'; Alto Nivel
HistoriasManagement

10 acciones para convertir el estrés en productividad

No dejes que el estrés afecte tu desempeño, mejor aprovéchalo y conviértelo en un área de oportunidad para elevar tus competencias.

30-03-2015, 2:53:03 PM
10 acciones para convertir el estrés en productividad
Javier Rodríguez Labastida

Deudas, problemas familiares, tránsito, una enfermedad, una
fecha de entrega que se aproxima, un pendiente no cumplido, un fracaso laboral…
las causas del estrés sobran y afectan a cualquier puesto en la estructura
orgánica
de una empresa.

Por dar algunas cifras: según un reporte de la
consultora de Recursos Humanos Red Ring, el 45% de los empleados padece
problemas de tránsito; el 33% menciona padecer depresión o cansancio excesivo; el 30% suele tener alguna discusión con familiares como padres, hermanos o
hijos; el 28% dice sufrir de dolores de cabeza; el 27% tiene diferencias o
discusiones con su pareja; y un 9% declara tener diferencias con su jefe o sus
compañeros de trabajo.

Ante una situación negativa, ¿cómo convertir el estrés en un
área de oportunidad para elevar la productividad? En AltoNivel.com.mx
recopilamos algunas recomendaciones hechas por expertos en el manejo de
recursos humanos.

Alistair Cox, CEO de la consultora internacional de
reclutamiento Hays, habló del tema en su última entrada en su
blog Influencer en LinkedIn. en la que asegura que la gestión de los niveles de
estrés
puede tener un efecto positivo al aumentar el rendimiento de los
afectados.

Algunas de los consejos que propone son:

1.- Cambia tu percepción del estrés: Entiende que normalmente
está bajo tu control. Piensa en el estrés como una oportunidad para impactar
positivamente en tu rendimiento.

2.- Utilízalo: Según Cox, el estrés genera cambios
fisiológicos en nuestro cuerpo que nos impulsan a estar en nuestro mejor
momento, poniendo nuestro cuerpo y mente en plena forma. Utilízalo para
prepararte mentalmente y físicamente para el próximo desafío.

3.- Planea con anticipación: La próxima vez que estés
preparando a tu equipo para un proyecto, piensa en cómo puede influenciar
positivamente la presión desde el primer día.

4.- Aprende a reconocer las causas: Reacciona antes de que
la presión deje de ser constructiva y empiece a impactar negativamente en el
rendimiento. Tu equipo debe saber que cuentan contigo y el apoyo de los demás.

Visión de empresa

En lo que refiere al manejo de estrés de un equipo, el jefe
tiene una responsabilidad mayor a la del trabajador porque visualiza las cosas
desde un punto de vista gerencial y el trabajador no puede hacerlo porque está
en funciones específicas distintas, señala Irma Flores, directora de Red Ring.

La consultora señala que la empresa debe conocer a sus
colaboradores, y para ello, las encuestas de ambiente laboral son estratégicas;
a través de ellas podrá detectar cuáles son las causas qué hacen tan estresante
el trabajo y así dar retroalimentación al personal.

“El estrés es el peor cáncer que puede tener una
persona porque llega un momento que no lo puedes controlar”: Irma Flores, de
Red Ring.

Además de las sugerencias de Hays, Irma Flores agrega otras
seis recomendaciones para transformar el estrés cotidiano en productividad:

5.- Ten claro tu objetivo: Cuando tienes estrés es que no
sabes a dónde tienes que llegar o cómo tienes que llegar. Para ello, dale a tus
proyectos un sentido que tengas definido con claridad.

6.- Habla: ¿Tienes mucho trabajo? ¿Tu carga es mayor a la
del resto del equipo? Se vale expresarlo y para ello describe claramente las
actividades qué tienes. No sigas diciendo que sí solo porque crees que así
justificas tu puesto.

7.- Ajuste de sueldos: Si el estrés es por un tema salarial,
el área de Recursos Humanos debe revisarlo. Irma Flores señala que es necesario
evaluar si el tema es de ingresos, pues si las funciones de un empleado
aumentan, su salario debe subir.

8.- Haz esquemas de trabajo: No todo tiene que ser cuadrado
en tu empresa. De acuerdo a los perfiles y posiciones, realiza un esquema de home
office
o workplace, que permiten evitar el estrés del tráfico. Programa juntas
vía conferencia telefónica cuando no requieras que el personal esté presente.

9.- Áreas de convivencia: Los líderes deben fomentar pequeños
descansos o recesos entre sus empleados. Se recomienda que sean cada hora
porque hasta una posición física pueden causar estrés. En este aspecto, son
ideales las zonas de esparcimiento, en las que los empleados se puedan tomar un
tiempo para leer, o incluso trabajar ahí durante un tiempo en el día.

10.- Tener esparcimiento en tus descansos: Los días no
laborales son un periodo importante de descanso, considera Irma Flores, en el
que tienes que hacer a un lado el trabajo y tener una relación distinta con el
medio ambiente y las personas.

“Es obligación de los trabajadores descansar, no de la empresa.
Hay gente que se encierra en su casa el fin de semana y no ayuda en nada a disminuir
su estrés y elevar su productividad”, concluye la directora de Red Ring.

Relacionadas

Comentarios