'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Débil economía pone a Fed en disyuntiva sobre tasas

El plan de la Reserva Federal para subir las tasas de interés este año tendría que aplazarse ante el periodo de debilidad económica que registra EU.

20-05-2015, 10:30:12 AM
Débil economía pone a Fed en disyuntiva sobre tasas
Reuters

El plan de la Reserva Federal estadounidense para subir las tasas de interés este año, forjado a lo largo de meses de fuerte crecimiento del empleo y con una expansión aparentemente duradera, ahora enfrenta una economía que ya no sigue el libreto y podría tener que aplazar bastante el “despegue” de las tasas.

La mayor economía del mundo casi se frenó en seco en el primer trimestre, y, de hecho, hasta se podría haber contraído, según los datos que surjan de una próxima revisión.

El freno a la economía inicialmente se atribuyó a una pausa por el frío invierno, pero datos recientes podrían apuntar a una desaceleración más sustancial, justo cuando la Fed traza su salida de una política de tasas de interés al cero por ciento que mantiene desde diciembre del 2008.

Unos indicadores pobres de ventas minoristas e inversión, la alicaída confianza del consumidor, el aumento del déficit comercial y el estancamiento de la producción industrial han planteado dudas sobre los planes del banco central.

“La Fed nos ha estado diciendo por algún tiempo que quiere ser dependiente de los datos, y los números no son nada como para salir corriendo” hacia una subida de tasas, dijo un economista del grupo privado The Conference Board, Kenneth Goldstein.

The Conference Board es una de tres organizaciones que en un sondeo de Reuters entre economistas previeron el despegue en 2016, comparado con 50 de 62 que anticipan el primer ajuste de tasas en el tercer trimestre de este año.

Para los operadores, la debilidad en el 2015 complicó cualquier vaticinio de la dirección de la Fed.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro probablemente bajen si se determina que el banco central debe aplazar una vez más sus planes, pero eso plantea el riesgo de alzas de tasas más grandes y más veloces en el futuro.

“La pena por una demora de la subida es un aumento mucho más pronunciado (…) ese es el equilibrio con el que ha estado jugando el mercado”, dijo Aaron Kohli, un estratega de tasas de interés de BNP Paribas en Nueva York.

“Cuanto más siga la Fed sin cambios, más riesgo habrá de que crezcan factores como la inflación”.

Hora de decisiones

Las próximas semanas serán clave, antes del encuentro de la Fed del 16 y 17 de junio, cuando los funcionarios actualizarán sus proyecciones oficiales.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, tiene programado hablar sobre la economía el viernes y los inversores buscarán en sus palabras o bien la confirmación de que ella cree que las cosas seguirán su curso, o algún reconocimiento de los últimos datos desfavorables.

Hasta ahora, la mayoría de los funcionarios del banco central estadounidense se han aferrado a la idea de que la Fed observará los datos entrantes y analizará “reunión por reunión” si sube las tasas, dando a entender que septiembre sería el momento probable para el primer incremento.

Uno de los pocos que abogaron por mantener la política monetaria expansiva, el presidente de la Fed de Chicago Charles Evans, tomó su argumento un paso más adelante.

Dijo que la Fed no solo debería esperar al menos hasta inicios del próximo año para subir las tasas, sino que además debería fijar un estándar más agresivo para la inflación.

“El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) de la Fed debería abstenerse de subir las tasas de los fondos federales hasta que haya una mayor confianza en que la inflación en uno o dos años alcance nuestro objetivo del 2 por ciento”, sostuvo.

Pero también reconoció la bifurcación en el camino que enfrenta la Fed.

Un alza de tasas estará en la mesa a partir de junio y una mejora reciente del comportamiento económico, ahora que los inicios y permisos de construcciones de casas subieron con fuerza en abril, aún podría llevar a la Fed a moverse más rápido.

“Si la Fed va a esperar, cometerá un error mayor de política”, dijo Guy Haselmann, jefe de estrategia de tasas de interés para Estados Unidos de Bank of Nova Scotia en Nueva York.

“Ellos podrían equivocar el ciclo económico, en cuyo caso extenderán la espera, creando burbujas de activos mayores”.

En una entrevista reciente, el presidente de la Fed de San Francisco John Williams, visto como muy cercano al pensamiento de Yellen, dijo que incluso si la economía estuviera floja, de todos modos podría ser momento para subir las tasas, tan solo para que futuros incrementos puedan proceder con más lentitud.

Recientes estudios del banco central sugieren que los malos números del primer trimestre son más bien el resultado de cómo se mide la economía, que una señal de verdadera debilidad.

Relacionadas

Comentarios