'; Alto Nivel
Opinión

5 lecciones para México de Clinton, Sanders y Trump

La contienda que protagonizan Hillary Clinton, Bernie Sanders y Donald Trump tiene varias lecciones que deberían aprovechar los presidenciables mexicanos, de acuerdo a nuestra columnista Fernanda Ramírez.

26-05-2016, 2:59:59 PM
5 lecciones para México de Clinton, Sanders y Trump
Fernanda Ramírez*

Las peleas propagandísticas han sido el común denominador en los últimos días en la lucha por la presidencia de los Estados Unidos, tanto por el lado Republicano, como Demócrata. La propia candidata Hillary Clinton ha iniciado con una serie de ataques en contra de Donald Trump, su contrincante rumbo a la casa blanca.

¿Algún candidato mexicano optará por utilizar la estrategia de Trump?

La campaña del empresario estadounidense se ha caracterizado por estar inmerso en la polémica y aparentes errores. Sin embargo, The New York Times ha hecho cálculos en 2,000 millones de dólares como una cifra estimada en publicidad gratuita que ha obtenido gracias a los mensajes desaprobatorios que han lanzado sus contrincantes.

Larry Sabato, director del centro de política de la Universidad de Virginia auguró la derrota de Trump en caso de enfrentarse a Clinton en noviembre próximo.

¿Qué tienen que aprender los candidatos mexicanos de los errores de Trump e incluso de Clinton?

1. No ataques a tu propio partido

De cara a la contienda de California, Hillary Clinton rechazó la propuesta de debatir con su rival copartidario Bernie Sanders, luego de una serie de descalificaciones que han encabezado ambos demócratas.

El objetivo de la estrategia durante precampañas debe estar enfocada a unir a sus seguidores para una estrategia integral contra el partido opositor. El mensaje debe ir enfocado a que el candidato que resulte ganador, por pertenecer a cierto partido político será la mejor opción tanto para los militantes como para todos los ciudadanos.

2. Haz propuestas; no descalifiques

La estrategia descalificativa de Trump ha tenido éxito en cuanto a cobertura mediática y de sus mismos contrincantes, sin embargo, los resultados no son los mismos en cuanto a popularidad.

Más allá de buscar la cobertura mediática por descalificaciones y tocar temas controversiales, los discursos deben enfocarse a temas de interés para la ciudadanía. Encabezar campañas propositivas, con fundamentos teóricos y políticos habla de la trayectoria de cualquier candidato, un problema que es la queja común de la ciudadanía.

3. Separa los aciertos políticos de los escándalos

La virtual candidata Clinton ha pedido perdón en diversas ocasiones tanto por usar su e-mail personal para tratar asuntos de Estado como por haber apoyado la guerra en Iraq, acciones que ha reconocido públicamente como errores.

En cualquier estrategia de comunicación, deben ponerse sobre la mesa los objetivos, valores y diferenciadores de cada candidato, además de preparar un plan de manejo de crisis, un inminente riesgo en cualquier campaña electoral, de forma que se enfrente de la mejor manera, donde los aciertos políticos sobresalgan.

4. Piensa en los que odian la política

El desencanto de la política en la que se ven inmersos los votantes estadounidenses, es similar a la que se vive en México, de ahí surge aquel sector de los votantes que se optan por mirar las elecciones desde fuera sin participar. Los mensajes deben ser diferentes para ganar en credibilidad y convencimiento.

Las campañas deben ir cargadas de autenticidad, con promesas reales y que respondan con soluciones viables a las necesidades de la sociedad. Éstas deben tener fundamentos que evidencien el conocimiento y la trayectoria política.

5. Representa los ideales del partido

En el caso de los virtuales candidatos por la presidencia de Estados Unidos, parece ser una contienda entre impopulares, donde sus mismos militantes han expresado que votarán para oponerse al candidato. De acuerdo con algunas encuestas, el 48% de los demócratas apoyarán a Clinton, mientras que el 51% votará sólo para ir en contra de Trump.

En el caso del republicano, las cifras son similares, pues sólo el 43% lo apoya directamente a él, mientras que 57% votará por el magnate, sólo para ir en contra de Clinton.

*Fernanda Ramírez es apasionada de la comunicación y los temas sostenibles. Directora General y fundadora de Comunicación Spread. Publirrelacionista y experta en manejo de crisis.

Relacionadas

Comentarios