'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Claves de Plantronics para ser un Great Place to Work

Después de ser una planta con bajos resultados se convirtió en la más importante para la empresa a nivel mundial. ¿Qué hicieron? Hacer felices a sus empleados.

09-04-2015, 11:47:14 AM
Claves de Plantronics para ser un Great Place to Work
Alejandro Medina González

Alejandro Bustamante es un hombre completamente sencillo, amable, cordial y sobre todo sonriente, cualidades que mantiene a toda costa, aún cuando sabe que tiene un empleo sumamente demandante.

Este mexicano, radicado hoy en la Unión Americana, es desde 2012 el Vicepresidente Mundial de Operaciones de Plantronics, una de las empresas de tecnología e innovación más importantes de Estados Unidos y el mundo.

¿Cómo consiguió llegar hasta este puesto? Básicamente posicionando a la planta tijuanense de Plantronics como la más productiva, competitiva y exitosa de todo el planeta, por encima de lo que hace cualquiera de sus filiales latinoamericanas o europeas.

Y es que Bustamante, quien anteriormente dirigía precisamente a esta unidad de Plantronics, fue el encargado de comenzar 15 años atrás con arduo proceso interno de trabajo y desarrollo, que nació en la planta en medio de una tremenda crisis que vivía.

Los resultados están ahí: Por quinta ocasión consecutiva, este 2015 la planta de Plantronics en Tijuana consiguió el galardón de la mejor empresa para trabajar en México, otorgado por Great Place to Work, además de que la filial ha conseguido ganar ya el Premio Nacional de Calidad.


Te recomendamos leer: Top: Las 10 mejores empresas para trabajar en México

Del infierno al cielo

Fue a mediados de la década de los 90’s, cuando la planta de Tijuana topó con pared. Los resultados que mantenían en aquel entonces estaban muy alejados de lo que lo que la compañía pretendía de ellos y obligaron a Plantronics a pensar en alternativas.

Así la sede de la compañía decidió comenzar quitarle paulatinamente peso a la fábrica del norte de México e inició un plan para llevar parte de sus operaciones nacionales hasta el continente asiático, donde China empezaría a realizarlas.

La medida caló hondo en la gente de Tijuana, quien en aquellos momentos comenzaba a ser encabezada por Alejandro, quien junto un equipo de colaboradores se planteó revertir esta tendencia apoyándose en su mejor arma para hacerlo: sus propios trabajadores.

“Nosotros nos dimos cuenta de la importancia que tenía el desarrollar a nuestros trabajadores, así que comenzamos a conocernos todos mucho más y fuimos generando motivaciones para ellos”, explica Alejandro Bustamante.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, el hoy directivo global de la empresa relata que el transformar a la planta de la empresa fue un enorme reto que no se hubiera podido lograr sin el apoyo de todas las personas que ahí colaboran, de arriba a abajo.


*Alejandro Bustamante (izquierda) junto a una comitiva de la embajada de EU en la planta de Tijuana.

También te puede interesar: 5 lecciones de LinkedIn para desarrollar talento

Mentalizando a la planta

Luego de ponerse en mente el realizar un cambio positivo en la compañía, Bustamante se dio cuenta que una de las primeras acciones que debía realizar como líder era el fortalecimiento de la mentalidad de sus trabajadores, quienes tenían que estar satisfechos de estar en la compañía y así otorgar mejores resultados.

Para esto creó una junta denominada de Misión, Visión y Valores, la cual reunía cada semana a los más de 30 distintos jefes que tenía la planta para generar propuestas que mejoraran el rendimiento de sus equipos e hicieran felices a los trabajadores.

A partir de este experimento comenzaron a salir ideas cada vez más interesantes, desde la generación de incentivos laborales para los trabajadores, planes de carrera o capacitaciones, hasta experiencias que permitieran a los empleados sentir alegría por estar en su puesto de trabajo.

Una de estas experiencias, impulsada por Alejandro Bustamante, fue el llevar a la Orquesta Sinfónica de Baja California a dar un concierto especial al área de producción de la planta, generando una gran felicidad en los trabajadores, quienes en muchas casos nunca habían tenido la oportunidad de presenciar un evento de este tipo.

Otra de las muchas actividades que se desarrollaron fue la contratación de la obra del pintor mexicano Raúl Anguiano, la cual estuvo expuesta en la planta durante un fin de semana para beneplácito no sólo de los trabajadores, sino también de sus familias. Alrededor de cinco mil personas acudieron a ver los cuadros a Plantronics.

“Lo que tratamos de hacer son cosas sencillas pero fuertes que generen valor en la vida de la gente, que los hagan sentirse estimados por la compañía en la que trabajan”, indica Bustamante.


Te recomendamos leer: ABC del Capitán Phillips para tener equipos fuertes

Valores empresariales

El ahora directivo global de la compañía de tecnología menciona que para llevar a la planta de Tijuana hasta el sitio en el que se encuentra hoy, apoyó en su interior el desarrollo de cinco valores muy importantes que todas las compañías deberían tener en su ADN.

1.- Calidad de los productos

Lo más importante para Plantronics Tijuana en su momento era mejorar sus resultados, motivo por el cual Bustamente no sólo se puso en mente el generar más, sino también desarrollar calidad ellos, tratando de que la producción de la planta fuera la mejor del mundo.

2.- Capital humano

Para poder mejorar su producción, tal y como lo mencionamos, los directivos se encargaron de desarrollar a sus trabajadores, otorgándoles planes de carrera, capacitaciones, becas para sus hijos y constante retroalimentación. Hoy la planta cuenta para este tema con un presupuesto anual superior a los tres millones de pesos.

También te puede interesar: Dale valor a tus colaboradores y sé un mejor líder

3.- Innovación y creatividad

La planta está enfocada siempre en mejorar, es por esto que valoran todas las ideas que generan sus trabajadores en su interior y tratan de sacarles el mayor jugo posible. Alejandro Bustamante señala que este impulso a la creatividad de los colaboradores permite a la planta ganar en promedio cada año hasta seis millones de dólares, provenientes de proyectos que hacen sus empleados.

4.- Pasión

Por medio de las experiencias ya señaladas y de otras muchas actividades, la filial de Plantronics en Tijuana generó pasión en sus trabajadores por realizar mejor sus labores, sabiendo ellos que mejores resultados para la planta repercuten directamente en su vida.

Te recomendamos leer: 6 componentes de una mejor empresa para trabajar

5.- Trabajo en equipo

El ex titular de la planta sostiene que al interior de ella no existen las ‘estrellitas’, ya que valora por igual el trabajo que realiza cada uno de sus empleados sin importar si es chico o grande lo que hace. “Nosotros entendimos que juntos podemos hacer las cosas mejor”, agrega.

¿Qué tan similares son las actividades que realiza tu empresa en comparación con las de Plantronics? ¿Consideras que es muy complicado lograr los resultados que ellos tuvieron? ¿Qué tipo de prácticas desarrollas para fortalecer la mentalidad de tu equipo?

Relacionadas

Comentarios