'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Inflación, ¿inmune a la depreciación del dólar?

El panorama para el peso mexicano no parece alentador. Pero es normal frente a un tipo de cambio que no favorece a la moneda nacional.

23-04-2015, 8:48:45 AM
Inflación, ¿inmune a la depreciación del dólar?
Gabriela Guerra

Son las causas de la depreciación del peso frente al dólar las que nos permiten despejar un poco el panorama y verlo con luz larga. 

En 2015, la cotización del dólar ha estado, en promedio, ligeramente por encima de los 15 pesos; con momentos picos en que se ha aproximado peligrosamente a los 16. Significa que desde diciembre el peso se ha depreciado más de 4.5%, y no es de menor importancia.  

La subida del billete verde frente al peso implica, objetivamente, que las importaciones mexicanas cuesten más caras y las exportaciones más baratas, afectando la balanza de pagos

Para los mexicanos puede significar una subida en los precios de los bienes de consumo que llegan del exterior. Y teniendo en cuenta que la mayor parte de nuestras importaciones proviene de Estados Unidos, entonces esperaríamos que alimentos, bebidas, productos electrónicos y manufacturados, entre otros, aumenten su valor. 

En estos días, sin embargo, si enfrentamos esto a lo que está ocurriendo en el mercado interno, los comerciantes parecen asumir gran parte del costo, pues la inflación se mantiene en niveles apropiados. 

Inflación, ¿inmune a depreciación del dólar?

Las presiones inflacionarias que caracterizaron el 2014 se han disipado en los primeros meses de 2015. El Índice Nacional de Precios al Consumidor se situó en 2.97% a tasa anual durante la primera quincena de marzo, o sea, en la meta del banco central de 3% (+/- 1%). 

La perspectiva es que suba, si acaso, ligeramente por encima de ese 3% en lo que resta de año, niveles no vistos desde 2006, antes de la gran crisis financiera

Según los datos oficiales, impuestos (reforma fiscal) como el aplicado a la comida chatarra contribuyeron a que la inflación en alimentos procesados subiera de 2.67% en diciembre de 2013, a 4.64% en enero de 2014. 

Pero para este año, cuando el mercado ya ha asumido estos costos, la inflación cayó de 5.31% en diciembre a 2.98% en marzo. Otras reformas han actuado también en la moderación de los precios, como la energética y la de telecomunicaciones. 

La inflación anual de los servicios ajenos a la vivienda y la educación cayó 165 puntos base de diciembre a marzo.

En días pasados el propio gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, reconoció como hecho histórico que la depreciación del dólar no afectará el costo de la vida en el mercado interno, como en otras ocasiones. 

¿Qué provoca la depreciación?

Efectivamente, esta depreciación ha sido motivada por factores externos, que México parece manejar, al menos en las estadísticas. 

La incertidumbre en la política monetaria de Estados Unidos y la caída excepcional de los precios internacionales de petróleo (con una devaluación de alrededor del 50% desde junio de 2014) son lo que motiva esta depreciación de monedas en países emergentes frente al dólar, de la que el peso mexicano no escapa. 

Según la directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, la paridad peso-dólar puede finalizar este año en 13.90 pesos. 

De que el 2015 va a ser un año de altibajos para este indicador, no hay ninguna duda. Pero al parecer, por el consenso de los analistas, es poco probable que llegue, y menos aún que sobrepase, los 16 pesos por dólar. 

Se espera que para la segunda mitad del año la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos comience a elevar la tasa de interés, hoy en niveles históricamente bajos (0.25%), pero estos aumentos serán paulatinos, y aunque de entrada generan incertidumbre en los mercados y los tipos cambiarios, el efecto debe ser asumido gradualmente. Ejecutivos de Mercados Financieros de Santander han descartado que las cifras del dólar se sostengan en alrededor de los 15 pesos mexicanos. 

Por otra parte, y como ya ha venido ocurriendo, de darse un incremento desmesurado del dólar frente al peso, Banxico saldría a proteger la economía con los mecanismos que posee. Subastando dólares para suavizar la depreciación de la moneda nacional

Las reservas internacionales de México y la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional amortiguan en cierta medida los escenarios catastróficos. 

En los próximos meses, sin dudas, vamos a tener otras situaciones convulsas, dado que se aproxima la negociación en el Congreso estadounidense sobre si elevar o no el techo de la deuda, lo que cada año provoca incertidumbre en el poderoso país y en los mercados ligados a este. 

¿Llegó la hora de invertir en dólares?

Si consideras comprar dólares para luego venderlos y obtener una ganancia, evidentemente éste no es el momento, dado que la volatilidad en el tipo de cambio debe continuar durante el año, habrá momentos de descenso: alrededor de 13 pesos por dólar, y otros en los que, como alertan los expertos, el dólar puede sobrepasar considerablemente los 15 pesos. 

Cuando baje, ese sería el momento de comprar, cuando suba y los mercados y los medios de prensa estén escandalizados, ese será el momento de vender. 

Esta estrategia puede no dar resultados instantáneos, y depende de la paciencia de cada inversionista para esperar las bajas y las alzas. Así que no lo tomes como una ganancia segura, ni inviertas tu dinero del diario en ello. 

Por otra parte, y viendo a más largo plazo, la economía norteamericana parece tener bases mucho más sólidas que en años anteriores. Ello le daría una fortaleza y estabilidad por la que sí valdría la pena invertir en instrumentos denominados en dólares, que es otra cosa bien diferente.

Sin embargo, si esa ganancia la va a regresar luego a México, es fundamental tener en cuenta lo que el tipo de cambio va a hacer con ella. 

La recomendación es esperar un mejor momento e invertir mientras en instrumentos que se coticen en la Bolsa Mexicana de Valores, pero es una decisión individual en la que debe participar activamente tu asesor financiero

Relacionadas

Comentarios