ActualidadHistorias

Tsipras de Grecia deja abierta la opción de referendo

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que recurriría al referendo si los prestamistas insisten en demandas que su gobierno considera inaceptables.

28-04-2015, 8:15:25 AM
Tsipras de Grecia deja abierta la opción de referendo
Reuters

El primer ministro griego, Alexis
Tsipras
, dijo que confiaba en llegar a un acuerdo inicial con
los acreedores internacionales del país dentro de dos semanas, tras los
cambios en el equipo de negociadores de Grecia y la marginación de su
ministro de Finanzas, que irritó a sus socios de la zona euro.

Tsipras dijo también que él tendría que recurrir a un referendo
si los prestamistas insistían en demandas que su Gobierno -que se
comprometió a desechar las medidas de austeridad– considerara
inaceptables.

Atenas está a pocas semanas de quedarse sin fondos y las
conversaciones con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional
se trabaron por las exigencias de los acreedores de que Grecia
implemente reformas como recortes en las pensiones y la liberalización
del mercado laboral.

En una entrevista televisada, Tsipras aseguró que espera llegar
a un acuerdo con los acreedores para el 9 de mayo, tres días antes de
que venza un pago de deuda al FMI por alrededor de 750 millones de euros (815,5 millones de dólares).

El primer ministro griego descartó una cesación de pagos, pero
destacó que la prioridad del Gobierno es pagar los salarios y pensiones.

El lunes los mercados financieros griegos y el euro subieron
por las esperanzas de que la relegación del ministro de Finanzas, Yanis
Varoufakis
, mejore las posibilidades de cualquier acuerdo inicial que
evite un default que podría conducir a una salida de Grecia de la zona
euro.

Pero, según un sondeo publicado el martes por el grupo alemán
Sentix
, cerca de la mitad de los inversores prevé que Grecia saldrá de
la zona euro dentro de los próximos 12 meses.

La Comisión Europea dijo que las negociaciones para un acuerdo estaban avanzando pero no dio detalles concretos. 


Consultado sobre las opciones del Gobierno en caso de que no se
lograra un acuerdo, Tsipras descartó elecciones anticipadas, pero dijo
que el Gobierno no tenía el derecho de acatar demandas “fuera de nuestro
mandato”
y que un acuerdo que exigiera tales términos tendría que ser
sometido a referendo.

“Estoy seguro de que no llegaremos a ese punto. Pese a las
dificultades, las posibilidades de ganar en las negociaciones son
grandes”, aseguró.

Tsipras afirmó que Grecia estaba en la recta final de las
negociaciones pese a las diferencias en temas clave como la reforma
laboral, la reducción de las pensiones y un propuesto aumento del
impuesto
al valor agregado en islas turísticas.

El primer ministro dijo que esperaba un acuerdo inicial sobre
las reformas esta semana o la próxima y que la venta de activos sería
parte de las concesiones ofrecidas, incluidos la enajenación del puerto
de El Pireo
y el arriendo de 14 aeropuertos regionales.

Negociación

El lunes, Tsipras designó al viceministro de Relaciones
Exteriores, Euclid Tsakalotos, como jefe de un nuevo grupo que negocia
con los acreedores de Grecia. 

Además, en un esfuerzo por mostrar que Atenas se toma en serio
el dar a los acreedores acceso a sus datos, el nuevo equipo también
colaborará con los responsables de la UE y el FMI que pidan información
en la capital griega.

En la práctica, las decisiones quitan las negociaciones de
manos de Varoufakis, y si bien Tsipras defiende al titular de Finanzas
también reconoce una disposición amarga hacia Grecia entre los ministros
de la zona euro. 

“Hay un ambiente negativo, pero creo que es parte del juego de negociación”, dijo Tsipras.

Tsipras agregó que Grecia esperaba obtener un pago anticipado
de ganancias futuras de entre 3.000 millones de euros y 5.000 millones
de euros si concretaba un acuerdo con Rusia sobre un proyecto de
gasoducto.

Christian Noyer, gobernador del banco central de Francia y
miembro destacado del Banco Central Europeo, opinó que marginar a
Varoufakis de las negociaciones podía ser productivo, pero que a Atenas
le quedan decisiones difíciles por tomar.

“(Varoufakis) estaba creando un número de tensiones por lo que
(su marginación) ciertamente puede ayudar en las negociaciones, pero eso
no quita que (…) el Gobierno griego tiene que decidir finalmente
sobre reformas serias para reencauzar a la economía”, dijo Noyer.

 

 

Relacionadas

Comentarios