'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

OCDE insta a China a la liberalización del yuan

La Organización asegura que si siguen adelante las reformas en las tasas de interés y su moneda podrá crecer 7% al final de 2015.

20-03-2015, 7:37:24 AM
OCDE insta a China a la liberalización del yuan
Reuters

La economía de China podría crecer alrededor de un 7 por ciento este año y un 6,9 por ciento en 2016 mientras el Gobierno sigue adelante con reformas en las tasas de interés y su moneda local y persigue un crecimiento más lento pero de mayor calidad, dijo el viernes la OCDE.

China puede evitar una desaceleración abrupta del crecimiento, siempre y cuando el Gobierno garantice la corrección ordenada de los desequilibrios económicos, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su último estudio sobre la economía del país asiático.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, dijo que también espera que la demanda interna china sea lo suficientemente fuerte como para impedir la deflación.

“Creo que un (crecimiento económico de) 7 por ciento es más sostenible, un 7 por ciento evita burbujas y 7 por ciento es alcanzable”, dijo a Reuters en una entrevista.

Pekín ha estado tratando de reducir el exceso de capacidad fabril, la deuda de los gobiernos locales y contener los riesgos de un mercado inmobiliario en desaceleración, que probablemente lleve el crecimiento a un mínimo en 25 años de cerca de un 7 por ciento en 2015, frente a un 7,4 por ciento en 2014.

“Los desequilibrios en el mercado de propiedades y en algunos sectores de la industria pesada han comenzado a relajarse y, aunque sigue habiendo riesgos, parecen ser manejables”, agregó.

Una desaceleración económica mayor a lo esperado tendría efectos globales a través de canales de comercio e inversión, dijo.

Las exportaciones chinas de bienes y servicios podrían crecer un 5,5 por ciento este año y un 6 por ciento en 2016, proyectó la OCDE.  


El banco central chino ha recortado las tasas de interés dos veces desde noviembre, además de una reducción del encaje bancario en febrero, en medio de preocupaciones sobre crecientes riesgos deflacionarios.


Además, el Gobierno contempla su mayor déficit presupuestario en 2015 desde la crisis global para respaldar al gasto.


Los líderes chinos han estado impulsando reformas fiscales para hacer frente a la causa de fondo de la deuda local y liberalizando las tasas de interés de manera constante para colocar a la economía sobre una base más sostenible.

“La liberalización plena de las tasas de interés necesita ser precedida por una mayor flexibilidad cambiaria para ayudar a la economía a absorber los choques”, dijo la OCDE.


“Una moneda más flexible es también un requisito previo a la apertura de la cuenta de capital”, agregó.


Al hablar de Europa, Gurría dijo que el continente se encamina a una recuperación económica más veloz debido a los precios bajos del petróleo, a tasas de interés bajas y a un euro “más competitivo”, lo que se suma al optimismo sobre la economía mundial.


La OCDE elevó su pronóstico de crecimiento para la zona euro a un 1,4 por ciento este año y a 2,0 por ciento en 2016, un alza de 0,3 puntos porcentuales en ambos casos respecto a sus proyecciones de noviembre de 2014, gracias a una aceleración de la actividad en Alemania, la mayor economía de la zona euro.

 

Relacionadas

Comentarios