'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Gran Telescopio mide agujero negro en Vía Láctea

El Gran Telescopio Milimétrico, ubicado en la Sierra Negra de Puebla, realiza mediciones del agujero negro para entender más sobre su naturaleza de la física.

31-03-2015, 8:44:31 AM
Gran Telescopio mide agujero negro en Vía Láctea
Notimex

El Gran Telescopio Milimétrico (GTM) “Alfonso Serrano”, que
se ubica en la cima de la Sierra Negra de Puebla, durante cinco noches
consecutivas realiza la medición del agujero negro que se localiza al
centro de la Vía Láctea.

El propósito es medir la dimensión de la
sombra de este agujero negro para entender más sobre la naturaleza de
la física de dicho agujero negro, así como la relatividad general, y
entender exactamente qué es un agujero negro, por qué está al centro de
nuestra galaxia
y cuál es la interacción entre este objeto negro y sus
alrededores como las estrellas.

David Hughes, director del Gran
Telescopio Milimétrico (GTM), en entrevista explicó que por primera vez
México, a través del GTM, participa en este experimento denominado Event
Horizon Telescop
.

Éste es un proyecto que consiste en la
participación simultánea de radiotelescopios de Estados Unidos y Europa
con el GTM en México, de tal manera que se estaría formando un
telescopio con un diámetro del tamaño de la Tierra.

El GTM es el
telescopio más grande en esta red de telescopios, y se ubica a 4 mil 581
metros sobre el nivel del mar, en la cima del volcán Sierra Negra de
Puebla, al centro de México, y es el más grande del mundo.

Este
telescopio lleva ya dos años de operación científica, siendo éste el más
importante de sus experimentos, ya que fue diseñado específicamente
para las observaciones milimétricas al contar con una antena de 50
metros de diámetro.

“Con telescopios más grandes tenemos una
resolución mejor, una resolución suficiente para ver el disco de
alrededor del agujero negro súper masivo que está en el centro de
nuestra galaxia y la sombra”, explicó.

Este experimento comenzó
el 20 de marzo y concluirá el 31 de marzo, pero desde el pasado 27 de
marzo el GTM comenzó la medición por un periodo de 12 horas
aproximadamente
con la participación de cerca de 10 astrónomos y
físicos
.

“El agujero negro que está al centro de nuestra galaxia
tiene una masa enorme, pero tiene una dimensión pequeña, por eso tiene
un campo de gravedad enorme y suficiente para prevenir la salida de luz,
por eso la impresión es que este objeto no tiene luz, porque los
fotones no pueden salir por la interacción entre fotones y el campo
gravitacional”, dijo.

Precisó que la medición se hace en una
frecuencia de banda ancha en 1.3 milímetros, es una frecuencia
importante para medir la emisión de ese efecto sin la dispersión del gas
que está alrededor del agujero negro.

Por su parte, Shep
Doeleman
, investigador principal del Even Horizon Telescop (EHT),
explicó que todos los radiotelescopios cuentan con un reloj atómico que
le permite capturar todos los datos, mediante la técnica denominada
interferometría de base muy larga (VLBI por sus siglas en inglés).

“Se sincronizan todos los telescopios en lugares diferentes de los
países, todos están haciendo observaciones en la misma dirección al
mismo tiempo”, apuntó.

“El objetivo de las observaciones, agregó,
es que cada telescopio tiene un reloj atómico para la sincronización de
sus datos con los otros telescopios, después todos los datos duros
serán enviados a un centro para el análisis total y los resultados se
darán a conocer en meses posteriores”.

“Es la primera vez que
podremos obtener imágenes de un agujero negro súper masivo. Normalmente
son mediciones dela variabilidad, tamaño, pero esta es la primera vez
que vamos hacer una imagen en dos dimensiones por eso es un experimento
único”, concluyó.

El Gran Telescopio Milimétrico es manejado por
el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE),
perteneciente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y
tiene su sede en Santa María Tonanzintla, del municipio de San Andrés
Cholula, Puebla.

Se construyó por el INAOE y la Universidad de
Massachusetts, Estados Unidos, con una inversión de 180 millones de
dólares. Es el más grande en su tipo en el mundo y permite captar ondas
de radio entre 0,85 y 4 milímetros.

Relacionadas

Comentarios