Estilo de VidaHistorias

¿Desgaste intelectual? 7 menús para tu cerebro

Hay tres nutrientes básicos que necesita tu cerebro: glucosa, ácido glutámico y tiamina. Mantiene sano tu cerebro y ayúdalo a concentrarse.

22-05-2015, 11:43:07 AM
¿Desgaste intelectual? 7 menús para tu cerebro
Macarena Quinzaños

Si le preguntaras a tu cerebro qué desea comer, te
contestaría: glucosa, ácido glutámico y
tiamina
. Y, en efecto, estos son los ingredientes favoritos del sistema
nervioso central pues aportan la energía suficiente y ayudan a acelerar los
procesos mentales.  

Aunque parezca difícil
obtener estos componentes nutricionales, el experto David Montalvo, presidente del Colegio
Mexicano de Bariatría
, elaboró un menú especial en el que puedes conocer
todos los alimentos que aportan la mayor cantidad de estos nutrientes. Así,
durante los periodos de mayor desgaste
intelectual en el trabajo
, puedes optar por un menú de este tipo para
mejorar tus resultados y proveer al cerebro del alimento para hacerte triunfar
y procurar menor agotamiento.

Energía

“Lo primero que necesita
nuestro cerebro para estar saludable es tener energía. Por lo que la dieta que vayas a seguir debe aportar la
suficiente glucosa, que la obtenemos de los carbohidratos, las proteínas y las
grasas”, explica Montalvo. Por cada
gramo de carbohidratos
y de proteínas se obtienen 4 kilocalorías. Y por un gramo de grasas se obtienen 9
kilocalorías.

“No es mala idea incluir un poco de grasa en la dieta”, asegura el
experto en Bariatría.

Acelerar
los procesos

Luego de garantizar que el
cerebro cuente con el combustible necesario, hay que proveerlo de alimentos
ricos en ácido glutámico, un aminoácido, y tiamina, uno de los componentes del
complejo B. “El ácido glutámico es
un neurotransmisor y se caracteriza
por acelerar los procesos mentales y potenciar la memoria. Se encuentra
principalmente en las proteínas de
origen animal, como el huevo, el pescado, la carne y los lácteos”, menciona.

Este componente también se
encuentra a la venta las tiendas de complementos y vitaminas, pero siempre será
mejor adquirirlo de su fuente natural. Lejos de prohibir el huevo, el
especialista lo recomienda como una buena fuente de ácido glutámico.

“Tengan la tranquilidad que
por comer así una semana, no aumentan sus niveles de colesterol, a menos que
tengan una hipercolesterolemia genética familiar. Donde coman lo que coman su
cuerpo va a producir colesterol en exceso.” Esta dieta es solo una
recomendación temporal, para realizarla durante los periodos de fuerte desgaste
intelectual. No es necesario prolongarla por más de dos semanas.

Fortalece
el crecimiento

También debes asegurarte de
proporcionarle al cerebro tiamina,
que se encuentra en la vitamina B1. Esta resulta esencial 
para el crecimiento y desarrollo
normal
y ayuda a mantener el funcionamiento del corazón, sistema nervioso y
digestivo. Las
carnes de origen animal son las que
mayor cantidad de ésta pueden aportar, principalmente la carne de cerdo.

“Al igual que el huevo,
también se ha satanizado al cerdo; pero se ha visto que el lomo de cerdo es saludable. Tiene menos grasa que el muslo de
pollo. En Estados Unidos existen campañas muy fuertes para reivindicarlo, dicen
que el cerdo es la nueva carne blanca. Tiene partes de grasa, como el tocino,
pero también tiene buenos grupos musculares que no son tan grasos, como el
lomo. Es muy rico en complejo B y tiamina”, señala.

Es importante que cuando
realices esta dieta, estés consciente que el consumo de grasas implícito no
tiene que ser en gran cantidad. Debes procurar limpiar o escurrir esos
excedentes de grasa luego de cocinar los alimentos. Y compensar agregando una ensalada, principalmente con vegetales de color verde oscuro, los
cuales también son ricos en complejo B,
explica el bariatra. Entre comidas, el especialista sugiere un puño de pistaches, avellanas o nueces. “Los pistaches son muy ricos en vitamina B1.”

Alimentos
que nutren tu cerebro

Aunque existen muchos
alimentos que contienen estos ingredientes, los incluidos en el menú son los
que lo aportan en mayor cantidad. A la lista de alimentos que te pueden ayudar a
nutrir el cerebro se suman:

Lentejas

Camarones

 Carne de res

Espinacas

Chuletas

Chorizo

Mojarra

Sardinas

Debes saber que esta dieta
se rige por lo que tu apetito indique, son
cantidades libres
y puedes ordenar los días del menú según te parezcan o,
incluso, repetir algún día. “Liberamos el conteo de calorías”, añade.

Aunque el objetivo principal
de este menú es consentir al cerebro, puede resultar también para bajar de
peso. “No está lejos de ser una dieta
hiperprotéica
baja en carbohidratos,
para ser una dieta de reducción, habría que eliminar el pan integral y las
verduras, dejando puros tallos. Si tienes sobrepeso, prueba hacerla durante dos
semanas y va a haber una grata sorpresa.”

El menú

Día
1

Desayuno:
huevos revueltos con jamón

Comida:
sopa de mariscos y langostinos a las brasas

Día 2

Desayuno:
huevos revueltos con jamón

Comida:
filete de res asado con guarnición de espinacas al vapor

Día
3

Desayuno:
huevos revueltos con chorizo

Comida:
lomo de cerdo adobado o hígado de res encebollado

Día 4

Desayuno: salchichas
asadas o hervidas

Comida:
filete de res a la tampiqueña con guarnición de rajas con crema

Día 5

Desayuno: omelette
con champiñones

Comida:
chuletas de cerdo asadas o pollo al horno con achiote

Día 6

Desayuno:
huevos a la mexicana

Comida:
filete mignon (filete de res asado con tocino) y queso provolone a la plancha

Día 7

Desayuno:
huevos revueltos con jamón

Comida:
mojarras fritas y camarones a la plancha

Opciones de cena a
escoger


Atún sellado a la plancha o 1 lata
de atún en agua o sardinas en aceite


Un plato de carnes frías surtidas
que incluyan: lomo canadiense, lomo embuchado, mortadela, jamón serrano,
salchichas y paté.


Carne asada de res con chistorra
asada

Recomendaciones

►Beber
un promedio de 2 litros de líquidos
a lo largo del día: agua simple, agua
de fruta de la temporada, de jamaica, bebidas saborizadas sin azúcar, café
descafeinado o té.

►Puedes
agregar a tus comidas una ración de pan
integral
.

►Entre
comidas: un puño de pistaches o de avellanas o jamón serrano o salchichas o
lomo canadiense.

►Puedes
agregar como primer tiempo un plato
de sopa de habas
o de lentejas o de champiñones.

►Complementa
tus alimentos con ensalada de
espinacas, acelgas (hojas de color verde oscuro), y verduras finamente
rebanadas y asadas a la plancha.

Relacionadas

Comentarios