Estilo de VidaHistorias

5 restaurantes que honran a la comida mexicana

Son reconocidos a nivel mundial, son mexicanos y han elevado el sabor de los ingredientes prehispánicos a un nivel de tradición y modernidad insospechado.

24-04-2015, 1:15:48 PM
5 restaurantes que honran a la comida mexicana
Macarena Quinzaños

Cada vez es más reconocida la riqueza y oferta gastronómica de la ciudad de México. La mezcla de técnicas prehispánicas e ingredientes mexicanos con la cocina de autor ha dado por resultado exquisitas propuestas que han merecido premios internacionales y menciones en las listas internacionales de la cocina. Quienes han tenido la oportunidad de deleitar su paladar en estos restaurantes no nos dejarán mentir.

Aquí te dejamos algunos de los restaurantes mexicanos que bien saben conjugar la sazón mexicana con el glamour y lo último en la cocina para consentir los gustos de los sibaritas más exigentes en la ciudad.

1.- Pujol

Este restaurante encabeza las listas de los mejores restaurantes mexicanos. En sus hornos se ha consagrado la alta cocina en la ciudad de México, de la mano del chef y propietario Enrique Olvera.

Su cocina busca siempre la evolución y se reinventa constantemente. Sin embargo, conserva su esencia, lo mexicano. Se caracteriza por tener un estilo gastronómico muy personal de la cocina mexicana, en la que los productos locales se mezclan tanto con técnicas ancestrales como modernas.

Aquí, lo tradicional y lo contemporáneo coexisten dando por resultado exquisitos sabores en los platillos. Pujol se distingue también por la atención al detalle y la cuidadosa selección de su materia prima.

Su chef disfruta de experimentar con la variedad de ingredientes que conforman la cocina mexicana para dar paso a diversas propuestas y descubrir en cada una de ellos nuevos significados y posibilidades culinarias.

Pujol es uno de los diversos proyectos del reconocido chef Olvera. A su propuesta culinaria se le suman las cafeterías Eno, el restaurante Moxi (San Miguel de Allende), Maíz de Mar (Playa del Carmen) y Cosme (Nueva York).

Platillos:

• Tacos de barbacoa
• Elote con mayonesa de hormiga chicatana, café, chile costeño
• Mole verde
• Lengua con consomé
• Cuitlacoche, molleja, hígado
• Tamal de papa, hoja santa y ensalada de frijol criollo
• Longaniza de Valladolid

2.-Quintonil

Quintonil es resultado de la mancuerna que formaron Jorge Vallejo, un joven chef, y su esposa Alejandra Flores, especializada en el ámbito de la restaurantero. El ambiente es sencillo, relajado y acogedor. La misma Alejandra se dedica a atender en el lugar.

En este lugar, ubicado en Polanco, se cocina una visión contemporánea de la gastronomía mexicana. Sus sabores son expresiones de las formas de la cocina nacional. Han recibido premios por su menú de degustación y Vallejo ha sido nombrado chef del año por publicaciones especializadas.

Hoy en Quintonil se ofrece el menú de Primavera, fresco y con sabores muy mexicanos. Algunos de los ingredientes en sus platillos son los quelites, el pulque, el mamey, el requesón y el maíz.

Así, su cocina se conforma con chispazos de sabor donde se combina el aceite, lo dulce, lo salado y lo ácido. Además, la exquisitez de su repostería también merece la visita, en la que se ofrece una fresca nieve de nopal. Búscalo aquí.

Platillos:

• Ensalada de quelites con emulsión de sus propios tallos, jitomates y aguacate al comal y queso Cotija
• Marlín ahumado en salsa verde, verdolagas, hinjo y guacamole
• Crema de chayote con requesón
• Tamal de amaranto en salsa verde, quelites y crema de rancho

3.- Amaranta

Aunque este acogedor espacio se localiza en Toluca y no en la ciudad de México, bien vale darse una vuelta para conocerlo y probar sus platillos.

La propuesta de Amaranta es una cocina mexicana moderna, que enorgullece especialmente a la comida e ingredientes mexiquenses en una constante reinvención de sabores.

