El MundoPara Entender

5 riesgos globales que traerá el presidente Trump

El nuevo presidente de los Estados Unidos pone en riesgo el desarrollo del comercio internacional, las políticas contra el cambio climático, un posible rearme nuclear, la estabilidad geopolítica del mundo y su mismo liderazgo.

12-11-2016, 6:21:16 PM
5 riesgos globales que traerá el presidente Trump
Adrián Espallargas

Después del Bréxit y del referéndum sobre el acuerdo de Paz en Colombia, el mundo quedó de nuevo en estado de shock mundo con la elección de Donald Trump como el nuevo presidente de los Estados Unidos. El Republicano venció a Hillary Clinton, un escenario que, de nuevo, las encuestas no vieron venir.

Pero de las tres votaciones, ésta última es la que más incertidumbres genera a nivel mundial. El nuevo presidente de los Estados Unidos pone en riesgo el desarrollo del comercio internacional, las políticas contra el cambio climático y la estabilidad geopolítica del mundo, unos factores que podrían llegar cuestionar la legitimidad de EU como líder global, según explican expertos a Alto Nivel.

1. Redefinición de las relaciones bilaterales

La elección del candidato conservador traerá posibles cambios en las relaciones bilaterales de EU con varios actores. “Este es un punto donde hay multiplicidad de temas con un grado de complejidad alto”, advierte Jesús Gallegos, profesor de relaciones internacionales de la UNAM, quien aclara que todavía no se sabe con certeza qué política adoptará Trump en cada región.

Primero está por definir la política estadounidense en Oriente Medio, donde los principales retos son las aspiraciones nucleares iraníes y la Guerra Civil en Siria, en la que tiene un papel activo el Estado Islámico (ISIS).

“Su postura con Irán será un tema importante porque nos hablará de la lectura geopolítica en Oriente Medio”, explica el académico. Irán cerró un acuerdo este año con las grandes potencias para levantar las sanciones al país persa y permitir el desarrollo de su programa de energía nuclear.

En cuanto a la Guerra Civil en Siria, Trump hasta ahora ha defendido una participación más activa de los Estados Unidos para derrotar a ISIS, por lo que podría aumentar el número de tropas estadounidenses presentes en el conflicto.

“Es mucho más bélico que el presidente Obama y podemos esperar que mande más tropas a combatir en Siria”, comenta la profesora de relaciones internacionales de la Universidad Iberoamericana, Pía Taracena.

La postura de Trump frente a la lucha contra el Estado Islámico podría hacer que acerque posiciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, un líder con quien el nuevo presidente ha intercambiado mensajes de afecto a través de los medios durante la campaña.

Su cercanía con Rusia podría hacer tambalear a la OTAN, una alianza militar liderada por EU que el Gobierno de Putin ve como una amenaza a sus intereses en Europa.

Te puede interesar: De Rusia con amor: las conexiones de Donald Trump con Moscú

Con respecto a América Latina, también podría poner en riesgo la reapertura de las relaciones diplomáticas entre EU y Cuba que se retomaron hace un par de años después de estar paralizadas durante más de cincuenta.

2. División interna y pérdida liderazgo de EU

El resultado de los comicios refleja una fuerte división y dos caras de Estados Unidos. Por un lado, existe un país urbano, progresista y diverso; y por otro uno rural y conservador. Este segundo grupo es el que principalmente ha apoyado la candidatura del millonario.

“Tienen un reto de reconciliación importante de los dos electorados y de una geografía heterogénea que está marcando las tendencias de voto en el país”, comenta Gallegos.

Una fuerte división en Estados Unidos puede afectar la unidad del país a la hora de afrontar decisiones importantes, lo que por ende puede debilitar el liderazgo global de Estados Unidos. Asimismo, las ideas radicales del nuevo presidente en algunos ámbitos pueden provocar que otros países no se sientan representados ni liderados por las iniciativas estadounidenses.

“La legitimidad de liderazgo de Estados Unidos teniendo un presidente como Trump va a bajar mucho”, comenta Taracena, quien piensa que un riesgo “latente” es que muchas naciones volteen hacia potencias regionales como Rusia o China y den la espalda a EU.

 3. Fin de la política medioambiental

La lucha contra el cambio climático fue una prioridad durante el Gobierno de Obama.

A finales del año pasado se logró el histórico Acuerdo de París con el que más de 190 naciones buscan reducir las emisiones de dióxido de carbono, un compromiso que fue fuertemente impulsado por el presidente Demócrata. Sin embargo, la llegada del Republicano podría llegar a detener la participación de la primera potencia en esta área.

“Las políticas para detener el calentamiento global no van a estar ni siquiera en la agenda política. Puede que en muchos aspectos EU retroceda en este campo y que el Acuerdo de París se detenga”, explica la profesora de la Iberoamericana como uno de los riesgos.

Hasta ahora, el Republicano se ha mostrado como un escéptico respecto a la participación del ser humano en el cambio climático y a mediados de mayo aseguró sus intenciones de terminar con el apoyo que brinda EU a los programas de la ONU para frenar el calentamiento global.

 

4. Comercio Internacional

En los últimos 20 años el mundo ha visto la firma de decenas de tratados de libre comercio. El más discutido actualmente es el polémico Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), un acuerdo comercial entre EU y la Unión Europea que ha encontrado con un amplio rechazo en ambos países.

“Es posible que haya un reordenamiento de prioridades en algunos acuerdos de libre comercio con EU”, comenta Gallegos, quien particularmente apunta al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como uno de los tratados que se pueden ver amenazados por el presidente. De hecho, Trump ya ha calificado al TLCAN como el “peor tratado de libre comercio de la historia”.

Gran parte del apoyo que ha nutrido el movimiento el conservador ha sido su crítica a la globalización y al libre comercio, dos puntos a los que ha culpado como la causa de la pérdida de empleos en algunos estados. “México tiene que estar muy preocupado con esta visión antiglobalizadora que encabeza ahora el presidente de EU”, comenta Taracena.

Además, la académica de la Universidad Iberoamericana señala que también puede haber cambios con el comercio con China, principal rival comercial de EU y país que Trump ve con “ojos muy negativos”.

 

5. Posible rearmamento nuclear

Durante la campaña, el ahora presidente electo manifestó que está dispuesto a hablar con Kim Jong-un sobre el programa nuclear de Corea del Norte, lo que sería un vuelco a la postura de Washington con Pyongyang. El desarrollo de misiles de largo alcance de Corea del Norte es un reto importante para el presidente del país que lidera las acciones de Occidente para disuadir las aspiraciones nucleares del estado asiático.

Y de nuevo está el importante acuerdo con Irán, una negociación que de colapsar podría llegar a desencadenar una carrera nuclear en el ya de por sí inestable Oriente Medio.

Sobre el uso de armas nucleares, Trump ha señalado y reiterado que no piensa utilizar el arsenal estadounidense, pero en una entrevista indicó que no descarta su uso en algunos escenarios, unas declaraciones que preocupan a los expertos en política internacional.

“El problema con este tipo de líderes es que no escuchan a nadie”, comenta Taracena, quien se muestra preocupada por la espontaneidad y la imprevisibilidad de Trump, un líder sobre el que recaerá la responsabilidad de apretar o no el botón rojo.

 

Relacionadas

Comentarios