Blogs + OpiniónMarketing

5 claves para conectar emocionalmente con tu audiencia

Una forma de conquistar a un público es contándole una historia ¿Te gustaría intentarlo para incrementar el alcance de tus ideas?

27-03-2017, 1:44:34 PM
audiencia, hablar en publico

“Ser una persona es tener una historia que contar”.

Isak Dinesen

¿Alguna vez has estado en medio de una presentación tan aburrida, que simplemente se vuelve insoportable? ¿Qué tal una clase en la que lo único que desearías es que el tiempo no pasara tan lentamente? Y, ¿qué hay de cuando tú has estado al frente? ¿Notas cómo, en ocasiones, las personas comienzan a bostezar o se distraen con su celular? Si alguna de estas situaciones te resulta familiar, entonces podrías aprender de lo que los grandes narradores de historias saben hacer tan bien.

Aceptémoslo. Nos fascinan las historias. Contarlas, escucharlas, verlas,… Tanto así que, dice Gottschall, “son para el ser humano, lo que el agua es para los peces” (2012: xiv). Vivimos rodeados de ellas. No sólo se trata de los cuentos que nos relataban nuestros padres al dormir o nuestros abuelos los domingos, sino que las encontramos en libros, películas, canciones, obras de teatro, videojuegos, chismes, publicidad, parques temáticos. Vivimos y soñamos con historias. Respiramos historias.

Pero, ¿por qué lo hacemos? ¿Por qué no podemos soltar de pronto un libro? ¿Por qué esperamos con ansias a que llegue el próximo capítulo de nuestra serie favorita? ¿Qué nos mantiene al borde de nuestro asiento en una función de cine? ¿Por qué resultan tan cautivadoras e irresistibles?

Los narradores de historias tienen la capacidad de tomar un concepto, una idea, y entretejerlos con imágenes y situaciones familiares, con emociones intensas, con expectativas y sorpresas, para entregarnos una experiencia memorable y auténticamente humana. ¿Te gustaría intentarlo? Las siguientes son tan sólo algunas de las claves que dominan los mejores storytellers:

  1. Conocen profundamente a su audiencia: Saben a quién se dirigen y buscan comprenderla para demostrar empatía hacia ella. Sólo así podrían captar su atención, lograr que sigan el hilo de la narración y conectarla emocionalmente.

La próxima vez que des una presentación, pregúntate: ¿Quién es mi público? ¿Cuál es su perfil? ¿Qué les apasiona e interesa?

  1. Construyen la historia alrededor de una idea central: Tienen claro el mensaje clave que buscan transmitir a la audiencia o alrededor del cual giran todos los eventos de la historia. Podrá haber más detalles de fondo, pero la narración se integra con lo estrictamente necesario para hacer que ésta avance. Porque, ¿cuántas ideas realmente recordará tu público?

Define, entonces: ¿Cuál es la idea clave que quieres transmitir? ¡Anótala en una o dos oraciones y asegúrate de que todos los demás puntos la apoyen!

  1. Involucran emocionalmente a su audiencia: No sólo buscan mostrarle una verdad, sino que quieren moverla a actuar y conectarse profundamente con ella –y saben que el ser humano no se mueve solamente con la razón–. Ante una gran historia, simplemente no podemos permanecer indiferentes. Como dijo en alguna ocasión Maya Angelou, “las personas se olvidarán de lo que dijiste y de lo que hiciste, pero jamás se olvidarán de cómo las hiciste sentir”.

Piensa: ¿De qué formas conectarás emocionalmente con tu público?

  1. Planean detalladamente la estructura de la historia: Cada momento está cuidadosamente planeado. Saben aprovechar el inicio para captar la atención de su audiencia; dejan interrogantes a ser resueltas posteriormente para crear suspenso; conducen al público a un clímax o momento de máxima tensión; y terminan con un cierre inolvidable y bien desarrollado.

¿Cuál es el trayecto que quieres que tu audiencia siga para que tu presentación la transforme? Revisa esta propuesta de Nancy Duarte, en donde toma la estructura del “Viaje del Héroe” de Joseph Campbell y la convierte en “el viaje de la audiencia”.

  1. Tienen un estilo único: Los narradores de historias podrán hablar sobre temas universales, pero cada uno lo hace a su propia manera. Un gran storyteller demuestra su pasión en cada palabra.

A ti, ¿qué te apasiona de lo que estás presentando? ¡Demuéstralo!

Cuando presentamos una idea, buscamos que ésta resulte memorable, auténtica y significativa para las personas a quienes se la estamos comunicando. Si las historias han demostrado por siglos el impacto que tienen sobre nosotros, ¿por qué no aprender de ellas?

Referencias

Duarte, N. (2010). “Resonate: Present visual stories that transform audiences”. Estados Unidos: Wiley.

Gottschall, J. (2012) “The Storytelling Animal”. Estados Unidos: Houghton Mifflin Harcourt.

La autora es maestra en Arte y Educación por la Universidad de Harvard y Licenciada en Pedagogía por la Universidad Panamericana (UP). Isabel trabaja como profesora en la UP e investigadora en Sietecolores: Ideas Interactivas.

Relacionadas

Comentarios