Empleo y talentoLo Último

5 beneficios de la diversidad cultural en tu empresa

La diversidad de los colaboradores crea empresas más sólidas, multiculturales y ricas. Por eso, es importante que las organizaciones les ofrezcan todas las condiciones para que se desarrollen integralmente y no sean discriminados.

27-01-2017, 6:40:39 AM
emprender
Depositphotos.com

Por Jennifer Amozorrutia, gerente de Gestión del Conocimiento de Great Place to Work México*

A nivel mundial, hay sucesos que están volviendo importante el cuestionarnos una vez más la importancia de la diversidad.

Diversidad, entendida en un sentido mucho más profundo que solo hablar del género, de la edad, de la preferencia sexual o de religión; ampliando este concepto para incluir cada característica que hace diferente a un individuo de otro.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) promueve ante todo el trabajo digno para todos, es decir que -entre otras cosas- las organizaciones deben procurar ofrecer todas las condiciones para que sus colaboradores se desarrollen integralmente y no sean discriminados.

Sin embargo, aún existen voces que parecen poner en duda la necesidad de adaptarse para crear culturas organizacionales tolerantes, multiculturales y ricas en personalidades.

Por ello, a continuación te compartimos cinco beneficios de que una organización sea diversa:

1. Es un elemento clave para ganar la guerra de talento. Hoy por hoy, las organizaciones son un amplio abanico cultural y social, volviendo más compleja la guerra de talento. Ya no basta cuestionar que tanto se sabe o el nivel de competencias técnicas necesarias. Una persona se vuelve más atractiva para el mercado, si, además de ello cuenta con un bagaje cultural amplio y complejo. Para enfrentar los desafíos de esta nueva era es una necesidad contar con una visión integral y global que pueda crear las bases para un desarrollo sostenido. Esto solo se logra, con un mix adecuado de habilidades y capacidades en el capital humano.

2. Diversidad=innovación. Los cambios implican transformación e innovación. El entorno actual demanda la redefinición de paradigmas, nuevas ideas y el establecimiento de lugares de trabajo abiertos en donde pueda reinventarse la ventaja competitiva de las organizaciones. Es aquí donde la diversidad, mediante el aprovechamiento de las diferencias, potencializa la colaboración entre equipos de trabajo, permitiéndoles llegar a soluciones complejas e innovadoras.

3. La diversidad suma y no divide. La diferencia de perspectivas produce el desarrollo de ideas o soluciones “fuera de la caja”. Más allá de los conflictos que pueda provocar la diferencia cultural entre las personas, a lo largo de la historia hemos visto cómo teniendo un objetivo en común, hace que la gente se una hacia un propósito común. Se trata de poner foco en lo que la sinergia puede llegar a generar, más que lo que algunas diferencias puedan restar. Se trata de cambiar la perspectiva hacia un pensamiento ganar-ganar.

4. Clave para enfrentar la globalización. La globalización suma grandes desafíos y expansión del mercado sin precedentes, así también alta movilidad. Hoy en día casi todos conocemos a alguien que proviene de países remotos, o incluso nosotros mismos lo hemos experimentado. Ante este escenario, la diversidad es la base para lograr un entendimiento de las diferencias entre regiones e incluso naciones, y al mismo tiempo conciliarlas en las esferas locales. Ello es tierra fértil para generar ambientes flexibles que puedan lidiar con estos fenómenos.

5. La diversidad repercute también en el desarrollo económico de las organizaciones. Más allá de los beneficios intangibles, hay estudios que demuestran los beneficios de negocio en escenarios de diversidad. Por ejemplo, Las Mejores Empresas para Trabajar a nivel mundial, las cuales se caracterizan por ofrecer culturas organizacionales que promueven buenas prácticas en temas de equidad y diversidad, presentan un desempeño de sus acciones dos veces mejor que sus competidoras y un retorno de las mismas tres veces superior.

* La autora es psicóloga por la Universidad Iberoamericana y maestra en Psicología Organizacional por la Universidad Del Valle de México. Ha trabajado como consultora, auditora de cultura e investigadora en Great Place to Work®, así como en áreas de Recursos Humanos.

 

Relacionadas

Comentarios