Estilo de VidaLo Último

5 claves para mejorar tu vestimenta y ser elegante en la oficina

El aburrido traje y la corbata diaria han quedado en el pasado de la moda. Hoy, la sencillez es la expresión más sutil de la elegancia en una oficina.

03-05-2017, 5:40:59 AM
Elegancia en la oficina.
DepositPhotos. Elegancia en la oficina.

“La sencillez es la clave de la elegancia”, sentenciaba la mítica Coco Chanel. Hoy, aquella frase de la modista se vuelve una realidad cuando se habla de las tendencias del buen vestir que domina el ambiente laboral.

Ya no se trata, en el caso de los varones, del aburrido traje y corbata de todos los días que, con el tiempo, hace ver a los caballeros como un retrato repetido al que sólo se le cambia el filtro de color.

“Hoy los únicos que visten así son los abogados, banqueros y políticos. Es una referencia de seriedad que se ha ido extinguiendo de hace unos 10 años para acá”, explica Cory Crespo, director del Mercedes Benz Fashion Week, el evento de moda más importante de la escena mexicana.

La tendencia actual es la comodidad, experimentar con diferentes opciones y prendas sin la necesidad de vestir todo el tiempo de traje, de acuerdo con el especialista.

“Hoy vemos a presidentes de grandes empresas, como Ford o American Express que no necesariamente usan traje o combinan el outfit de forma creativa”, abunda.

Las prendas básicas, como un buen blazer o un abrigo negro dan la bienvenida a factores que, hasta hace poco tiempo, o no eran muy tomados en cuenta o de plano pasaban inadvertidos para el outfit de la oficina: los accesorios.

Una frase común de los asesores de imagen es aquella de “vístete para el trabajo que quieres, no para el que tienes”; sin embargo, esto no implica que lo que se elija deba ser sobrio y aburrido, por el contrario, es una invitación a ser más creativo y volverse un elemento más llamativo desde la presentación.

Así, Crespo define los puntos para tomar en cuanta cuando se trata de moda para triunfar en el trabajo.

1. Comodidad: Ahora hay más libertad al vestir “formal” en el trabajo. Una recomendación, en el caso de los hombres, es evitar la corbata y sustituir por algún accesorio igualmente elegante, pero menos incómodo, como un buen pañuelo. Con éste, además, se puede jugar con el color y la simetría del outfit.

2. Accesorios: Crespo sugiere que se ponga más atención en los accesorios, los cuales pueden realzar significativamente el atuendo. Los caballeros pueden valerse no sólo de un par de zapatos, mancuernas o de un buen cinturón, sino también de carteras, relojes y portafolios o maletines de calidad. “Hay excelentes peleteros en México. Es algo que hay que aprovechar”, dijo el experto.

3. Pero sin abusar: Este punto está dedicado principalmente a las mujeres, quienes deben controlar su gusto por los accesorios. Un máximo de tres aditamentos al vestir es más que suficiente para lucir perfectas.

4. Color: Un traje muy serio combinado con un calcetín de color verde o9 rosa ya no es un pecado de la imagen, de acuerdo con Crespo. “La expresión de color también ayuda a definir el humor de las personas”, comentó el experto, quien agregó que este tipo de outfits –con toques arriesgados en tonalidades— genera una empatía diferente, incluso la gente se muestra más cercana a quien los usa.

5. Limpieza y elegancia: Aquí es importante recordar nuevamente la frase de Chanel. Atreverse a lo llamativo, contrastar colores y utilizar algunos accesorios para sustituir otros no implica que esté permitido llevar los zapatos sucios o la barba desaliñada. Para las mujeres, es mejor evitar los escotes o los outfits que, de tan entallados, parezcan de una talla distinta.

Relacionadas

Comentarios