HistoriasMicrositio

3 claves y 1 razón para apagar tu celular en vacaciones

¿Sabías que durante las vacaciones 44% de las personas revisar su correo laboral diario y uno de cada 10 lo checa cada hora? Un líder también necesita descanso.

30-03-2015, 8:25:41 AM
3 claves y 1 razón para apagar tu celular en vacaciones
Ángeles Madrigal, Directora General de Strategic Talent

Llegaba al hotel para iniciar las vacaciones con mi familia, cuando me sorprende mi esposo diciéndome: “Tu celular se quedará en la caja fuerte. Debes descansar y disfrutar las vacaciones. Tú crees que puedes hacer más de lo que en realidad puedes y, además, es tiempo de que dejes que tu equipo crezca; ellos podrán resolver los asuntos y tomar decisiones.” Y así fue, resguardó el celular sin que yo conociera la clave de la caja fuerte y tuve que sacar fuerza para tranquilizarme, dejar que todo fluyera en la oficina, y vivir el presente con mi marido y mis hijas.

Ahora te pregunto: ¿Puedes dejar tu celular para descansar? ¿Cuánto tiempo dedicas a estar revisando correo y mensajes? ¿Lo primero que haces al despertar es agarrar tu teléfono? ¿Estás checándolo durante la comida o la cena? Mejor aún, ¿no te puedes despegar de él durante las vacaciones?

A propósito de las vacaciones de verano, compartimos aquí algunos consejos para que dejes al ejecutivo descansando y te disfrutes como persona en estos días.

1) Avisa cuanto antes que no estarás disponible

Generalmente, los ejecutivos programamos nuestras vacaciones con antelación, por lo que contamos con el tiempo suficiente para enviar un mensaje a las personas clave de la organización informándoles que no tendremos acceso a la comunicación electrónica y telefónica durante un periodo determinado.

Para que goces de mayor tranquilidad, deja un aviso en el correo y en el buzón de tu celular indicando que estarás fuera de la oficina. Asimismo, comparte con una persona de tu equipo los datos de dónde te hospedarás (ciudad, hotel, teléfono), para que en caso de extrema urgencia te puedan localizar (y recalco el “extrema urgencia”).

También puedes leer: Tómate unas vacaciones del estrés y la ansiedad

2) La oficina va a sobrevivir sin ti… por unos días

Todos tenemos un rol relevante en la organización y el cumplimiento de nuestras responsabilidades es parte de las actividades que dan vida al negocio; sin embargo, la compañía podrá continuar durante una o dos semanas sin ti.

¿Qué implica esto? Ser un buen líder es tener preparado al equipo para continuar dando resultados día con día, para tomar decisiones y para reaccionar en el momento necesario. Delega las responsabilidades, deja temas resueltos y confía en el trabajo que has realizado para desarrollar a tu equipo. Los periodos sin ti, también son tiempos de aprendizaje y crecimiento para tus colaboradores.

También puedes leer: ¿Te vas de vacaciones? Encuentra a tu mano derecha y delega

3) Deja el celular en casa… o fíjate horarios para revisar tus correos

Las nuevas tecnologías generan ansiedad en las personas y, sobre todo, en los profesionales que permanentemente consultan su teléfono para revisar y contestar correos. La necesidad de estar conectados, mantenernos al tanto y la posibilidad de resolver algún problema laboral que imaginamos se pudiera presentar, son algunos de los factores que nos mantienen dependientes y adictos a las nuevas herramientas digitales.

Un estudio realizado por el Centro para el Liderazgo Creativo arrojó que el 60% de los ejecutivos que utilizan un teléfono inteligente se mantienen en contacto con el trabajo durante 13.5 horas diarias y 5 horas en fin de semana; mientras que otro análisis de una compañía de telecomunicaciones indicó que el 68% de las personas revisa su correo antes de las 8 de la mañana.

Durante las vacaciones, de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, el 44% de las personas revisar su correo laboral diariamente y uno de cada 10 lo checa cada hora.  ¿Eres parte de estas estadísticas?

Para desconectarte realmente, hay tres sencillas acciones que podrías realizar: dejar el celular en casa; cambiar el chip del teléfono a un aparato que solo reciba llamadas (es decir, que no sea un telefóno inteligente); y, si es estrictamente necesario, que acuerdes con tu pareja o familia un horario para revisar tu correo (por ejemplo: tomar unos minutos antes de la cena o antes de ir a dormir).

Espero que estas recomendaciones te sirvan y, sobre todo, que inicies una reflexión sobre el tiempo que dedicas al celular y al trabajo, mismo tiempo que sacrificas para hacer y gozar otras cosas. Siendo conscientes de nuestros comportamientos y actitudes, podremos disfrutar en mayor medida no solo nuestras vacaciones, sino cualquier instante, noche o fin de semana que podamos dedicar a nosotros, a nuestra relajación y a nuestro desarrollo personal.

¡Felices días de descanso!

