'; Alto Nivel
Estilo de VidaVida con estilo

5 consejos para maridar y experimentar con una buena cerveza

Si quieres conocer más acerca de esta bebida y disfrutar sus variedades, te damos esta serie de recomendaciones que seguro te dejarán un buen sabor de boca.

17-11-2016, 5:43:48 PM
5 consejos para maridar y experimentar con una buena cerveza
Carlos Tomasini

En México, 46% de los consumidores de cerveza prefieren beberla sola y fría, mientras que a 36% de ellos les gusta en michelada, revela un estudio de la plataforma de ventas en internet Ofertia y que también podría indicar que todavía le falta mucho por aprender a los mexicanos sobre esta bebida.

“A la cerveza no le debes agregar nada. Si le tienes que poner algo para que te sepa rica, como limón o Clamato, estás tomando la cerveza equivocada; y ya no quiero ni mencionar cosas como los ositos de goma o el camarón”, advierte Javier Hernández, experto en maridaje de esta bebida y director de operaciones de El Depósito, empresa especializada en la distribución de cervezas artesanales e importadas.

Hasta hace unos años, la mayoría de las personas en México pensaba que solamente existían dos tipos de cerveza: clara y oscura; sin embargo, hoy esa idea ha cambiado y cada vez hay más personas que pueden distinguir entre diferentes tipos, como Pilsener, Lager, Lambic o Pale Ale.

Esto, junto con el surgimiento de cientos de nuevas cervecerías artesanales y la llegada de marcas internacionales al país, ha generado nuevas costumbres para los amantes de la cerveza, como la de maridar platillos con diferentes tipos de esta bebida.

Para los que apenas se inician en este “nuevo” arte de la cerveza (o para aquellos que apenas se están enterando que existe), Hernández comparte estos tips sencillos que pueden ponerse en práctica de inmediato:

1.- La básica: clara con clara, oscura con oscura

Hernández dice que la recomendación más básica para combinar alimentos con cerveza tiene que ver con el color de ambos.

“Alimentos claros, cervezas claras. Por ejemplo, las cervezas Lager y más ligeras, que son las que se toman en la playa –y que son las que más se antojan ahí- van con mariscos y pescados, ya que no cambian mucho el sabor del alimento, por lo que se acompañan perfectamente”, describe.

“Las cervezas negras y ambar, que suelen ser un poco más alcohólicas, van muy bien con carne, ya sea ahumada o asada, porque el alcohol te limpia un poco más el paladar”.

El especialista también aclara que el maridaje no solamente consiste en encontrar una combinación armónica entre comida y bebida.

“Hay dos tipos de maridaje: el de contraste, que puede despertar y explotar ciertos sabores de la cerveza o del alimento cuando los combinas; y el complementario o de seguimiento, que se presenta cuando hay dos sabores similares y que no van a desentonar uno con el otro”, subraya.

2.- La ideal para la comida mexicana es…

Los mexicanos suelen combinar platillos tradicionales, como el mole o los tacos, con cerveza, pero si eligen el tipo correcto de esta bebida podrían disfrutarlos mejor.

“La comida mexicana es muy grasosa y picante, por lo que hay que buscar cervezas que se complementen con esos alimentos. Así, estilos como Ambar, Viena y Ale, o que tengan notas a madera, vainilla o tabaco, combinan muy bien con un corte de carne, tacos, un mole de olla, albóndigas o platillos con chipotle”, revela Hernández.

3.- Para los postres te recomendamos…

Respecto a los postres, Hernández dice que se suele pensar que éstos solamente se pueden maridar con café o algún licor, pero la cerveza también se lleva bien con la comida más dulce.

“Por ejemplo, una cerveza con notas a café, a cacao o a chocolate, puede complementar perfectamente a un brownie o un pastel de chocolate”, apunta.

“También se pueden hacer maridajes de contraste, como un cheesecake con una cerveza de sabor afrutado o Lámbica, es decir, con un sabor más ácido que te va a limpiar la grasa y la crema del postre”.

4.- También hay una cerveza para Navidad

Todos los años en la época navideña suelen aparecer en el mercado ediciones especiales de cervezas, lo cual es una costumbre que proviene de países europeos y está relacionada con el clima.

“Las cervezas de navidad, como las de tipo Weizenbock, que es un estilo de cerveza alemana de trigo que tiene características ‘frutosas’ con toques tostados y de maltas acarameladas, tienen una graduación alcohólica alta, y en Europa suele fabricarse para el invierno, ya que entre más alcohol, más te calienta el cuerpo”, indica Hernández

5.- Y el consejo final es el mejor: experimentar

Debido a las características de la cerveza, como el precio y su amplio número de variedades, el consumidor tiene la oportunidad de experimentar con ella para elegir su combinación favorita.

“Hoy existe una mayor oferta de cerveza para que alguien elija la que se le antoje y así descubra si marida con el platillo que eligió. Así que lo mejor es que pruebes una cerveza con tu alimento, y si a ti te gusta, está perfecto”, menciona.

“El mercado cervecero presume de ser un mercado que no se cierra y que es abierto a experimentar, por eso hay que aprovecharlo”.

Hernández afirma que los cerveceros gustan de hacer combinaciones y que, incluso, hay veces que se juntan dos cervecerías para mezclar sus mejores estilos.

“La ventaja que tiene la cerveza sobre el vino con respecto a su oferta es que hay muchas cervezas de autor y muchos estilos que se pueden combinar para que surjan nuevas cervezas”, señala el también fundador del restaurante Azotea Minerva, el cual se localiza en Allende 45, Coyoacán, y que ofrece 150 variedades de cerveza artesanal y una carta de alta gastronomía elaborada por el chef José Miguel García.

Algunos de los maridajes que se sirven en este restaurante son fish, shrimp & chips con cerveza estilo IPA, ceviche verde con cerveza estilo ITA, hamburguesa de sirloin con cerveza estilo Viena, Tacos de res con cerveza estilo Pale Ale o un brownie con cerveza estilo Imperial Stout.

El consumo per capita de cerveza en México, de acuerdo con Ofertia, es de 59.9 litros (que lo coloca en el lugar 39 del mundo) y las personas la beben unas 4.8 cervezas a la semana.

Relacionadas

Comentarios