'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Una historia de piratas para inspirar tu liderazgo

Durante el Wobi, el capitán Phillips compartió las 3 claves que le permitieron sobrevivir a un secuestro pirata y ahora pueden impulsar tu liderazgo.

27-03-2015, 6:04:57 AM
Una historia de piratas para inspirar tu liderazgo
Tatiana Gutiérrez

Grandes historias se han convertido en ejemplo o inspiración para cientos de empresarios que día a día forjan su propio camino hacia el éxito; que han fungido como generadoras de buenas prácticas empresariales y que su impacto se transforma en la creación de grandes líderes. Bien dicen que no hay mejor manera de aprender que con el ejemplo, y esto es lo que enseñó el segundo día de Wobi On Leadership. 

Lo vivido por el capitán Richard Phillips, historia que inspiró a Paul Greengrass para llevarla a la gran pantalla con la película “Captain Phillips”– la cual fue protagonizada por Tom Hanks-, buscó ayer, ante más de mil empresarios, impulsar a los líderes y motivar a los nuevos perfiles. 

Después de haber sido secuestrado por piratas somalíes y sobrevivir a lo que muchos consideran una muerte segura, durante su participación en el Wobi, el capitán Phillips asegura que un buen líder siempre debe tomar en cuenta tres lecciones básicas:

1. Somos más fuertes de lo que pensamos

“Hay una lección de mi madre que me ayudó en ese momento y que me ha servido para impulsarme toda mi vida: ‘Nada termina hasta que tú lo permitas, no te rindas’. El liderazgo que ustedes ejercen en sus empresas, también necesita de decisiones, planteamientos y estrategias, es la tarea de un líder ante su equipo”, precisa.

La capacidad de reaccionar ante momentos de adversidad es una cualidad básica que un líder debe tener, las instrucciones pueden encontrarse en grandes libros y enseñanzas, pero cuando el líder se enfrenta a la realidad nadie sabe a ciencia cierta cómo actuar o estar seguro de si las decisiones que se toman son las mejores, asegura. 

2. Nada termina hasta que te das por vencido

Después de ser secuestrado, Phillips permaneció cautivo por más de cuatro días, sin agua y sin comida, el líder del barco aseguró que el final estaba presente en todo momento, sólo era cuestión de haberlo decidido así. 

Hoy, las empresas y los emprendedores tienen mucho que aprender de ello, las malas decisiones y los fracasos son parte de la dinámica de siempre querer ser mejores, y al mismo tiempo son escalafones para alcanzar el éxito, pero no una determinante para no continuar. 

3. ‘Focus’, la estrategia que se aprende en equipo

Las advertencias de piratas somalíes no se hicieron durante el día del ataque, era una noticia que invadía de temor a cada navío, pues varias embarcaciones habían sido ya víctimas; sin embargo, cuatro días antes de su secuestro, Phillips realizó un simulacro, que al principio le pareció un protocolo a seguir, después se dio cuenta que eso fue la diferencia entre sobrevivir o no.

“Los equipos necesitan estar preparados para cualquier adversidad, aún si las aguas están quietas. Siempre hay que estar listos para enfrentar lo peor, aunque no haya pasada nada aún”.

El capitán asegura que esto es parte de forjar equipos de trabajo preparados, unidos y siempre comunicados. 


El cerebro, la concentración y el poder de dirigir

El cambio es como sinónimo de innovación para las organizaciones. Los expertos aseguran que no hay empresa exitosa si no existe la innovación como estandarte.

Para Estanislao Bachrach, académico e investigador en las áreas de Biología Molecular y Genética -que también participó en el foro organizado por Wobi-, asegura que una de las principales herramientas que impulsa a los líderes para ser mejores es la capacidad de comunicar el cambio. 

De acuerdo con el experto, la manera tradicional de querer que la gente cambie se simplifica en tres Fs: Force, Fears y Facts.

“Creemos que inculcando el miedo podemos gobernar a nuestra gente, que forzándolo a hacer lograremos un cambio; y que la única manera de proyectar es con hechos. ¿Saben cuántos cambian con esto? Nadie”, comenta el experto. 

Asegura que este proceso suele funcionar de manera inmediata, se aprende de memoria sin razonarse, lo que provoca que en poco tiempo se olvide. Para Bachrach, la manera de transmitir el cambio se centra en: Ver, sentir y cambiar. 

“Los cambios se realizan con la gente, no a pesar de ellos. La mejor manera de aprender es haciéndolos parte del cambio, diciéndoles lo que tienen que hacer, poniéndoles ejemplos de líderes que lo están haciendo y enseñándoles cómo cambiar. Ésta es la única forma”.

Ejercita tu concentración

Por su parte, Scott Eblin, cofundador y presidente de The Eblin Group, empresa consultora en desarrollo profesional, asegura que una parte primordial para que el líder trabaje adecuadamente, es la concentración. 

¿Cuántos de ustedes dejan tareas a ‘medias’ por realizar otras o por distractores en su oficina? Para Eblin, la clave para que esto no suceda, es la respiración y la postura. 

Realizar ejercicios dentro de la oficina y respirar de manera adecuada pueden aumentar tu concentración hasta en un 20%, incrementando tu efectividad y mejorando tu liderazgo, de acuerdo con el ejecutivo.

Si quieres saber sobre consejos para respirar y cómo tener una mejor postura en la oficina, puedes leer Técnicas de respiración para combatir el estrés.

¿Qué historias te han inspirado a ser un mejor líder? ¿Cuáles son las lecciones de liderazgo que te han impulsado a ser mejor? 

Relacionadas

Comentarios