HistoriasManagement

Cifras, razones e ideas para forjar el hábito de leer

Nos piden habilidades, pero entre ellas no está la lectura, ¿cómo impulsar este hábito en medio del estrés y la rutina? En el Día del Libro te lo decimos.

23-04-2015, 6:39:19 AM
Cifras, razones e ideas para forjar el hábito de leer
Javier Rodríguez Labastida

Hoy es un buen día para comenzar a leer. Un día como hoy, pero en 1616,
fallecieron Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare e Inca Garcilaso
de la Vega, lo que originó el nacimiento del Día Mundial del Libro.

La lectura es un hábito que ha ido perdiendo terreno ante la
incursión de los medios tecnológicos, redes sociales, y que ha encontrado
obstáculos en la velocidad de las rutinas, el estrés, y los problemas
económicos.

Toda la información ahora está hecha en pedacitos. Sí escribimos
y leemos todos los días, pero es lo mínimo. Los 140 caracteres de Twitter o un
post de Facebook, pero lo que hace el libro te aísla un poco, te lleva a un
mundo propio y luego te devuelve a tu mundo con nuevas ideas”, dice Armín Gómez
Barrios, profesor investigador del Departamento de Comunicación y Arte Digital
del Tecnológico de Monterrey
, campus Ciudad de México.

Según la última Encuesta Nacional de Lectura, mientras en 2006 los mexicanos leían
en promedio 2.6 libros al año, la cifra en 2014 subió ligeramente a 2.94. En estos días
se prevé una actualización del estudio.

“Una métrica adecuada debería ser un libro por mes. Menos de
eso, habla muy mal del desarrollo como sociedad intelectual, pues hay una
creación de ideas que no están visualizadas o digeridas a través de la lectura”,
dice Gómez Barrios en entrevista.

Te recomendamos leer: .10 libros que todo emprendedor debe leer.

¿Cuál es el comportamiento del mexicano?

El mayor porcentaje que busca un lugar para leer acude a la
sección de libros y revistas de una tienda departamental (30.1%), en segundo
lugar se encuentran las personas que fueron a una librería (21.1%), en tercer lugar
las que acudieron a un puesto de libros o revistas usados (16.2%) y el menor
porcentaje se registró en personas que fueron a alguna biblioteca (10.4%), de
acuerdo al Módulo de Lectura (MOLEC), levantado por el INEGI el pasado febrero.

Según este estudio, que se realizó en más de 2,000 viviendas
de las 32 entidades, el tiempo promedio por sesión continua de lectura del
total de la población, es de 39 minutos. Los varones mantienen un promedio
ligeramente menor que las mujeres, con 38 y 41 minutos respectivamente. Este tópico refiere a cualquier tipo de lectura, no solamente a libros.

Los jóvenes de 18 a 24 años son quienes más leen libros,
revistas, historietas y páginas de Internet; mientras que el grupo entre 45 y
54 años prefiere los periódicos
. El reporte del INEGI señala que las
principales razones para no leer son “por falta de interés” (36.8%) y “por
falta de tiempo” (35.8%).

Te recomendamos leer: .5 libros con 5 ideas que revolucionarán tu pensamiento.

Tips para comenzar a leer

Armín Gómez Barrios señala que, en nuestro entorno, no
existen estímulos al desarrollo intelectual, por el contrario, hay una
tendencia de que tenemos que desarrollar habilidades
para tener un trabajo, es
decir, cosas que podemos hacer, sin embargo, esos retos no tienen que ver con
la lectura de libros.

El académico del Tec hizo una serie de recomendaciones a los
usuarios de AltoNivel.com.mx para comenzar el hábito de la lectura:

1.- El gusto empieza por los ojos. El catedrático del Tec señala
que para comenzar a leer debes hacerlo a través de temas y autores que sean de
tu interés. Puede ser la recomendación de un amigo, o alguna reseña de la que
hayas visto en redes sociales y que llamó tu atención.

2.- Antes de dormir. Qué te parece si a partir de hoy alejas un
poco tu dispositivo móvil en las noches, y en lugar de que lo último en
consultar sea tu muro de Facebook tomas un libro y descansas tu vista.

3.- Mientras esperas. El catedrático del Tec señala que
actualmente perdemos mucho tiempo en el tráfico y en momentos de espera, por lo
que recomienda llevar un libro para aprovechar ese tiempo en la fila del banco,
en la sala de espera, o en cualquier lugar en el que incluso esperar pueda
llegar a desesperarte.

4.- Organiza a tus amigos. Crea círculos de lectura. Si no
tienes tiempo de hacerlo en persona, hazlo en las redes sociales. Facebook es
una buena herramienta. Organízate con tus amigos para leer un libro y hagan
discusiones y recomendaciones a través de sus redes sociales.

“La lectura
tradicional tiene que estar ligada con los nuevos medios”

5.- Conviértelo en un reto. El profesor investigador considera
que una forma de impulsar la lectura es hacerlo a través de concursos al
interior de las empresas. Hacer una lectura del mes y que alguna área realice
una reseña del libro para subirla a su plataforma interna y discutirla.

6.- Y ¿por qué no? En el baño. “Aunque suene un poco
escatológico, pero tenemos que encontrar espacios para estar aislados, quietos
y no estar prestando atención a diferentes cosas al mismo tiempo”, dice Armín
Gómez, por lo que no debes descartar cualquier espacio.

Epílogo

Si no has encontrado suficientes razones, Óscar Galicia, jefe
del laboratorio de procesos básicos e investigación en neurociencias y
académico del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, nos
da un argumento científico que incluso ayudará en tu toma de decisiones.

El área del cerebro más involucrada en la lectura es la
corteza prefrontal, que te permite imaginar: “Logras la traducción
automática de las palabras a imágenes mentales. Cuando un libro describe una
imagen, o un sentimiento, nuestro lóbulo frontal nos permite ser capaces de
recrearlo en nuestra mente”.

Cuando leemos, aseguro el especialista, activamos las mismas
zonas cerebrales relacionadas con nuestra vista cotidiana,
las que regulan
sistemas relacionados con la generación o regulación de estados emotivos, la
empatía y la imaginación.

Una lectura puede desentramar esa decisión que te ha
generado dudas, también puede ayudarte a reflexionar, pensar y aprender, sin
tener que experimentar necesariamente.

¿Qué estrategia recomendarías para comenzar a leer?

Relacionadas

Comentarios