1Z0-001 HP0-634 1Z0-854 JN0-331 ST0-130 HP2-T31 1Z0-507 P_SD_64 GB0-180 A2010-564 C2090-913 HP2-K18 C2180-270 000-433 351-018 920-345 000-745 000-191 070-545-VB 70-346 ITIL-F-CHS SD0-302 920-232 642-426 HP2-B100 LOT-917 000-210 MB4-641 920-252 000-995 310-810 1Z0-517 920-807 50-632 TB0-105 310-045 000-235 000-992 350-040 270-551 920-344 E20-011 C2090-735 350-024 074-325J 1Y0-A25 070-225 HP2-H25 1Z0-204 000-268 000-M23 000-M220 E20-016 000-386 HP2-B27 920-533 JK0-U11 CUR-011 1Y0-A20 70-515 Aplica un plan detox de dos días y libera a tu cuerpo | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 12:00 04/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

Aplica un plan detox de dos días y libera a tu cuerpo

¿Sabías que debes depurare una vez al año? Conoce los alimentos y prácticas saludables que ayudarán a limpiar tu organismo de aquello que te daña y envejece.

Aplica un plan detox de dos días y libera a tu cuerpo

Con dos días de desintoxicación lograrás liberar casi al 100% de tu cuerpo de los agentes dañinos.

17-04-2015
POR: Macarena Quinzaños

Aunque nuestro cuerpo tiene sus propios métodos de depuración, quizás no alcance a eliminar todas las sustancias tóxicas que se van acumulando en el cuerpo, especialmente después de los excesos de unas vacaciones, un estilo de vida acelerado y estresante y, por supuesto, una mala alimentación.

Estas sustancias dañinas se conocen como toxinas y están presentes en el entorno y en los alimentos. Su acumulación trae consigo diversas enfermedades al cuerpo, daños celulares, de tejidos y de órganos. Sus estragos también se traducen en cansancio, problemas digestivos, dolores de cabeza, resfriados prolongados e insomnio.

Son diversas las causas que llevan al acumulamiento de toxinas en el cuerpo. Algunas de ellas son la falta de ejercicio, la mala alimentación (exceso de alimentos procesados, altos en azúcares y grasas), no tomar agua suficiente y comer demasiado por la noche (una cena excesiva no permite al cuerpo realizar la reparación celular necesaria ni la limpieza del organismo, por tener que centrar toda la energía en los procesos de digestión).

¿Cómo se limpia el cuerpo naturalmente?

El hígado, los riñones, los pulmones, los intestinos y la piel son los encargados de limpiar constantemente nuestro organismo. El hígado procesa las sustancias tóxicas y, a través de la sangre, las envía a los riñones para que sean eliminadas a través de la orina o mediante la billis a los intestinos para que las expulsen en forma de heces. La piel lo hace a través del sudor, limpiando también su capa más externa. Los pulmones aportan el oxígeno fresco necesario para limpiar y realizar estas funciones.

Si tu cuerpo no alcanza a eliminarlas totalmente, tú puedes activar y ayudar a mejorar estos procesos de depuración y obtener un organismo más saludable.

Ayuda a eliminarlas…

Es muy recomendable que, al menos una vez al año, realicemos una dieta depurativa que nos permita limpiar totalmente nuestro cuerpo de estas sustancias dañinas.

La primera clave para lograrlo siempre será llevar una vida saludable y una alimentación balanceada, que incluya muchas frutas y verduras, pues estas contienen antioxidantes y diuréticos que son los que más ayudan en la tarea de limpieza.

El limón y la manzana son dos frutas extraordinarias en la acción de limpieza del cuerpo. Son muy ricas en antioxidantes y vitamina C.

El limón estimula la vesícula biliar, cooperando con las funciones hepáticas y digestivas. La manzana, por su parte, posee una combinación de fibra y pectina que disminuye los niveles elevados de colesterol y regula la función digestiva y purificadora en el cuerpo.

Otros alimentos que te ayudarán en esta tarea son las uvas (tienen propiedades diuréticas y laxantes. Limpian la sangre y los intestinos. Son ricas en antioxidantes, potasio y fibra), el apio (fuente rica de vitamina C y fibra. Mejora la circulación de la sangre y favorece el tránsito intestinal), los espárragos (fuente de fibra, potasio, ácido fólico y vitamina C. Ricos en antioxidantes y tienen propiedades diuréticas) y la granada (buen diurético, pocos azúcares, mucha fibra, vitamina C y muy rica en antioxidantes).

Busca que los lácteos que consumas sean bajos en grasas y azúcares. Reduce el consumo de proteína animal y aumenta la cantidad de cereales y fibras en tu dieta.

Al comer, procura masticar bien todos los alimentos para evitar que lleguen a los intestinos sin haberse degradado lo suficiente y así evitar la acumulación de gases y una digestión pesada.

El agua juega un papel muy importante, así que asegúrate de ingerir dos litros de agua diarios para mejorar las funciones renales y eliminar los tóxicos. Puedes complementar la hidratación del cuerpo mediante infusiones de romero, manzanilla, tila o achicoria

Debes mantener un régimen libre de azúcar, grasa, alcohol y cafeína. También reduce los niveles de sal en tus alimentos.

De acuerdo con los especialistas, si esta dieta se realiza estrictamente por solo dos días, habrás limpiado tu cuerpo casi al 100%. Por supuesto que para lograr una buena depuración, el consumo de tabaco está prohibido.

Cuando cocines, procura preparar los alimentos de forma sana, es decir, utiliza técnicas como a la plancha, al vapor, hervido, asado u olla a presión. Es mucho más saludable que recurrir a lo frito.

Cena ligero. Incluye en tu menú verduras o cereales integrales y si consumes alguna carne, que sea con menos del 10% de materia grasa (pavo, conejo o pollo) o pescado blanco. Espera unas horas después de cenar para irte a dormir, así facilitas la digestión.

También te aconsejamos caminar de 15 a 30 minutos diarios, a paso rápido, para oxigenar tu cerebro y limpiar tus pulmones con aire fresco.

comentarios