Es una creación del chef Pablo Salas y en él encontrarás platillos como el pambacito de mole verde o el sándwich frito relleno de pollo y mole. Su materia prima es bien seleccionada en los mercadillos locales y los distintos municipios del estado, pues él mismo se considera un fiel promotor de los sabores, aromas y colores de su tierra.

Una de sus especialidades es el cuidadoso trabajo que hace con el cerdo. Piel, manitas, carne molida, papada, chuletón y cabeza son parte de las exquisitas creaciones del chef.  Asimismo, los cortes son soberbios, suaves y elegantes.

Para disfrutar de un buen vino, este lugar también cuenta con Francisco Salas, el sommelier quien estará atento a aconsejarte cuando se trate de maridar los platillos para embelesar  a los sentidos. Su cava está bien acondicionada y con una selección de 300 etiquetas. Búscalo aquí.

Platillos:

• Carpaccio de manitas de cerdo
• Enchipotladas de filete de res
• Bagel de salmón mexiquense ahumado
• Crepas Malinalco
• Tamal de queso envuelto en chile jaral
• Papada de cerdo con pipián verde
• Tacos de “caviar” mexiquense
• Coctel Negroni Amaranta

4.- Guzina Oaxaca

Casero, natural, tradicional y oaxaqueño. Así es Guzina Oaxaca, del reconocido chef Alejandro Ruíz, quien ya había mostrado su talento culinario desde su restaurante Casa Oaxaca, en Oaxaca.

Guzina, significa “cocina” en zapoteco y este espacio es un estandarte a lo oaxaqueño. En su interior, los detalles en las mesas los han impreso artistas como el pintor Amador Montes y el ceramista Omar Hernández, ambos originarios del estado. Los interiores son obra de Raúl Cabra y Silvia Suárez que han dejado suaves pinceladas para crear un ambiente muy íntimo, confortable y tradicional.

El trabajo de este chef se caracteriza por utilizar en sus platillos productos frescos y orgánicos, pero sobre todo por darle vida a platillos con auténtico sabor a Oaxaca con una presencia vanguardista y toque gourmet.

Además de su sazón oaxaqueña, uno no puede dejar pasar el deleite que surge al combinar los platillos con mezcal y una rica cerveza artesanal.

Esta sucursal de Oaxaca en la ciudad de México ofrece platillos con mole, quesos, chocolate, chapulines, chicharrón, cecina, chorizo, chiles oaxaqueños, etc. una vasta gama de ingredientes que te trasladan hasta la bella Oaxaca. Búscalo aquí.

Platillos:

• Tacos de hoja santa rellenos de chapulines, quesillo y frijol
• Sopa de frijolón con quesillo, tortilla y hierba de conejo
• Ensalada de jitomate con pesto de chapulín y queso oreado oaxaqueño
Chile de agua nativo relleno de ceviche de amarillo en salsa de maracuyá y piloncillo
• Mousse de chocolate con triturado de cacao, un rollito de chocolate relleno de pulpa de guanábana y el toque fresco de una flor aromática oaxaqueña, la rosita de cacao.

5.- Azul Histórico

Una antigua mansión del siglo XVII, en el Centro Histórico, es el escenario perfecto para este elegante y sofisticado restaurante: Azul Histórico.

Los sentidos se deleitan no solo con la exquisita cocina del chef Ricardo Muñoz Zurita, sino también por la delicada y moderna decoración que contrasta con la arquitectura colonial  del Palacio de Miravalle. Además, tiene una linda terraza que por las noches es un mero agasajo y un rincón lejano al bullicio de las calles.

En este lugar, lo indígena y lo colonial se fusiona y cede el paso a platillos mexicanos que recogen lo mejor del territorio nacional, desde el mar hasta el centro. Aunque se respeta la tradición, también se imprime lo contemporáneo, lo propositivo, lo nuevo.

Sus platillos son tan sabrosos como coloridos. El mezcal se sirve en jícaras decoradas muy al estilo mexicano. Un lugar del que no te arrepentirás. Búscalo aquí.

Platillos:

• Pato en salsa de mando
• Crema de cilantro
• Tamal de chocolate
Mole amarillo con venado
Empipianadas rellenas de minilla (guiso dulce con camarón, pasas y nueces)

Relacionadas

Comentarios