ActualidadHistorias

BP realiza pruebas para contener derrame

BP está realizando pruebas a partir de este jueves para capturar el petróleo y canalizarlo a los barcos.

15-07-2010, 8:49:39 AM
BP realiza pruebas para contener derrame
Reuters
15 de julio de 2010

BP realiza este jueves una prueba crucial en su pozo petrolero averiado en el Golfo de México que podría contener definitivamente el flujo de crudo que ha contaminado el océano y las costas desde abril.

La petrolera empezó el proceso, que podría durar hasta 48 horas, el miércoles por la noche, tras recibir la aprobación de funcionarios estadounidense que habían retrasado su puesta en marcha 24 horas, preocupados por la posibilidad de que podrían provocarse daños irreparables al pozo.

Si las pruebas, que serán evaluadas cada seis horas, muestran que el cierre de la tapa podría causar daños adicionales al pozo, el aparato de cierre entonces puede ser usado como parte de un complejo sistema para capturar el petróleo y canalizarlo hasta barcos en la superficie.

Kent Wells, vicepresidente de exploración y producción de BP, dijo que robots submarinos, que están trabajando en las profundidades del mar, han empezado a cerrar una serie de tres válvulas diseñadas para detener la fuga por completo.

En un paso crítico, BP cerró la válvula principal en medio de la tapa, “y ya no tenemos flujo saliendo de la parte superior”, indicó Wells.

BP dijo el miércoles a última hora que había aislado una fuga que detectó en una línea conectada a una de las válvulas y que estaba reparándola antes de avanzar con la prueba.

El desarrollo del proceso será observado el jueves por los inversores debido a que los costos finales para BP posiblemente dependerán de cuanto petróleo fluya libremente en las aguas del Goldo de México.

El desastre es el peor derrame petrolero en el mar en la historia de Estados Unidos.

El miércoles, los papeles de BP cerraron con una baja de 2.3% en Londres y con una caída cercana a 1.9% en Nueva York. Algunos analistas estimaron que los inversores posiblemente estuvieron recogiendo ganancias antes de saber más sobre las pruebas.

Luego de que las acciones llegaron a perder la mitad del valor tras la explosión del 20 de abril que dejó 11 muertos y comenzó la fuga de crudo, han subido tras conocerse que ejecutivos de la compañía están buscando inversores y por la posibilidad de un punto de inflexión en el derrame.

La decisión de seguir con las pruebas fue tomada después de un día de intensas deliberaciones entre el presidente Barack Obama y su gabinete, subrayando los intereses que están en juego.

El almirante retirado de la Guardia Costera Thad Allen, encargado de coordinar la respuesta del Gobierno estadounidense al desastre, dijo que si las pruebas muestran que el pozo puede resistir ciertas presiones, existe una buena posibilidad de que pueda ser “tapado” indefinidamente.

El desastre ha afectado cientos de kilómetros de costa, ha golpeado a la industria pesquera y turística del golfo, y los trabajos de limpieza están costando miles de millones de dólares a BP, que además enfrenta multas y juicios.

Ante el derrame el Gobierno estadounidense dispuso una veda temporal a la perforación petrolera en aguas profundas.

Molestia por derrame

El malestar entre los estadounidenses por la incapacidad para detener el derrame se ha sumado a los problemas políticos de Obama, distrayéndolo de su agenda legislativa y mellando su popularidad antes de unas difíciles elecciones legislativas en noviembre.

En Buras, Luisiana, el extractor de cangrejos Larry Tew dijo que tiene esperanza en las pruebas. “Creo que va a funcionar (…) Es decir, no tienen otra opción”, opinó.

Al menos parte del crudo del pozo ha sido canalizado hacia embarcaciones en las últimas semanas, pero esa operación fue detenida mientras se realizan las pruebas.

BP ha dicho que para fines de julio cuatro naves podrían ser conectadas y recolectar hasta 80,000 barriles (12.7 millones de litros) de crudo al día.

Esto debería ser más que suficiente para captar todo el petróleo que sale del pozo, ya que estimaciones indican que la fuga libera entre 35,000 y 60,000 barriles al día.

La única manera probada para detener permanentemente la filtración está en los pozos de alivio que están siendo perforados para interceptar el pozo dañado.

La perforación del primero de los dos pozos de alivio comenzó en mayo y se espera que intercepte al pozo principal a fines de julio para cerrarlo a mediados de agosto.

(Reporte adicional de Alexandria Sage en Buras, Luisiana, Chris Baltimore en Houston y Matthew Lynley en Nueva York, escrito por Ed Stoddard; editado en español por Hernán García)

.www.altonivel.com.mx

 

Relacionadas

Comentarios