HistoriasManagement

Directivo, optimiza tu tiempo aprendiendo a decir NO

Un estudio reveló que gerentes y directivos ocupan más de 55 horas en juntas y 18 en el trabajo efectivo. Decir NO puede aumentar tu calidad de vida.

13-05-2015, 8:33:43 PM
Directivo, optimiza tu tiempo aprendiendo a decir NO
Tatiana Gutiérrez

Encontrar equilibrio profesional es casi un milagro para muchos gerentes y directivos. Y es que a pesar de tener una agenda definida, la mayoría de las veces hay más trabajo que tiempo, sin embargo es posible que la clave para optimizar la vida laboral esté en un pequeño gran detalle: saber cuándo decir NO.  

Un
estudio realizado por Transearch International, demostró que, en
promedio, las personas que desempeñan puestos de gerencias para arriba, llegan a
invertir en el trabajo cerca de 2,600 horas anuales repartidas en el tiempo que
se encuentra en la oficina, el tiempo que trabaja en casa, también se cuenta
los fines de semana, incluso las vacaciones, y en general todo el tiempo que se encuentra
atrás de un dispositivo móvil. 

Recursos para directivos: Cómo decir NO objetivamente

Es decir,
pensando que un directivo trabaja siete días a la semana, esto significa que
invierte 7.12 horas diarias, sin descanso, a su trabajo. Entonces,
¿trabajar de manera exhaustiva es el camino para llegar al éxito? Algunos
pueden opinar que no. 

En su
libro “Rework”, Jason Fried
y David Heinemeier Hansson, aseguran que acumular tiempo en la agenda
no es la solución a todos tus problemas. Encontrar el modo para simplificar
las tareas cotidianas sí. “Un workaholic no salva al mundo, lo usan para
atender las necesidades del mismo”. 

También puedes leer: 5 recomendaciones para ser un workaholic funcional

¿En qué usan su tiempo los altos directivos?

Con el propósito de ver cómo
organizan su tiempo los altos ejecutivos, la London
School of Economics
y la
Escuela de Negocios de Harvard
realizaron un estudio mundial a más de 500
directivos de las empresas más prestigiosas del mundo, quienes…


Invirtieron 18 horas de trabajo promedio a la semana.


Tuvieron alrededor de 55 horas invertidas en juntas y reuniones de trabajo. 


Gastaron más de tres horas en llamadas telefónicas

– Invirtieron cinco
horas en comidas de negocios. 

– Y el
resto de su tiempo semanal (45 horas restantes, contando 6 horas de sueño
diarias
), lo invirtieron en viajes de negocios, ejercicio, citas médicas,
almuerzos con pareja, llamadas rápidas y trámites financieros de la
empresa. 

Para
algunos, esta rutina de vida puede llegar a funcionar, para otros no necesariamente.
Sin embargo, cualquiera que fuera el caso, los expertos aseguran que buscar el
éxito debe encontrar el balance entre su vida personal y profesional. 

“Aún no
entendemos que tener equilibrio en la vida no es sólo ver la parte personal y
profesional, tenemos muchos subelementos, como la salud física, la mental, la
pareja, la familia, el desarrollo intelectual; y debemos atender cada uno de
ellos. El problema es que la cultura laboral de Latinoamérica confunde el
esfuerzo con la productividad
y esto no necesariamente es así”, comenta Marco
Serrato, director del Campus de Educación
Ejecutiva del Tecnológico de Monterrey
, Campus Santa Fe. 

Pero para
encontrarlo, el directivo debe aprender a decir NO. Si bien no se busca tener
una connotación negativa, la realidad es que el saber tener limitaciones, puede
ayudar a realizar una vida mejor balanceada hacia el éxito.  Y para que el
camino sea más sencillo, te brindamos algunos consejos: 

1. Tienes que elegir

“Tienes
que elegir y esto muchas veces implica renunciar. Estás renunciando a hacer cosas por
establecer prioridades y en el caso de los directivos, muchas veces no lo hacen
de la mejor forma. Y si no sabes cómo hacerlo, tampoco sabes a que decir sí y a
qué decir no”, indica Serrato.

¡Ojo! No se busca decir NO por renunciar, el propósito de saber elegir es
aprender a atender aquello que es más importante.

2. Para saber decir NO debes aprender a… 


Pregúntate si lo que vas a hacer
es algo que ‘debes’, ‘necesitas’ o ‘quieres’
hacer. Esto
te ayudará a establecer prioridades. 

– Toma tu
tiempo para reflexionar
y decidir. Créelo, no es nada sencillo, sin embargo, con el
tiempo aprenderás a que estás decisiones serán menos complicadas e invertirás
menos tiempo en hacerlo. 


Pregúntate si realmente tienes tiempo
para invertir en ello. Sí, el tiempo es un recurso
sumamente limitado, pero lo que tienes que aprender es que hay que saber
escoger las cosas en las que vale la pena invertirlo. 

– No
necesariamente debe ser negativo, busca un punto medio.
Si bien es importante ser muy
estricto con aquello que vale la pena decir sí, la realidad es que hay cosas en
las que no te puedes apartar del todo, sin embargo, para estos casos existe tu
equipo de trabajo, delega y atenderás el pendiente. 

– Sé
honesto contigo mismo.
Para Serrato, es el punto primordial, si conoces lo que realmente
quieres, el tomar decisiones y escoger será sencillo. 

También puedes leer: 32 puntos para aprovechar tu tiempo y cumplir metas

3. ¡Haz que valga la pena!

Ya sabes
que debes poner limitantes en tu vida y ahora que estás consciente de ello lo
que debes aprender es a escoger lo que realmente vale la pena. Para los
expertos, estos son los factores de tu vida que te ayudarán a encontrar el
balance que tanto buscas y anhelas: 

• Invierte
tiempo en tu salud física.
No te arrepentirás, tener una alimentación adecuada y balanceada; hacer
ejercicio de manera recurrente y mantener hábitos saludables te llenarán de
energía y aclararán tu visión de las cosas. Recuerda que todo esto también
ayuda a tu desempeño en el día a día. También puedes leer: Alimentación saludable para ejecutivos de alto desempeño


Resuelve tu vida personal.
Sales del trabajo, pero también tienes pendientes en casa. Deja de
evadirlos o de postergarlos, hazles frente, y mientras más rápido, mejor. También puedes leer: ¿Postergas lo importante? Eres un procastinador y tienes solución


Invierte tiempo en tu familia.
Es uno de los mejores consejos. Si llega a ser
complicado, habla con ellos el mayor tiempo posible. 

• Haz
cosas memorables los fines de semana.
Si tienes tiempo libre, haz que valga la pena. Realiza
actividades que te ayuden a crecer personalmente, aquello que siempre has
querido realizar, un tiempo libre puede ayudarte a lograrlo. 

• No te
sientas culpable.
Siempre
va a haber pendientes, así que deja a un lado el sentido de culpabilidad y
disfruta del tiempo que te has designado para ti. 

• ¡Regla
de Oro! No pienses en trabajo cuando es tu tiempo libre.
Y tiene algo que ver con el
punto de la culpabilidad. Deja afuera de tu mente lo que no debes estar
pensando, no es nada agradable estar en el teatro con tu pareja o en una cena
con los amigos, mientras tu mente está en otro lado. Aprende a aplicar la
inteligencia emocional. También puedes leer: 3 competencias para dominar la inteligencia emocional

Y para
ti, ¿cuáles son los factores en los que un directivo debe decir NO? ¿Qué
consejos brindas para que el proceso sea más sencillo?

Relacionadas

Comentarios