'; Alto Nivel
HistoriasManagement

6 puntos de enfoque para ser un líder de cambio

Existe una regla de oro para poder ser mejores día a día: entender a nuestros cerebros. Aquí 6 consejos para combatir la rutina y ser agente de cambio.

12-04-2015, 3:03:22 PM
6 puntos de enfoque para ser un líder de cambio
Tatiana Gutiérrez

Son muchas las responsabilidades que recaen en los hombros de los líderes, desde crear carreras y vidas exitosas – de manera personal-, pasando por la responsabilidad de llevar una empresa al éxito hasta instruir, apoyar y generar nuevos líderes, sin embargo, cada una de estas responsabilidades tienen retos y obstáculos a resolver de manera cotidiana y muchas veces pareciera que no hay solución, ¿Cómo ser un líder promotor del cambio, aún con todas las responsabilidades diarias?

Brian Tracy, experto en temas de liderazgo y management, así como Presidente de la Consultora Brian Tracy International; asegura en su libro “¿Cómo lideran los mejores líderes?” que cualquier persona que se considere como tal, tiene siete responsabilidades fundamentales: 

1. Establecer y concretar metas comerciales. 
2. Innovar y comercializar. 
3. Resolver problemas y tomar decisiones. 
4. Establecer prioridades y tareas clave.
5. Ser un modelo para los demás. 
6. Persuadir, inspirar y motivar a otros a seguirle. 
7. Tener un buen desempeño y obtener resultados. 

Cada uno de estos puntos van de la mano y engloban los tres pilares fundamentales para los que el líder trabaja: la empresa, su gente y para sí mismo. Sin embargo, en las empresa como en los líderes, aquellos que no innovan y crean nuevos modelos, quedan obsoletos. Entonces, ¿qué nos lleva a ser promotores del cambio?

Estanislao Bacharch, profesor de biotecnología en la Universidad de Buenos Aires y experto en temas de liderazgo, asegura que existe una regla de oro para poder ser mejores día a día: entender a nuestros cerebros para entender a nosotros mismos, asegurando que cualquiera que quiera liderar el cambio tiene que arriesgarse a lograrlo. 

Pero como todo líder, también necesita una ayudadita, Bacharch nos deja seis puntos focales en los que el líder debe empezar a trabajar ¡Ya!

1. Performance

Siempre estamos en constante exposición hacia los demás: opiniones, recomendaciones, exigencias, necesidades; todos y cada uno de los que componen a la organización pueden llegar a influir en nosotros mismos. El experto asegura que la mejor manera de ser un líder todos los días es evitando la influencia de los demás – ¡Ojo!  No quiere decir que no aceptes consejos y sugerencias-, necesitas depurar lo que los demás dicen y al mismo tiempo estar convencido de lo que quieres hacer.

La primer regla es: ¡Evita que el comportamiento de los demás, influya en el tuyo!

2. Amenazas

¿Quién no se ha visto amenazado en su tarea como líder? Todos. La recomendación del experto es considerarlas todas como un reto.

Lo primero que debes hacer es evaluarlas, saber qué riesgos conlleva cada una de ellas, seguramente después de hacer este primer paso te darás cuenta que lo imposible ha comenzado a tener solución. 

El segundo paso es ‘atreverse’, el experto asegura que muchas amenazas pueden llegar a convertirse en grandes oportunidades de éxito, todo depende del cristal con el que se mire. 

3. Y… ¿dónde estás hoy?

Si tú no estás convencido de quién eres y de qué quieres, ¡Olvídalo! Empezamos mal. “Las empresas funcionan con gente comprometida, con gente que sabe qué es lo que quiere, esta es una gran estrategia que influye y que se manifiesta desde a quién contratamos”, comenta el experto. 

El líder del cambio sabe quién es y hacia dónde va.

El compromiso con los ideales propios y los de la empresa es necesario para influir en los demás de manera positiva, asegúrate de estar seguro de tu papel como líder, esto no sólo te ayuda a ejecutar mejor tu papel, también te prepara para los cambios que toda empresa atraviesa, preparándote a pasarlos con éxito. 

4. Comunica el cambio

La mejor solución al 60% de los problemas organizacionales es la comunicación efectiva. De acuerdo con Bacharch, la mayoría de los líderes piensan que la amenaza, es una buena forma de comunicar el cambio, sin embargo, el experto asegura que la amenaza sólo crea una reacción momentánea, ocasionando que el demás tiempo, se actúe de manera cotidiana.

“La gente no cambia con amenazas, la gente necesita cambiar con estrategias”, indica. 

Para ello, el líder debe tomar en cuenta tres factores: ver, sentir y hacer el cambio. La recomendación es crear historias donde cada componente tenga un papel importante, cuando la gente se siente parte del cambio, la gente se compromete al cambio. “Predicar con el ejemplo.”

También puedes leer: 4 errores de comunicación interna durante una crisis

5. Expectativas y foco en soluciones

¿Te preocupa no encontrar soluciones? Tranquilo que el cerebro está hecho para encontrar oportunidades de cambio, lo que también permite crea expectativas.

Sin embargo no todas las expectativas son racionales y mucho menos medibles. Para evitar meterte en embrollos, el experto asegura que el punto focal para crear expectativas reales, es enfocarte en las soluciones.

“El cerebro está acostumbrado a ver principalmente los problemas, de hecho el 80% del tiempo lo hacemos”. 

¿Cómo encontrar la solución? Trabajando a partir de las experiencias, esto te ayuda a facilitar los procesos y te hace anticiparte a los problemas. Es decir, si la situación en la que te encuentras te recuerda un momento vivido en la empresa anterior donde trabajabas, es momento de poner atención ahí. “No significa vivir del pasado, esto no te hace débil, te hace humano, tienes que ayudarte a encontrar soluciones, y esto es analizando qué haz hecho bien y qué mal”, comenta el especialista en temas de liderazgo. 

6. El poder de vetar

El cerebro procesa más de 60 mil cosas al día y es imposible poner atención a cada una de ellas, por ello tan importante ‘el poder de vetar’. “Aquí existe un grave problema, todos cometemos acciones involuntarias, muchas de ellas que podemos evitar diariamente”, pero ¿cómo podemos hacerlo?

También puedes leer: Mindfulness: 4 ritos para enfocarte en lo importante

El primer paso está en el autoconocimiento, tú sabes qué reacciones te produce cada situación, aquí es donde entra la parte consciente: si esta reacción no es benéfica para ti o tu empresa ¿por qué la tomas? Es momento de parar antes de hablar. 

Sé consciente de tu reacción y de tu proceder, esto te ayudará a generar alternativas que sean mejores y más saludables para enfrentar la situación en la que te enfrentes. Sé capaz de generar nuevas rutinas para tu cerebro. 

Y tú, ¿cómo eres líder del cambio? ¿Cuáles son tus recomendaciones?

Relacionadas

Comentarios