicas o de clima laboral-
no fueron llenadas, sin embargo, en la mayoría de las veces las empresas son
las que llaman de vuelta al talento, éstas lo dejan ir sin pensar en los costos
de capacitar a otra persona que pueda cumplir con las expectativas del puesto,
muchas organizaciones quisieron ahorrar unos pesos y se dan cuenta que no era
la alternativa”. 

Pros y contras de tener al talento de vuelta

1. Regresan a generar valor en la empresa

Si regresaron por su cuenta o no, estos candidatos se convierten de gran
valor para la organización. De acuerdo con Abby
Perkings
, experta en temas laborales, asegura que un candidato boomerang
puede reforzar su puesto a través de la adquisición de nuevos conocimientos que
pueden aportar al área. 

En otros casos, el empleado valora tanto su trabajo que su productividad y
desempeño aumentan significativamente. Tenerlos de vuelta se convierte más en
un pro que un contra. 

2. Evitas la curva de aprendizaje

Si la competencia ha decidido llevárselo, es porque definitivamente es un
candidato valioso. En promedio, un empleado pasa de 3 a cinco años en la
organización antes de decidir dejarla.

Durante este tiempo, el trabajador
pasó exitosamente la curva de aprendizaje, se acomodó al modelo de negocio,
pasó por un buen número de actualizaciones y capacitaciones; así como la
adaptación en el ambiente de trabajo –en la mayoría de los casos-. 

“Contratar a alguien que tenga las mismas características, capacidades y
desempeño puede ser un proceso largo y costoso para las organizaciones, cuando
reincorporas a alguien todo esto lo ahorras. Tienes en el día 1 al empleado
trabajando al 100%”, comenta la experta. 

También te puede interesar leer: Cómo
retener al talento en tiempos de incertidumbre

3. Generas compromiso y sentido de pertenencia

Va más allá de valorar lo que tienen, para estos trabajadores regresar a
casa significa una nueva oportunidad para hacerlo mejor. El engagement, en la
mayoría de los casos, es sumamente exitoso, creando un sentido de pertenencia
que puede convertirse en viral. 

4. Todos quieren hacerlo

La mayoría de las veces cuando se recontrata al trabajador se hace bajo
nuevas condiciones y mejores. Muchos candidatos pueden llegar a abusar de estos
términos, fingiendo que la competencia los busca, solo para mejorar salario o
planes de desarrollo y beneficios. 

Para los especialistas de RRHH, aquí está la tarea de las empresas y
directivos para conocer y entender a su personal, las organizaciones deben
crear lazos de confianza y comunicación que les permita llevar una relación
sincera con sus trabajadores. 

Para que esto no se convierta en una situación para sacar ventaja, la
empresa también debe corroborar que sea verídico y que la oferta sea
tangible. 

5. Si regresa porque lo necesitas

¡Cuidado! Muchas empresas se dan cuenta que el trabajador es valioso por lo
que hace, no por lo que aporta a la organización. Cuando esto sucede puede
convertirse en una ventaja a corto plazo, sin embargo, la afectación en el
ambiente laboral y en el desempeño de los demás puede ser un golpe
fuerte. 

“Muchos de estos candidatos regresan porque la empresa los necesitaba, no
porque ellos realmente lo deseen. Puede ser que gane una mejor oferta económica
o promesas de grandes planes de desarrollo, pero si él no está al 100% con la
empresa puede ser contagioso para los otros y esto hay que cuidarlo”, indica
Rodríguez. 

Precauciones para la contratación del ‘candidato boomerang’

Las cartas sobre la mesa

Si bien es un candidato que está de vuelta, también debes tomar en cuenta
que es una nueva contratación. Como tal, debes poner todas las nuevas
condiciones sobre la mesa, decirle qué espera la empresa de él y lo que él
puede obtener de la organización. Bien dicen: “cuentas claras, amistades
largas”. 

Contratación periódica

‘Ellos’ saben cuando regresan y su comportamiento no ha sido el mejor.
Cuando un candidato boomerang regresa porque se le necesita, pero puede
ocasionar un mal ambiente laboral o contagio, lo mejor que puede hacer la
empresa es contratarlo por periodos cortos, siempre condicionando lo que se
espera de él y el papel que juega dentro de la organización. 

Asegúrate que el ambiente no se vea afectado

También realiza un sonde sobre el cómo se ha tomado la noticia. Recuerda que
puedes perder a un talento importante, pero se éste te hará perder a tres más,
no tiene sentido. Pregúntale a la gente cómo se siente con el compañero
boomerang. 

Siempre ten un plan de sustitución 

La capacitación constante es fundamental para las organizaciones, si bien
crea valor a cada empleado, también te brinda la confianza y garantía de que el
día de mañana una persona puede ser sustituida sin afectar a tu empresa. Crea
planes de sustitución efectivos y capacita a tu gente. Otro buen consejo es
siempre tener dos o más personas que puedan ser capacitadas a desempeñar
efectivamente dos o más tareas. 

¿Has contratado a candidatos boomerang? ¿Cuáles crees que sean sus
ventajas y desventajas? 

Relacionadas

Comentarios