Economía y FinanzasLo Último

5 propuestas de Carstens para mejorar el TLCAN

El gobernador del banco central dio unas ideas para aprovechar aún más el acuerdo comercial entre los tres países, en vez de desecharlo, como insinúa Trump.

28-04-2017, 2:24:53 PM

 

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, ve con desconcierto las razones que esgrime Donald Trump para echar abajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues este acuerdo ha tenido más efectos positivos y oportunidades para mejorarlo.

El prurito que le causa a Trump el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tiene pocas bases, explicó el gobernador de Banxico durante una ponencia en la Universidad Anáhuac del Norte, que condecoró al funcionario con la Medalla en Estudios Globales.

Y es que el TLCAN ha sido un salvavidas para las tres economías que lo integran, no sólo para la mexicana.

El doctor en economía por la Universidad de Chicago lo detalló de la manera que mejor sabe, con hechos:

  • México es el segundo destino más importante para las exportaciones de Estados Unidos
  • México es uno de los dos destinos de importación más importantes para al menos 30 estados de los Estados Unidos
  • El 90% de las exportaciones de maíz de Arizona, Utah, Kansas y Missouri tienen como destino México

Así de beneficioso resulta, también para Estados Unidos, el acuerdo firmado hace 23 años, edad que coincide con la autonomía de la institución que tiene como mandato proteger el poder adquisitivo de la moneda mexicana que encabeza Carstens, .

“El TLCAN, más que representar un esquema de reducción de tarifas, tuvo desde sus orígenes el objetivo de promover una creciente integración y la convergencia de las tres economías”, dijo durante su participación.

En el caso de México, dijo el funcionario, el TLCAN ha servido como el medio más eficiente para obligar a modernizar la economía, reducir regulaciones excesivas, incrementar la productividad, fomentar una competencia amplia y abierta en los mercados y poner a disposición de millones de consumidores productos y servicios a precios más bajos.

Sin embargo, el enojo que sienten sectores específicos de la sociedad estadounidense y de otros países, que tratan de cerrarse al mercado externo y desairar la mano de obra que no es local, se debe principalmente al avance tecnológico.

“Las economías altamente expuestas a la automatización de procesos rutinarios experimentan una caída en las participaciones de la mano de obra hasta cuatro veces mayor que las economías con una baja exposición a procesos susceptibles de automatizarse”, remarcó el gobernador del banco central.

Es decir, las principales potencias pierden a mayor velocidad trabajos automatizables y la mano de obra queda sustituida por la tecnología. Mientras que las economías emergentes no sufren de forma tan severa el impacto de este fenómeno.

¿Qué se debe hacer, entonces, para que el TLCAN sobreviva y no se anule un acercamiento regional que ha impulsado a las economías que lo conforman?

Carstens propone algunos puntos para que, en lugar de tratar de anular el acuerdo comercial, se mejoren las condiciones del mismo y se vuelva a los años dorados del crecimiento, aquellos en los que todos se veían como amigos:

1. Combatir el exceso de regulaciones y eliminar las fronteras a la competencia en ciertos mercados domésticos.

2. Inculcar a la población el concepto de depreciación del conocimiento: lo que implica que muchos saberes adquiridos pueden volverse obsoletos en un plazo perentorio. Es imperativo en el mundo laboral reinventarse continuamente.

3. Promover modelos de capacitación que estimulen el aprendizaje constante y promuevan la flexibilidad para la adquisición de nuevas destrezas y conocimientos para trabajadores que han sido desplazados por el avance tecnológico.

4. Políticas públicas que promuevan la flexibilidad y adaptabilidad en los sistemas educativos y así la sociedad pueda acercarse, desde temprano, a los cambios tecnológicos y a su uso.

5. Aprovechar oportunidades que aún no se explotan, como abrir la inversión extranjera en materia energética (aprovechando la reforma estructural en México) o el comercio electrónico, que ofrecerá mayores beneficios en una zona de libre comercio.

 

Relacionadas

Comentarios