'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Y los 205 mdd? Una historia olvidada de corrupción

El empresario mexicano de origen chino fue entregado a la PGR y será puesto a disposición del juez que lo requirió en el Cefereso 1 de El Altiplano, donde enfrentará cargos por narcotráfico y operaciones con dinero de procedencia ilícita. En Alto NIvel entrevistamos al autor del libro ‘El robo del siglo’ que nos cuenta algunos pasajes ocultos de este caso.

05-05-2015, 2:04:09 AM
¿Y los 205 mdd? Una historia olvidada de corrupción
Javier Rodríguez Labastida

Fue entregado en extradición por las autoridades del gobierno de los Estados Unidos a México, el empresario mexicano de origen chino, prófugo de la justicia, Zhenli Ye Gon, dio a conocer Salvador Sandoval, subprocurador de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la PGR.

El empresario fue puesto a disposición del juez que lo requirió en el Centro Federal de Readaptación Social 1 “El Altiplano”.

La Suprema Corte de Justicia de EU negó el pasado lunes la petición de Zhenli Ye Gon de aplazar su extradición a México para enfrentar acusaciones de narcotráfico, en uno de los capítulos finales del proceso legal iniciado en su contra en 2007.

Greg Smith, el abogado de Ye Gon, dijo que si su cliente es extraditado a México, su equipo legal buscará que sea juzgado por las mismas acusaciones por las que ya fue exonerado en su proceso legal en Estados Unidos.

Aunque no hay fecha de extradición, es posible que el gobierno de EU pueda buscar extraditar a Ye Go a México, a pesar de la solicitud pendiente de asilo político.

Apenas en septiembre pasado, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, John Roberts, había rechazado un aplazamiento de emergencia.

El juez John Facciola aprobó en febrero de 2011 la extradición de Ye Gon a México para enfrentar cargos criminales relacionados con la producción, importación y transportación de sustancias controladas, entre otros cargos contenidos en la extradición de septiembre de 2008 de México.

A continuación reproducimos un texto que publicamos en mayo de 2015 sobre el libro El robo del siglo.

La frase es inolvidable: “Coopela o cuello”. El dicho fue ocupado en mayo de 2007 por el empresario mexicano de origen chino Zhenli Ye Gon, quien se encontraba prófugo, para acusar al entonces secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, de que lo había amenazado con matarlo si no guardaba una fuerte suma de dinero en su casa.

El dinero al que se refería Ye Gon era parte del decomiso en efectivo más grande que se ha hecho a nivel mundial: 205 millones de dólares encontrados unos meses antes en un cuarto oculto de la casa de Sierra Madre 515, en la colonia Lomas de Chapultepec.

Las autoridades calificaron de ridículas las acusaciones del chino, pero una serie de interrogantes siguen sin respuesta.

“En todo el suceso hay trasfondos que no son claros: ¿por qué las cosas se dieron del modo cómo se dieron? ¿Cuál es la trama de poder? ¿Cuál es el contexto histórico y político que permite ese episodio?”, señala en entrevista el escritor y periodista Sergio González Rodríguez, quien lanzó su libro El robo del siglo, que detalla algunos pasajes de esta historia.

Puedes leer también: Un siglo perdido, el costo de la corrupción para México

La frase “Coopela o cuello” se frivolizó y fue adoptada por todos los sectores: caricaturistas, cantantes, comediantes, dibujantes, y más, sin embargo el contexto quedó gradualmente olvidado, tanto de los personajes involucrados, como del dinero, cuya fotografía imprimieron en su portada todos los diarios del país.

A partir de los cuestionamientos sin respuesta y del olvido del caso, González Rodríguez inició en 2011 una recopilación de fuentes para desentramar el caso de Ye Gon.

En su libro, una novela de no ficción, el escritor utiliza una serie de documentos emitidos por la Procuraduría General de la República (PGR), otros más vinculados al proceso judicial en Estados Unidos, múltiples entrevistas con actores cercanos al proceso y la revisión de la información publicada en los medios de comunicación.

Lo inmediato no es lo más importante cuando se da un caso de estos, sino ahondar qué lo ocasionó. Una novela sin ficción permite entrar en la trama de los sucesos acontecidos”, dice el escritor.

Te recomendamos leer también: La sociedad mexicana y su pasado corrupto

Los personajes clave

Con base en los documentos y su propia indagación, Sergio Rodríguez González señala que Zhenli Ye Gon es un hombre narcisista, con una proclividad a la carencia de moralidad o escrúpulos, que puede transitar fácilmente de lo legal a lo ilegal.

El empresario fue capturado en julio de 2007, cuatro meses después del decomiso, en Estados Unidos, donde fue acusado de tráfico de pseudoefedrina.

En México quedó otro de los personajes clave para el autor: Tomoiyi Marx Yu, la esposa de Ye Gon, y quien previo al decomiso y la captura, llevaba una relación de amasiato con su chofer, mientras su esposo paseaba por el mundo en escenarios de lujo y presumiendo su riqueza.

“Ella accede a casarse con él porque lo ve en una fotografía y le parece un hombre atractivo como marido. Llega a México y el personaje va cambiando, y en la historia pasa de una boda a estar en la cárcel a causa de su marido”, asegura González Rodríguez. Marx Yu enfrenta actualmente en México una sentencia por delincuencia organizada.

El escritor considera esta novela como un teatro de sombra china, en el que hay otros actores abstractos que no se distinguen, y que permanecen en lo desconocido, como el crimen organizado, China, el proveedor de los precursores para hacer drogas artificiales, y los políticos señalados, entre otros.

Las preguntas sin respuestas

Sergio González Rodríguez asegura que las investigaciones oficiales sobre el tema son parciales, por lo que hay una lista de interrogantes que no tienen respuesta después de casi ocho años de la captura de Ye Gon.

Algunos de los cuestionamientos tienen que ver con el destino real del dinero. Las explicaciones fueron inconsistentes, contradictorias, y nunca se habló del destino final del dinero. Otras interrogantes son ¿Quiénes eran los inversionistas aliados de Zhenli Ye Gon? y ¿cuál era su relación con el gobierno chino?

“Son temas difíciles porque las autoridades no quieren investigar, solo realizan investigaciones parciales y lo mandan al juez, que resuelve sin que existan una investigación de fondo del asunto”.

Es por ello que El robo del siglo pretende ser una consulta para invitar a los lectores a dejar atrás la voluntad de ver y creer en lo que dice la autoridad, cuando de fondo hay muchas cosas no explicadas.

Relacionadas

Comentarios