HistoriasNegocios

Mercados, con pocos cambios ante escasez de datos

Los mercados accionarios de países desarrollados podrían mantenerse de laterales al alza, mientras que en México el avance del IPC se podría ver frenado.

11-05-2015, 10:08:49 AM
Mercados, con pocos cambios ante escasez de datos
Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa

Los mercados accionarios se movieron al alza la semana pasada, tras la publicación del reporte del empleo de Estados Unidos y de la victoria del Partido Conservador en las elecciones parlamentarias del Reino Unido. La creación de empleos de abril en EU, si bien fue ligeramente menor a la esperada, confirma a que el bache de marzo fue temporal y apunta a una recuperación en la economía tras el enfriamiento de los primeros meses del año.

Las cifras en el reporte del empleo de abril salieron bajo el mejor contexto para los mercados de capitales: un rebote en la creación de empleos respecto a marzo, aunque no lo suficientemente fuerte para presionar a la Fed a incrementar su tasa de interés de referencia tan pronto como en junio.

Dicho lo anterior, reiteramos nuestra expectativa de que el primer aumento en la tasa de la Fed será decretado en septiembre y que los incrementos posteriores serán lentos y graduales.

En un par de comentarios hechos a lo largo de la semana, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, mantuvo un tono pesimista sobre la economía y reiteró su expectativa de que la inflación cerrará el año por debajo del objetivo inflacionario de 3.0%.

A pesar de ello, dijo Carstens, el banco central podría tener que actuar con rapidez en caso de que las condiciones externas golpeen al peso mexicano, y si ello representa una amenaza para la estabilidad en precios y las expectativas de inflación.

Creemos que esto sugiere que Banxico está inclinado a mover la política monetaria a la par de la Fed, a pesar de su tono pesimista sobre la economía.

Las tasas en países desarrollados se movieron a la baja tras el dato de empleo en Estados Unidos, en anticipación a una mejor recuperación en la creación de empleo. Las tasas podrían mantenerse sin mayores cambios a lo largo de la semana, ante la falta de datos económicos que cambien el contexto para las acciones de política monetaria en EU.

En México, se espera que las tasas sigan a sus similares estadounidenses.

Los mercados accionarios de países desarrollados podrían mantenerse de laterales al alza, mientras que en México, el avance del IPC se podría ver frenado debido a su elevado múltiplo Precio/Utilidad.

La cotización peso-dólar podría ir a la baja en la semana. La apreciación del peso mexicano podría tomar fuerza de continuar la recuperación del precio del petróleo en los mercados internacionales.

México

El dato económico más relevante de la semana pasada fue la inflación de abril, la cual se ubicó en -0.26%, por debajo del -0.24% esperado por el consenso de analistas. La inflación subyacente fue de 0.16%, que se compara contra el 0.15% esperado por el mercado.

La inflación general anual se ubicó en 3.06% acercándose al objetivo inflacionario de Banco de México. A pesar de la depreciación del peso mexicano, siguen sin verse efectos de segundo orden en los precios al consumidor.

Para esta semana solamente se espera el reporte de producción industrial de marzo, donde se espera ver una ligera aceleración con respecto al crecimiento reportado en febrero.

Estados Unidos

Los índices S&P, Dow, y Nasdaq terminaron la semana pasada con saldo positivo, luego de la publicación del reporte de empleo de abril el viernes. Antes de eso, los mercados accionarios y las tasas de bonos habían mostrado cautela ante el dato de empleo.

En el reporte, el incremento en la nómina no agrícola estuvo ligeramente por debajo de lo esperado. A pesar de ello, creemos que el dato demuestra que el bache en la creación de empleos de marzo fue temporal. 

Otros aspectos relevantes del reporte fueron la disminución en la tasa de desempleo, a su nivel más bajo desde mayo de 2008, así como un incremento en la tasa de participación laboral.

Con respecto a la temporada de reportes trimestrales, esta se encuentra ya muy avanzada; al momento de esta redacción el 89% de las compañías en el S&P 500 habían publicado sus resultados trimestrales. 

El 45% de estas empresas sorprendieron positivamente en la línea de ingresos, por debajo del promedio histórico de 58%; mientras que el 72% sorprendió positivamente en utilidades por acción, marginalmente por debajo del promedio de 73% en los últimos cinco años.

Las empresas que han publicado reportaron una caída de 3.8% en ingresos, así como un retroceso de 0.08% en utilidades por acción. Vale la pena recordar que al cierre de marzo, la expectativa del mercado era de ver una caída de 4.7% en utilidades por acción del primer trimestre de 2015 para el S&P 500.

Para esta semana se espera que los indicadores económicos confirmen un rebote en la actividad económica para el segundo trimestre.

En el reporte de ventas minoristas se espera un menor crecimiento que el mes anterior, aunque esto se atribuye a menores ventas de vehículos y de estaciones de servicio, por la gasolina. Excluyendo vehículos y gasolina, se espera una aceleración en las ventas minoristas. 

En la inflación al productor de abril, se espera una lectura marginalmente positiva para el mes, impulsada por los precios de servicios.

También se estará publicando la producción industrial de abril y el índice manufacturero Empire State de mayo. En ambos casos se espera ver un rebote a zona de expansión luego de las contracciones del respectivo mes anterior. 

Dentro de la producción industrial se espera que continúe la caída en el componente de minería, específicamente en producción de petróleo y gas, como lo sugieren los recortes de empleos en dicha industria y el menor número de plataformas petroleras.

Por último, se publica la lectura preliminar de la confianza del consumidor de abril, donde se espera una mejora respecto al mes anterior ligado a la recuperación en la creación de empleos.

Europa

El evento más importante esta semana es la reunión del Eurogrupo, la cual se espera que resulte en un comunicado que resalte el reciente progreso de las negociaciones con Grecia pero no en un acuerdo para liberar recursos de asistencia financiera. 

En la semana también se publica el PIB de la eurozona del 1T de 2015, en el cual se espera un aceleramiento respecto al trimestre anterior. La aceleración sería congruente con las mejoras en los indicadores económicos observadas en los últimos meses, e impulsada por las expectativas generadas por el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo.

Por último, esta semana se reporta la inflación al consumidor de abril en Alemania, en donde se espera una lectura negativa para el mes, perdiendo parte del impulso observado en los dos meses anteriores.

Relacionadas

Comentarios