La autora es socia y directora general de Strategic Talent, firma de consultoría en Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In], red de ejecutivas que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su participación en posiciones directivas. @StrategicMexico

Días de descanso sin celular. ¡Sí se puede!

 

Por Ángeles Madrigal, Directora General de Strategic Talent

 

Acabábamos de llegar al hotel para iniciar las vacaciones con mi familia, cuando me sorprende mi esposo diciéndome: “Tu celular se quedará en la caja fuerte. Debes descansar y disfrutar las vacaciones. Tú crees que puedes hacer más de lo que en realidad puedes y, además, es tiempo de que dejes que tu equipo crezca; ellos podrán resolver los asuntos y tomar decisiones.” Y así fue, resguardó el celular sin que yo conociera la clave de la caja fuerte y tuve que sacar fuerza para tranquilizarme, dejar que todo fluyera en la oficina, y vivir el presente con mi marido y mis hijas.

 

Ahora, te pregunto a ti. ¿Puedes dejar tu celular para descansar? ¿Cuánto tiempo dedicas a estar revisando correo y mensajes? ¿Lo primero que haces al despertar es agarrar tu teléfono? ¿Estás checándolo durante la comida o la cena? Mejor aún, ¿no te puedes despegar de él durante las vacaciones?

 

A propósito del asueto por Semana Santa, compartimos aquí algunos consejos para que dejes al ejecutivo descansando y te disfrutes como persona en estos días.

 

1) Avisa con anticipación que no estarás disponible

 

Generalmente, los ejecutivos programamos nuestras vacaciones con antelación, por lo que contamos con el tiempo suficiente para enviar un mensaje a las personas clave de la organización informándoles que no tendremos acceso a la comunicación electrónica y telefónica durante un periodo determinado.

 

Para que goces de mayor tranquilidad, deja un aviso en el correo y en el buzón de tu celular indicando que estarás fuera de la oficina. Asimismo, comparte con una persona de tu equipo los datos de dónde te hospedarás (ciudad, hotel, teléfono), para que en caso de extrema urgencia te puedan localizar (y recalco el “extrema urgencia”).

 

2) La oficina va a sobrevivir sin ti…por unos días

 

Todos tenemos un rol relevante en la organización y el cumplimiento de nuestras responsabilidades es parte de las actividades que dan vida al negocio; sin embargo, la compañía podrá continuar durante una o dos semanas sin ti.

 

¿Qué implica esto? Que seas un buen líder que tenga preparado a su equipo para continuar dando resultados día con día, para tomar decisiones y para reaccionar en el momento necesario. Delega las responsabilidades, deja temas resueltos y confía en el trabajo que has realizado para desarrollar a tu equipo. Los periodos sin ti, también son tiempos de aprendizaje y crecimiento para tus colaboradores.

 

3) Deja el celular en casa… o fíjate horarios para revisar tus correos

 

Las nuevas tecnologías generan ansiedad en las personas y, sobre todo, en los profesionales que permanentemente consultan su teléfono para revisar y contestar correos. La necesidad de estar conectados, mantenernos al tanto y la posibilidad de resolver algún problema laboral que imaginamos se pudiera presentar, son algunos de los factores que nos mantienen dependientes y adictos a las nuevas herramientas digitales.

 

Un estudio realizado por el Centro para el Liderazgo Creativo arrojó que el 60% de los ejecutivos que utilizan un teléfono inteligente se mantienen en contacto con el trabajo durante 13.5 horas diarias y 5 horas en fin de semana; mientras que otro análisis de una compañía de telecomunicaciones indicó que el 68% de las personas revisa su correo antes de las 8 de la mañana. Durante las vacaciones, de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, el 44% de las personas revisar su correo laboral diariamente y uno de cada 10 lo checa cada hora.  ¿Acaso tú formas parte de estas estadísticas?

 

Para desconectarte realmente, hay tres sencillas acciones que podrías realizar: dejar el celular en casa; cambiar el chip del teléfono a un aparato que solo reciba llamadas (es decir, que no sea un telefóno inteligente); y, si es estrictamente necesario, que acuerdes con tu pareja o familia un horario para revisar tu correo (por ejemplo: tomar unos minutos antes de la cena o antes de ir a dormir).

 

Así pues, deseo que estas recomendaciones te sirvan y, sobre todo, que inicies una reflexión sobre el tiempo que dedicas al celular y al trabajo, mismo tiempo que sacrificas para hacer y gozar otras cosas. Siendo conscientes de nuestros comportamientos y actitudes, podremos disfrutar en mayor medida no solo nuestras vacaciones, sino cualquier instante, noche o fin de semana que podamos dedicar a nosotros, a nuestra relajación y a nuestro desarrollo personal.

 

¡Felices días de descanso!

 

 La autora es socia y directora general de Strategic Talent, firma de consultoría en Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In], red de ejecutivas que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su participación en posiciones directivas. @StrategicMexico

 

Relacionadas

Comentarios