ManagementPara Entender

5 secretos que hubieran hecho a Jobs y Kalanick líderes más humanos

Tanto Jobs como Kalanick son reconocidos por ser talentosos e innovadores, sin embargo, no por su liderazgo. Estos son cinco secretos que hacen líderes más humanos.

04-08-2017, 8:15:03 AM
Líderes humanos

Steve Jobs (Apple) lo sufrió hace años y Travis Kalanick (Uber) es el ejemplo más fresco: liderazgo es un concepto que se debe tomar con mucha seriedad, no sólo en términos técnicos, sino también del propio comportamiento humano.

Así lo reconoce Todd Davis, director de personal de la consultora global Franklin Covey, para quien el éxito de un líder depende en gran medida de cómo se construyan las relaciones afectivas en el trabajo.

Irónicamente, Davis inició su carrera en el mundo de la capacitación de personal en una compañía dedicada a la salud.

Lee Los 5 errores que causaron la caída del CEO de Uber

“Como personas que estamos en otros campos, creemos que los doctores saben todo y que son muy talentosos, sobrados de capacidades. Sin embargo, tienen las mismas preocupaciones, preguntas, intereses. Algo que aprendí ahí es que los médicos necesitan mucha ayuda para construir relaciones, les cuesta mucho trabajo relacionarse con personas, llegar a la parte humana”, relata Davis a Alto Nivel durante la más reciente edición del congreso WOBI.

De ese tiempo a la fecha han pasado unos 30 años, en los que Davis, originario de Utah (donde Franklin Covey tiene sus oficinas centrales), ha estudiado, capacitado y supervisado a líderes y empleados de los más diversos sectores.

“La gente no toma mucha importancia en las relaciones afectivas, sobre todo cuando dirigen la compañía. No se dan cuenta que los resultados los obtienen a través de las personas, por ello, la naturaleza, calidad y efectividad de nuestras relaciones son las que hacen toda la diferencia al alcanzar esos objetivos”, explica el experto.

Así como los millenials han llegado para alterar la zona de confort de las oficinas de Recursos Humanos, de la misma forma que el pensamiento emprendedor se ha convertido en un reto para los reclutadores –que ven impávidos la rotación de talento en las empresas menos acostumbradas a ello–, también el perfil de los CEO’s representa, si no una evolución, al menos sí un cambio de dinámica al momento de seleccionar a los mejores candidatos para puestos de liderazgo.

En su libro 15 Proven Practices to Build Effective Relationships at Work (15 Prácticas probadas para construir relaciones efectivas en el trabajo), Davis rescata los factores principales para aprender a relacionarse adecuadamente en el trabajo, y, para esta entrevista, enumera cinco básicos para los líderes.

  • Compórtate para crear una credibilidad: Credibilidad es la combinación de carácter y competencia, y ninguna de las dos se puede sobreponer a la otra. “A todos nos gustaría saber si el doctor que nos va a operar ha hecho cirugías previas, pero también si no ha realizado operaciones innecesarias, sólo para ganar dinero”, resume Davis.
  • Utiliza los lentes adecuados: “Cuando tenía 7 años, obtuve mis primeros lentes. Antes podía ver el cielo, pero no los aviones; veía los árboles, pero no las hojas”, cuenta Davis. Con un líder ocurre lo mismo: debe mirar las cosas y a las personas como realmente son, pues confiar en una mirada general es un panorama incompleto.
  • Juega bien tus roles: Este punto es sobre la importancia de reconocer cuáles son las tareas más importantes tanto en la vida personal como profesional y obtener cinco estrellas en cada una de ellas. “Como padre, como amigo, como CEO, como esposo… hay que analizar si uno se comporta bien, si está dando el máximo para obtener las mejores calificaciones. Pero, cuidado, si se juegan muchos papeles alguien saldrá decepcionado, por lo que hay que jugar siete u ocho roles, máximo.
  • Observa todo el árbol, no sólo las semillas: Los líderes deben aprender a mirar no sólo el resultado del trabajo o los esfuerzos del día a día de cada persona, sino también los talentos especiales y el potencial en cada elemento.
  • Haz que la gente se sienta a salvo diciendo la verdad: Los empleados alrededor deben sentirse bien y en libertad de hablar con la verdad con el líder, de lo contrario, éste nunca mejorará, pues nadie se atreverá a ser honesto con él.

Relacionadas

Comentarios