'; Alto Nivel
HistoriasManagement

5 hábitos que autosabotean tu desempeño

Las empresas te contratan por aptitud y te despiden por actitud. Estos son los patrones de pensamiento y conducta que pueden estar autosaboteando tu actitud.

14-07-2016, 3:32:10 PM
5 hábitos que autosabotean tu desempeño
Marcela Hernández

Se dice que las empresas te contratan por aptitud y te despiden por actitud. Más allá de un currículum impresionante, están las habilidades de la persona para generar una buena sinergia con el equipo, entablar relaciones de confianza y mantener una comunicación sana y efectiva con los demás.

Es muy fácil decir: “cambia tu actitud”. Lo difícil es detectar qué factores la originan y cómo podemos revertirlos.

Las creencias y los valores que nos fueron inculcados desde pequeños, junto con nuestras experiencias, son el filtro a través del cual observamos al mundo, a nosotros mismos y a las personas que nos rodean.

Este modo de ver las cosas se convierte en un hábito, lo aprendemos, lo asumimos y lo utilizamos de manera automática. El problema es que dichos hábitos de pensamiento y percepción determinarán nuestra actitud, nuestras acciones y por consiguiente, los resultados que obtengamos.

En un proceso de coaching buscamos que el coachee genere consciencia sobre: el tipo de observador que es, la manera en que interpreta la realidad, cómo asimila las problemáticas que experimenta, qué conclusiones extrae y sobre todo, qué tan funcionales le resultan.

¡Cuidado! Los siguientes patrones de pensamiento y conducta pueden estar auto saboteando tu actitud y desempeño:

1. Conclusiones apresuradas

Asumir algo como cierto aun sin tener suficientes evidencias o pruebas de que así sea. Casarte con una idea y no analizar mayores opciones, causas o posibilidades.

Ejemplo: “Le dieron la gerencia porque es el consentido del director”.

2. Ideas enfrascadas

Elegir enfocarte en un sólo detalle y dejar de observar todo el contexto de la situación. Aquella persona que sólo ve eventos aislados pero no encuentra relaciones entre ellos, también conocida como observador lineal.

3. Sobre generalizar

Tomar un caso concreto y asumirlo como una condición general, recurrente o incluso permanente.

Ejemplo: “Siempre que presento una propuesta la rechazan. Nunca me escuchan”. Refiriéndose a un caso en específico.

4. Devaluarnos o descalificarnos

Se refiere a la costumbre de maximizar un error o fracaso y minimizar los logros y avances.

Trata de recordar y compara… ¿Cuánto tiempo has invertido en lamentarte por un fracaso? ¿Qué tanto te has permitido disfrutar y celebrar tus éxitos? ¿A qué le has dado mayor peso o valor?

5. Radicalismo

Se refiere a esos patrones de pensamiento que nos llevan a percibir las cosas a través de dos únicas opciones: todo o nada, blanco o negro, tu razón o mi razón. Una mentalidad absolutista que no acepta otras alternativas o perspectivas y trunca nuestra capacidad de crecimiento y aprendizaje.

En general, creo que nadie está buscando proyectar una mala actitud (por lo menos no de manera consciente). Lo más común es que ni siquiera nos demos cuenta de los comportamientos que están perjudicando nuestro desempeño y la interacción que tenemos con los demás.

Lo importante es que aprendas a cuestionar tus creencias, a darte cuenta de tus malos hábitos y emprender un plan de acción que te permita cambiarlos, poco a poco, por otros que te reporten mejores resultados y mayor satisfacción en todos los ámbitos de tu vida.

¿Con cuál de estos hábitos te has auto saboteado?

La autora es coach ontológico e instructora en temas de desarrollo humano y empresarial. Ha participado en diversos programas de coaching para empresas del sector financiero, salud, gobierno, manufactura, consumo, turismo y educación. www.cae-el20.com.mx

Relacionadas

Comentarios