Blogs + OpiniónMarketing

5 lecciones de David Bowie para los negocios

¿Cómo se podría entender el montaje de Ziggy Stardust and The spiders of Mars sin el humor de Bowie? Hay varias lecciones que su vida nos dejó para aplicar en el trabajo.

02-02-2017, 5:01:33 PM

1. Sea un rebelde, cambie su negocio para bien

Hace unas semanas se cumplió el primer aniversario de la muerte de David Bowie, un artista que revolucionó la música, la moda y el cine, influyendo a más de un centenar de creadores de distintas generaciones. Para entender la importancia y profundidad de la herencia de Bowie, debemos ir más allá de su impacto en las disciplinas artísticas y entender sus acciones como un innovador. Aquí hablaré de cinco aspectos que nos harán recordar sus aportaciones por largo tiempo, veamos cómo aplican a los negocios.

2. Evolución continúa

Una empresa que mantiene su mismo esquema durante años tiende a desaparecer con el paso del tiempo. A diferencia de lo que han hecho grandes compañías hoy desaparecidas, el autonombrado Ziggy Stardust, aprendió sobre la marcha de sus obras y continuamente llevó a sus seguidores algo distinto. En términos empresariales eso implica aspirar a más, avanzando paso a paso y aprendiendo sobre la marcha de las necesidades tanto de sus consumidores como del ámbito en el que se encuentra.

Por ejemplo, cuando surgió el boom de los medios digitales muchos decidieron adoptar sus servicios a esta nueva tecnología, y tuvieron que encontrar maneras novedosas de mantener a su público lector –en este caso- cautivo ante una competencia, que además de comprar las publicaciones en formato digital, también las podía consultar en internet.

Tener constante el deseo por reinventarse resulta clave para el desarrollo y crecimiento no solamente de las empresas, sino también de las personas.

3. No te tomes tan en serio

Cómo se podría entender el montaje de Ziggy Stardust and The spiders of Mars –un espectáculo montado en Reino Unido que lo lanzó al éxito en 1972- si no fuera por el profundo humor de Bowie.

Si esto ocurrió hace 40 años, hoy, con el avance de las nuevas tecnologías, las posibilidades han crecido exponencialmente. Estamos en una época multimedia; podemos usar los recursos tecnológicos a nuestro alrededor, ¡Saquémosle provecho! Todo lo que puedas comunicar hazlo atractivo, juega con tu logotipo, diviértete con el lenguaje, usa las redes sociales, aprende de las tendencias y úsalas a tu favor. En fin, estudia de qué manera tus consumidores se comunican, e intégrate a la comunicación.

Recuerda que eres un consumidor. Pregúntate diariamente: ¿Cómo deseo que se comuniquen conmigo las empresas que me gustan?

4. Ten un plan de contingencia

Recordamos su participación en la banda Tin Machine, la cual, a pesar de la presencia de Bowie, desapareció después de un segundo álbum poco exitoso. Es favorable tener planes a largo plazo, anticipándose a las tendencias y a la tecnología. Podría sonar complicado, pero es cuestión de analizar lo que se anuncia y comprender de que manera nuestro servicio podría adaptarse a estas nuevas corrientes; un ejemplo muy claro lo podemos ver con los drones. Además de servir como herramientas para grabar espectaculares imágenes, en Europa se están entregando paquetes de una de las principales compañías de logística por medio de estos aparatos.

Observe la tecnología que está a su alrededor, y piense claramente, de qué manera una u otra le pueden ayudar a renovar sus servicios y sobre todo a que se mantenga como una empresa moderna y siempre a la vanguardia.

5. Más allá de lo que la gente espera

Finalmente, pensemos en lo que hace que algunos destaquen por encima de otros. Es que hagamos más de lo que la gente espera de nosotros. Recordemos cuando Bowie presentó su album Heroes, en el que incluyó ruido blanco y sintetizadores o cuando creó la banda sonora del videojuego Omikrom, o cuando utilizó referencias religiosas o el concepto del Superhombre de Nietzche. En todas estas ocasiones, nos dio más de lo que esperábamos de él y con ello nos sorprendió.

En términos de negocio, las grandes sorpresas pueden ir de un detalle mínimo hasta un gran cambio en el servicio. No importa en qué forma; el objetivo es pensar de forma constante la manera en la que podrás sorprender a tus consumidores.

Por ejemplo, correos personalizados enfocados a las preferencias de uso. En plataformas de streaming de música y video podemos encontrar listas sugeridas que van de acuerdo con nuestras preferencias. Del mismo modo, empresas de transporte privado que ofrecen botellas con agua o dulces, estos elementos que he mencionado no se incluyen en el servicio, pero es un valor añadido que la gente aprecia.

El pensar de manera constante como mejorar nuestro servicio ya sea en retail o dentro del comercio electrónico nos hace que nunca dejemos de pensar en la innovación como servicio, y sobre todo en el desarrollo de nuestra empresa.

El autor es Director General de Mercado Libre México.

Relacionadas

Comentarios