HistoriasNegocios

Biorefinerías, la industria del futuro

Es posible que en el 2050 se acabe el petróleo, pero no podemos esperar hasta entonces. Es momento de invertir en biomasa y energías alternas.

13-07-2010, 10:13:45 AM
Biorefinerías, la industria del futuro
Altonivel

Las biorefinerías tienen un rol destacable en el combate al cambio climático, de acuerdo con el reporte “El Futuro de las Biorefinerías Industriales” del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

Este reporte realizado en conjunto con Royal DSM N.V., Novozymes, DuPont y Braskem, explica que la industria de las biorefinerías puede fungir como suplemento para la demanda de la energía sustentable y química, añadiendo seguridad energética.

Sin embargo, el documento reconoce que existen una serie de obstáculos que se interponen en el camino para que las biorefinerías puedan alcanzar su potencial económico.

El profesor Sir David King director, de la Smith School for Enterprise and the Environment at the University of Oxford y autor del reporte, dijo que el crecimiento de la bioeconomía puede crear un significativo crecimiento económico.

“La cadena de valor de la emegente biomasa creará importantes oportunidades de negocio y nuevos ganadores, con la tecnología y las empresas impulsado por la ciencia a través del acceso a la enzima base y tecnología microbiana que ha ha sido central para el desarrollo de la bio- economía basada en ella. El crecimiento de la economía de base biológica podría crear un importante crecimiento económico y oportunidades de empleo, especialmente en las zonas rurales, donde los ingresos y las perspectivas económicas están moderados”, dijo King.

La investigación del WEF dice que el valor de cambio de la biomasa puede crear ingresos potenciales para 2030 significando 15 millones de dólares de los insumos agrícolas, 89 millones de dólares para la producción de biomasa, 30 millones de dólartes para el comercio de biomasa, 10 millones de dólares en insumos para las biorefinerías, 80 millones de dólares en combustible biorefinado, seis millones de dólares en biopláticos y 65 millones de dólares por calor y energía generada por la biomasa.

¿Qué es lo que viene en combustibles?

La información generada por el Foro Económico Mundial identifica una serie de retos en lo técnico, estratégico y comercial que necesitan ser analizados antes de que suceda cualquier tipo de comercialización en la industria de la biorefinación.

Esto incluye la necesidad de avances significativos en el desarrollo y despliegue de biotecnologías, desarrollo de infraestructura, altas sumas de capital y dar salida al tema sobre la restricción de tierras y la disponibilidad de la biomasa.

Las biorefinerías que usan biomasa de plantas o material de origen vegetal como materia prima serían la punta de lanza para pasar del carbono fósil a la producción de biocombustibles, lo cual modificaría el panorama industrial.

Feike Sijbesma, CEO de Royal DSM NV, explica: “estamos en el umbral de una transición a un futuro más verde y sostenible, con la economía de base biológica como el elemento clave. Ninguna empresa o gobierno puede manejar esta transición solo, los sectores público y privado tienen que trabajar en estrecha colaboración. Dado que la innovación será la clave para lograr esto, el sector privado necesita conducir esto con convicción y nuevos conceptos de innovación abierta. Al mismo tiempo, se ofrece a los gobiernos en todo el mundo una gran oportunidad, también, en el que su ayuda para crear un marco positivo con los reglamentos y los incentivos para estimular que el sector privado para acelerar sus inversiones será la clave. La transición a una economía de base biológica ofrece una gran cantidad de oportunidades para todas las partes interesadas. “

Por su parte, Steen Riisgaard, presidente y CEO de Novozymes, agregó: “el informe confirma la necesidad del reemplazo de la biomasa que se produce en precios más bajos que el petróleo, pero sin un costo elevado. Con el tiempo, nuestros coches, camiones, incluso nuestros aviones van a funcionar con combustibles de baja emisión de carbono derivado del almidón y la celulosa. Plásticos y productos químicos se hará a partir de plantas en vez de petróleo. Millones de nuevos puestos de trabajo se generarán en tecnología verde y en las zonas rurales, en biorefinerías, producción de bioenergía y biomateriales”.

Bernardo Gradin, director general de Braskem, dice: “las biorefinerías pueden ofrecer un nuevo camino a la Manufactura Avanzada – una tercera revolución industrial con los nuevos ganadores de las zonas rurales y geográficas y una evolución hacia una base biológica, disminuyendo las emisiones de CO2. Braskem abrirá su primera biorefinería en octubre de este año.”

Así, el análisis del WEF concluye que el desarrollo basado en la bioeconomía está en una etapa temprana y ante un escenario de alto riesgo, sobre todo si las empresas deciden lanzarse al mercado de manera independiente, por ello es necesario que el gobierno tome un papel activo en el proceso para apoyar a estas industrias “semilla”, con el fin de crear mercado para garantizar que la industria se consolide y prospere lo más rápido posible.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios