HistoriasNegocios

5 puntos que deben importarte del Paquete Económico 2017

Contención de la deuda, el impuesto a la gasolina, el recorte al gasto, mejorar el uso de los recursos y la credibilidad en la política macroeconómica son los retos que tiene José Antonio Meade en el presupuesto de 2017 y el resto del sexenio.

07-09-2016, 8:57:26 PM
5 puntos que deben importarte del Paquete Económico 2017
Por Francisco Muciño y Darinka Rodríguez

Mantener la estabilidad macroeconómica, recortar el gasto y contener el crecimiento de la deuda son algunas de las encomiendas que tiene José Antonio Meade en su regreso como Secretario de Hacienda, que hoy jueves presentará el Paquete Económico 2017 en el Congreso de la Unión.

El nuevo encargado de las finanzas públicas del país tendrá que enfrentar un panorama adverso, que exige mayores ajustes al presupuesto, sin descuidar la política social del país que él mismo llevó a cabo como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Pero también hay otros retos que debe atender y que son de importancia para todos.

Algunos de estos puntos son el impuesto a las gasolinas, la previsión del crecimiento, el ejercicio efectivo del gasto y dar mayor credibilidad en la conducción de la política macroeconómica. Aquí te explicamos por qué son importantes estos temas.

 1. Incremento de la deuda

Al cierre del primer semestre del año, la deuda neta del gobierno federal era de 6.5 billones (millones de millones) de pesos, 703,444 millones de pesos más que en el mismo periodo de 2015, reportó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su último informe de finanzas públicas y deuda pública.

Las agencias Standard & Poor’s y Moody’s cambiaron este año la perspectiva de calificación a México a ‘negativa’ desde estable a causa del incremento de la deuda. S&P estima que el monto de la misma llegue a casi el 50 por ciento del PIB mexicano.

Alfredo Elizondo, analista de la asociación civil Gesoc y del Colectivo PESO, explica que la deuda de México es manejable, sobre todo si se compara con la de países de Europa, en torno al 80 o 90 por ciento del PIB, pero el problema es que el incremento de las necesidades financieras no se corresponde con el bajo crecimiento que ha mostrado México en este sexenio.

El techo de endeudamiento y la meta de déficit serán uno de los puntos a observar en este paquete económico, en el que el gobierno prometió que esta vez los ingresos serán mayores que los egresos, sin contar el costo financiero de la deuda y de los pasivos garantizados por el gobierno federal.

2. Impuesto a gasolinas

El presidente Enrique Peña Nieto prometió que en 2017 no habrá nuevos impuestos ni aumentos en los ya existentes. Por otra parte, Hacienda adelantó que se propondrá para el próximo año se libere por completo el mercado de las gasolinas y el diesel, que hasta ahora siguen sujetos a un control de precios mediante una banda de fluctuación.

Desde este año, Hacienda aplica un Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) de 4.16 pesos por litro de Magna y 3.52 pesos de Premium y 4.58 pesos al diesel.

De enero a junio de este año, Hacienda ha recaudado 130,700 millones de pesos (mdp) de IEPS a gasolinas, 25.6 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Ramses Pech, especialista del sector energético en Caraiva y Asociados, dice que el IEPS a los combustibles se convirtió en una fuente importante de ingresos tributarios ante la caída de las ventas de petróleo, pero si el gravamen continúa en el mismo nivel en 2017, podría desincentivar a posibles competidores a entrar al mercado de las gasolineras.

3. Recorte al gasto

En los precriterios que dio Hacienda en marzo pasado, preveía un recorte al gasto de 175,000 millones de pesos (mdp). Pero el panorama ha cambiado desde entonces y el gobierno tendrá que apretarse aún más el cinturón el siguiente año.

Videgaray dio un presupuesto 2016  con metodología “base cero”, cuyo objetivo era eliminar duplicidades en el gasto público y eficientar programas, algo que en la práctica no ocurrió. Alfredo Elizondo, de Gesoc, resalta que Meade tiene la oportunidad de romper con esta inercia de incremento en el gasto público.

Por otra parte, también existe la posibilidad de que el funcionario, al venir de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) priorice el gasto en programas sociales, de los que son beneficiarios una potencial base de electores para 2018, señala Pech, de Caraiva y Asociados.

4. Gasto público eficiente

Además de recortar el gasto, Peña Nieto pidió hacer más eficiente las erogaciones que haga el gobierno. Una de las preocupaciones mostradas por analistas es que la inversión pública, un motor para el crecimiento en el país, ha caído en los últimos años.

En el cuarto trimestre de 2012, la inversión pública en infraestructura representaba 4.9 por ciento del PIB, mientras que en el primer trimestre de 2016 bajó a 3.3 por ciento, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Sin embargo, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) considera que la inversión pública no ha decaído, sino que va de la mano con la IP.

“Estamos asociados con la inversión privada y creo que hay confianza en México, mucha de la inversión pública que se ha limitado por causas presupuestales creo que más que verlo negativamente lo vería positivo: la inversión pública confía en el país, en el retorno de su capital invirtiendo en puertos, en el aeropuerto y en autopistas”, dijo el secretario el 6 de septiembre.

De acuerdo con datos del Cuarto Informe de Gobierno en el sector de telecomunicaciones, la inversión en infraestructura registró un crecimiento de 34.8 por ciento en 2015 con respecto al año anterior. Sin embargo, se registra una contracción equivalente a 15.9 por ciento en el periodo que comprende desde el inicio de este mandato de gobierno en 2012 a 2016.

En 2012 la inversión del sector fue de 94,248 millones de pesos, mientras que el estimado para 2016 alcanza 79,280 millones de pesos; al considerar sólo la contabilidad de inversión privada, la reducción resulta en un coeficiente de 16.2 por ciento.

5. Credibilidad en crecimiento

Durante los últimos años, Hacienda ha tenido que recortar sus estimaciones de crecimiento porque se han quedado muy por encima de la realidad. La actual estimación que tiene para el avance del PIB este año es de un rango entre 2.0 y 2.6 por ciento, mientras que algunas instituciones privadas, como Bank of America y BBVA Bancomer, creen que el desempeño económico de México estará por debajo del 2.0 por ciento.

“En este sexenio, la SHCP ha hecho una serie de estimaciones que pecan de optimistas y no acaban correspondiendo con lo que ocurre en el año”, dice Elizondo, del Colectivo PESO, que aglutina a una serie de organizaciones civiles que propusieron a la Cámara de Diputados que algunos órganos legislativos, como el Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) sean un “contrapeso” a los números que presenta el gobierno en cuanto a crecimiento económico, en ingresos, en gasto y contratación de deuda.

El presupuesto de 2017 será uno de los más difíciles de configurar en los últimos años por el bajo crecimiento interno y el panorama externo desalentador. No obstante, Meade tiene la oportunidad de dar más certidumbre frente a otros riesgos que están en el horizonte.

“Es el momento idóneo para hacer una reestructuración certera del presupuesto público y que las finanzas públicas no sufran un shock en vistas de las elecciones de Estados Unidos”, alerta Elizondo.

Perfil: Videgaray, el amigo y operador de EPN que dejó el gobierno

Relacionadas

Comentarios