ActualidadHistorias

5 razones por las que urge transformar las escuelas

“Las escuelas matan la creatividad”, dice el investigador británico Ken Robinson porque está demostrado que la curiosidad natural con la que nacemos se va muriendo poco a poco, conforme avanzamos en el sistema educativo. Por eso, aquí te damos 5 razones por las que urge transformar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

17-10-2016, 5:59:26 PM
5 razones por las que urge transformar las escuelas
Isabel Diez Uriarte

Todo indica que tenemos una tendencia natural hacia el aprendizaje. Desde que nacemos, nos dedicamos a explorar el mundo que nos rodea e interiorizamos estímulos que van conformando nuestra comprensión de los demás y de nosotros mismos. Luego viene la época de los porqués. Nuestra curiosidad está tan despierta que hacemos preguntas a todos, de todo y por todo. Lamentablemente, a medida que crecemos, pocos son los afortunados que siguen desarrollando tan importante inclinación. Conforme pasan los años, va ocurriendo un fenómeno extraño: dejamos de cuestionarlo todo, nos conformamos con la respuesta “porque así es y ya”, y vamos destinando menos tiempo y esfuerzo a observar, explorar e investigar.

A nuestra situación tampoco le ayuda el que pasamos la mitad de nuestras vidas dentro de una institución en la que la norma es mantenerse callados, sentarse en filas derechas sin ver a los demás, transcribir dictados y copiar mecánicamente procedimientos. El investigador británico Sir Ken Robinson lo ha concluido una y otra vez: “Las escuelas matan la creatividad” (2007; 2015). Así que no, no es sorpresa que poco a poco, nuestra tendencia natural a aprender se vaya atrofiando.

Esto resulta problemático, ya que estamos hablando de instituciones que tendrían que ser expertas en la enseñanza y el aprendizaje. Sin embargo, si le preguntáramos a un grupo de personas cuál ha sido su experiencia de aprendizaje más significativa y memorable, lo más seguro es que la mayoría no pensaría en eventos que ocurrieron en el aula. Muchos incluso fruncirían el ceño ante la idea de la escuela y, lo que es una verdadera tragedia, el aprendizaje.

Los tiempos han cambiado, pero la escuela desafortunadamente no lo ha hecho con ellos.  Sin duda, necesitamos transformar el proceso de enseñanza-aprendizaje por muchas razones, entre las que destaco las siguientes:

1. Nuestros bajos resultados educativos

A pesar de que las pruebas estandarizadas no son sinónimo del desarrollo integral de nuestros niños y jóvenes, y tenemos todavía el reto de diseñar evaluaciones pertinentes, sí nos arrojan conclusiones importantes. Son preocupantes los resultados que tenemos en pruebas como PISA[1]. En 2012, el 55% de los alumnos mexicanos no alcanzó niveles de competencia básicos en Matemáticas, 41% en Lectura y 47.5% en Ciencias. Obtenemos resultados similares en pruebas que nosotros mismos diseñamos.

2. No aprovechamos la investigación educativa

Hace años, psicólogos, educadores y ahora, neurocientíficos, se han dado a la tarea de estudiar cómo es que el ser humano aprende mejor, mosDesde trándonos que podemos favorecer el aprendizaje a través de diferentes acciones. Es hora de llevar a la práctica y adaptar a nuestro contexto tan valiosas investigaciones como lo han sabido hacer gigantes en materia de educación como Finlandia o Singapur.

3. Las grandes desigualdades que existen

La educación se ha concebido como un factor clave para lograr la movilidad social. Sin embargo, con las grandes brechas existentes en términos de calidad educativa, se han creado más desigualdades. Las poblaciones indígenas, por ejemplo, han sido de las más afectadas, sufriendo las consecuencias de la precaria educación. Como lo menciona Ceasar McDowell, profesor e investigador del MIT, si seguimos diseñando para la media, podemos estar seguros que jamás atenderemos a los márgenes y continuaremos promoviendo estas desigualdades.

4. Los tiempos cambiantes

Hace años tenía sentido aprender todo de memoria. Hoy en día, con tanta información a un solo click de distancia, ya no podemos decir lo mismo. Afirmo esto, por supuesto, sin despreciar la memoria, una función que irónicamente parece haber sido olvidada, pero que es fundamental para la vida. Los cambios constantes a nuestro alrededor nos han asegurado un futuro incierto. Tenemos que buscar el desarrollo de competencias para la vida, mismas a las que no se les da énfasis en la didáctica tradicional.

5. Apostar por el desarrollo del país

Invertir en educación es invertir en el desarrollo social y económico que nuestro país necesita, así como en la generación de oportunidades para la vida de todos y cada uno de los mexicanos. Esta idea se repite una y otra vez, pero pocas veces se ofrecen herramientas concretas y necesarias para materializar el cambio.

Albert Einstein dijo alguna vez: “No tengo talentos especiales. Sólo soy apasionadamente curioso”. Imagínate qué sucedería si transformáramos el proceso educativo en nuestras aulas, logrando apasionar a nuestros estudiantes y fomentando este amor por el aprendizaje. El cambio ya ha comenzado. Hay muchos profesores, escuelas y organizaciones haciendo grandes cosas por nuestros alumnos, aunque a pequeña escala. ¿Qué pasaría si pudiéramos expandir estas prácticas o generar un impacto colectivo?

 

Fuentes de consulta:

McDowell, C. (2015). “Democracy for the Margins”. TED. URL: https://www.youtube.com/watch?v=irkqd0q9a9k

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. (2013). “Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) 2012 – Resultados”. OCDE.

Robinson, K. (2007). “Do Schools Kill Creativity?” (Video). TED. URL: https://www.youtube.com/watch?v=iG9CE55wbtY

Robinson, K & Aronica, L. (2015). “Creative Schools”. Estados Unidos: Penguin.

 

 

Isabel Diez Uriarte es maestra en Arte y Educación por la Universidad de Harvard y Licenciada en Pedagogía por la Universidad Panamericana (UP). Isabel trabaja como profesora en la UP e investigadora en el Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE).

isabel.diez@ifie.edu.mx

www.ifie.edu.mx / www.clase.org.mx

 

 

Este y otros temas serán analizados en nuestro evento CLASE 2016, “Transformemos el aprendizaje” que se llevará a cabo los días 26 y 27 de octubre en el Hotel Camino Real de Polanco en la Ciudad de México. El evento busca generar un espacio de reflexión, discusión y difusión de prácticas educativas innovadoras que fomenten el aprendizaje en los niños y jóvenes mexicanos. Un aprendizaje que les permita su desarrollo pleno, el acceso a condiciones de vida dignas y una participación ciudadana responsable para construir un país más justo y democrático.  Tendremos la participación de expertos en temas educativos de distintos países, como Silvia Díaz-Granados de Juegos de Paz, en Colombia, Mariana Maggio de Microsoft Argentina, y  Emiliana Rodríguez de AtentaMente en México.

 

Si quieres conocer más, visita www.clase.org.mx, y síguenos en nuestras Redes Sociales:

 https://www.facebook.com/clasemx

 @clasemx

https://www.youtube.com/user/clasemx




[1] Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), prueba realizada por la OCDE.

Relacionadas

Comentarios