NegociosPara Entender

5 armas para defenderte de los despachos de cobranza

Si estás en una situación incómoda con los despachos de cobranza es importante que tomes nota de estas recomendaciones. Sin embargo, recuerda que es mejor no contar con ningún adeudo.

28-06-2017, 9:05:30 AM

Si algún despacho de cobranza te llama a deshoras intentando recuperar un adeudo, o tu número de teléfono -fijo o celular- se ubica erróneamente en una base de datos de clientes morosos, no te preocupes, ya hay nuevas reglas para este tipo de actividades que son ilegales, y que desde esta semana se sancionan con hasta cuatro años de prisión.

1. Aprende a detectar la cobranza ilegal

Si el personal de los despachos usurpa funciones, como por ejemplo se ostenta como funcionario de algún juzgado, o se presenta como profesional de la abogacía sin serlo, estás ante una cobranza extrajudicial ilícita.

Si además el despacho envía a tu domicilio o a tu correo electrónico documentos que simulan ser una orden de embargo judicial, los autores de esas misivas podrán ser sancionados con cárcel y con multas que alcanzan los 300,000 pesos, de acuerdo con los más recientes cambios al Código Penal Federal.

La cobranza extrajudicial adquiere el tinte de ilegal cuando los despachos que llevan a cabo esa actividad hacen uso de la violencia o la intimidación, es decir, amenazan con embargarte algún bien, o incluso intentan engañarte con la posibilidad de que irás a prisión, cuando en realidad en nuestro país nadie puede ser encarcelado por deudas de carácter civil, de acuerdo con el artículo 17 de la Constitución.

De hecho, quienes hostiguen a los deudores usando documentos o sellos falsos en los documentos de cobro podrán ser multados hasta con 450,000 pesos. Tampoco está permitida la exhibición pública que suelen llevar a cabo los cobradores al dejarte en la puerta de tu domicilio –a la vista de tus vecinos- cualquier aviso relativo a tu deuda.

2. Advierte a tus familiares y amigos

Entre los cambios a la legislación se incluyen los castigos a los despachos de cobranzas que en vez de llamar al deudor original, persiguen –como medida presión- a sus familiares o a alguna de las personas que aparecen como referencias del acreditado.

En este caso las penas de prisión aumentan hasta los cinco años para el personal de los despachos que llame a terceras personas, por lo que es recomendable que adviertas a tus familiares para que estos te avisen de inmediato si algún despacho de cobranza los ha estado molestando. Sí, es penoso admitir ante tus amigos que te atrasaste en tus pagos, pero es mejor ser honesto con quienes te rodean y detectar a tiempo las prácticas de cobranza agresiva.

3. Sí debes, pero el cobro es en horas de oficina

No está de más recordarte que desde 2015 los despachos de cobranza tienen prohibido llamar a los deudores antes de las siete de la mañana, y después de las diez de la noche.

Tampoco pueden ofender, intimidar o amenazar a las personas que deben algún crédito, y mucho menos a sus familiares. De hecho, tampoco pueden llevar a cabo gestiones de cobro con menores de edad, adultos mayores, o terceras personas que no estén debidamente identificadas como deudores.

Otra práctica de los despachos de cobranza que incurren en prácticas ilegales es simular que te llaman de algún banco para ofrecerte una tarjeta de crédito o un préstamo personal, en realidad su intención es que les des información como el domicilio de tu trabajo, o los datos de algún familiar. No caigas en la tentación, si debes a un banco, nadie de otra institución te ofrecerá un nuevo crédito.

4. Denuncia las amenazas

Aunque seas un cliente moroso tienes derecho a quejarte si los despachos de cobranza realizan este tipo actividades ilícitas. La instancia para ello es la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dependencia que ha puesto a disposición del público en general el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).

En la página de internet del Redeco también se pueden interponer quejas por las molestias que causan los despachos de cobranza cuando estos poseen tu número telefónico, sin que tú seas la persona que les debe.

El año pasado la Condusef recibió más de 28,000 quejas contra despachos de cobranza, destacándose las gestiones de cobro irregulares de los bancos (77%). Entre las principales causas reportadas están la gestión de cobranza sin ser el usuario o beneficiario del crédito; las llamadas que se realizan de manera irrespetuosa, y las amenazas, ofensas e intimidaciones al deudor.

De acuerdo con datos del Redeco, los despachos de cobranza que el año pasado registraron el mayor número de quejas son: Muñoz C. y Asociados, Servicios Técnicos de Cobranza, y el Consorcio Jurídico de Cobranza Especializada.

5. Trata de llegar a un acuerdo

Además de realizar la denuncia respectiva en contra del despacho de cobranza que ha incurrido en prácticas ilegales, es recomendable que trates de llegar a un acuerdo con tu entidad acreedora. Acude directamente al banco o a la institución a la que le debes, siempre existe la posibilidad de que renegocies el empréstito.

Otra opción es que solicites los servicios de alguna empresa reparadora de crédito, se trata de compañías especializadas que sirven como intermediarias entre el banco y los deudores. Considera esta alternativa sobre todo si tu relación con la entidad acreedora ya se vio afectada por la cobranza agresiva.

Relacionadas

Comentarios