HistoriasNegocios

Mercados seguirían a la baja por decisión de la Fed

Esta semana la cotización peso-dólar podría mantenerse volátil, con presión al alza, en espera del reporte del empleo de abril en EU.

04-05-2015, 10:55:51 AM
Mercados seguirían a la baja por decisión de la Fed
Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa

La semana pasada continuó la debilidad en los datos económicos publicados en Estados Unidos. Los mercados reaccionaron a la baja ante el comunicado de política monetaria de la Fed, donde se reconoció que en los primeros meses del año se desaceleraron el crecimiento económico y la creación de empleos, aunque se manejó el discurso de que esto era principalmente por factores transitorios.

La Fed reafirmó su expectativa de que la economía recuperará eventualmente un ritmo de crecimiento moderado. También se mencionó que el FOMC considerará levantar la tasa de referencia hasta no ver un mayor avance en la recuperación del mercado laboral y hasta no tener mayor confianza en que la inflación se dirigirá eventualmente hacia el 2% objetivo.

Creemos que con esto se posterga el alza en la tasa de referencia por lo menos a septiembre del presente año.

Por otro lado, en su comunicado de política monetaria del viernes pasado, Banco de México se mostró optimista con respecto a la inflación. El banco central afirmó que la inflación podría cerrar el año por debajo de la meta de 3.0%, y mantenerse cerca de dicho nivel para el siguiente año.

Asimismo, se mencionó que la depreciación del peso mexicano frente al dólar no ha generado efectos de segundo orden en la inflación.

Por último, Banxico mencionó que se mantendrá particularmente atento a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos.

La parte larga de la curva norteamericana pudiera presentar volatilidad ante el ajuste en las expectativas sobre el primer incremento en la tasa de referencia de la Fed.

Por su parte, en México las tasas podrían reaccionar al optimismo de Banxico sobre la inflación, provocando un ajuste positivo en las tasas nominales de largo plazo.

Ante este escenario, es probable que los índices accionarios de países desarrollados continúen el movimiento a la baja de la semana pasada.

Esta semana la cotización peso-dólar podría mantenerse volátil, con presión al alza, en espera del reporte del empleo de abril en Estados Unidos.

México

La semana pasada, el Banco de México llevó a cabo su reunión de política monetaria en donde decidió mantener su tasa de referencia sin cambios en 3%.

Dentro del comunicado, el banco central mencionó que la actividad económica siguió presentando un ritmo de crecimiento moderado, aunque algunos indicadores del consumo parecen estar registrando cierta recuperación.

Por el lado de la demanda agregada, las exportaciones manufactureras mostraron un debilitamiento, posiblemente como consecuencia de los factores temporales que afectaron la actividad económica en Estados Unidos.

Finalmente, dentro del comunicado se establece que la Junta de Gobierno se mantendrá particularmente a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, así como al desempeño de la tendencia del tipo de cambio.

Con respecto a la agenda económica para esta semana, se espera el PMI de manufactura de abril y la inversión fija bruta de febrero. También se dará a conocer la confianza al consumidor de abril, la cual ha tenido un repunte en los últimos meses.

Finalmente, se publicará la inflación de abril, en donde el consenso espera una lectura de -0.26%, debido a la caída en los precios de la electricidad por el cambio de horario.

Estados Unidos

La semana pasada fue de saldo negativo para los mercados accionarios. Los mercados tomaron cautela antes y después del comunicado de política monetaria de la Fed. La Fed incluyó en su comunicado comentarios un poco más pesimistas sobre la actividad económica, aunque afirmó que se trataba en su mayoría de factores temporales.

El tono de los datos económicos publicados la semana pasada fue también negativo, destacando la decepción en el PIB del primer trimestre de 2015 y la confianza del consumidor de abril.

Con respecto a la temporada de reportes trimestrales, al momento de esta redacción alrededor de dos terceras partes del S&P 500 habían publicado sus resultados. 

De las compañías que reportaron, el 72% sorprendió positivamente en utilidades por acción (EPS), y el 45% reportó ingresos mejor a lo esperado. El porcentaje de sorpresas positivas en ambos rubros está por debajo de los promedios de los últimos 5 años, de 73% y 58% respectivamente. 

Por otro lado, entre las compañías que han reportado, se ha observado un crecimiento en EPS de 2.8%, que de mantenerse sería mucho mejor a la caída de 4.7% esperada por el consenso de analistas al cierre de marzo.

Esta semana se publican un par de datos económicos de relevancia. Destaca el reporte del empleo de abril, donde el mercado espera una fuerte recuperación en el ritmo de creación de empleos luego del bache observado en marzo, y una disminución en la tasa de desempleo.

Sin embargo, creemos que existe un riesgo a la baja en las expectativas del mercado; el promedio de cuatro semanas en las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo se mantuvo estable en el mes, mientras que los subcomponentes de empleo en el índice de confianza del consumidor de abril salieron débiles.

Por otro lado, se publica la balanza comercial de marzo, donde se espera ver un mayor déficit comercial que en febrero debido al fortalecimiento del dólar frente a otras monedas en el mes.

También se publica el índice ISM no manufacturero de abril, donde la expectativa es que se mantenga sin cambios respecto al mes anterior. Por último, se publican las órdenes de fábrica marzo, donde se espera ver un fuerte incremento impulsado por las órdenes de bienes durables, en particular por el rebote en el componente de transporte.

Europa

La semana pasada se dieron a conocer noticias positivas sobre la resolución del conflicto de Grecia con el Eurogrupo, en donde el gobierno griego dijo que estaba listo para vender una participación mayoritaria en sus dos puertos más grandes que se reusaba a privatizar, así como ser más flexibles en las tasas de impuesto sobre el valor agregado y algunas reformas de las pensiones.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, declaró que espera llegar a un acuerdo con los acreedores de Grecia antes del 9 de mayo.

Esta semana se publica la lectura final de abril en los índices PMI de la eurozona. Se espera que el PMI Compuesto se mantenga en expansión, impulsado por la periferia europea y apuntando a un fortalecimiento en la recuperación.

También se publica la producción industrial de Alemania, la cual se espera continúe mostrando signos de expansión, acelerándose marginalmente la tasa de crecimiento de 0.2% en febrero a 0.3% en marzo.

Relacionadas

Comentarios