HistoriasMicrositio

7 estrategias para mejorar tu creatividad e ingenio

Pon en práctica estas acciones y comienza a generar creatividad e innovación en tus actividades diarias. Una experta te acompaña en el paso a paso.

10-03-2015, 3:34:20 PM
7 estrategias para mejorar tu creatividad e ingenio
Mtra. Alejandra Apiquián Guitart, Anáhuac

El ambiente complejo, característico del escenario empresarial actual contribuye a que las organizaciones busquen hacer más con menos, y por tanto la creatividad y el ingenio de sus colaboradores se han convertido en competencias indispensables  para alcanzar las  metas y objetivos establecidos.  

Muchos piensan que la creatividad es algo exclusivo de ciertas personas que nacieron con dicho talento, y que en una empresa sólo las personas de las  áreas de mercadotecnia, publicidad, ventas, diseño o desarrollo de productos son ingeniosas. 

Es importante resaltar que para las organizaciones, la creatividad es útil sólo cuando conduce a la innovación.

La creatividad es la capacidad de usar la imaginación para generar ideas originales, mientras que el ingenio es la creatividad llevada a la práctica, y es finalmente la que genera la innovación.

Así al utilizar el ingenio haremos que aquello que hemos ideado de forma creativa genere frutos. 

Ser o no una persona creativa e ingeniosa depende  más bien de la actitud y no de las aptitudes innatas.

Es muy común encontrar que al tratar de buscar respuestas para solucionar un problema, las personas se encajonan en ideas preconcebidas y prejuicios que bloquean y limitan su capacidad creativa. 

Franc Ponti y Xavier Ferrás, autores del libro Pasión por Innovar, proponen siete estrategias para cambiar nuestras creencias mentales sobre la creatividad.

1. THINK  ZEN: pensar rápido, pensar lento, pensar abundante

Esta estrategia es la  base de todas las demás pues establece que es partir de la tranquilidad espiritual que podemos dedicarnos al trabajo creativo.

El Zen es una práctica budista que consiste en el ejercicio constante de la meditación. La creatividad en su estado más auténtico tiene que ver con un cierto estado Zen que cada persona debe encontrar.

La mente demasiado embotada es un obstáculo para la generación de ideas. La mente relajada y tranquila, es un enorme receptáculo para todo tipo de ideas.

Pensar Zen, supone tener la capacidad de utilizar nuestra mente (razones e intuiciones sabiamente combinadas) en paz y tranquilidad para tener insights creativos. La creatividad debe estar ausente de miedo, ya que éste paraliza, mediatiza, predispone negativamente y alimenta extrañas creencias limitantes.

Dedica parte de tu tiempo a reflexionar, a planear y analizar de manera consciente alguna actividad específica.

La reflexión nos permite observar de manera holística todo el problema, concentrarnos en el tema y verificar los aspectos positivos y negativos de cada uno.

Normalmente el día a día nos impide sentarnos y pensar las opciones que se pueden visualizar desde otros ángulos, por ello, hacer un espacio permanente de manera organizada, permite encontrar las mejores opciones para atender los problemas y crear nuevas soluciones.

2. THINK PO: razonar provocativamente, pensar alternativamente

Pensar provocativamente es esencial en creatividad e implica una cierta deconstrucción de la realidad.

Es una estrategia creativa que nos permite jugar con los extremos y desafiar ideas convencionales y obvias.  Ser creativo significa, en buena medida, ser diferente.

La diferencia se consigue desafiando los convencionalismos y aceptando retos complicados. Implica explorar más allá de los límites que tenemos alrededor, replantear las cosas de otra manera a la que siempre lo hacemos, invertir la logística de nuestras ideas y preguntarnos sobre la forma en que se hacen las cosas.  

Para este pensamiento es bueno utilizar las preguntas, ¿qué pasaría si….?, ¿qué ocurriría si….? Y replantear otra manera de hacer lo que siempre venimos haciendo. También es oportuno pensar como si fuéramos otra persona, ¿cómo sería la reacción?, o bien, ¿cómo utilizaría determinado producto o servicio?

3. THINK OPEN: observar otras realidades, saber escuchar, dar y recibir

Para ser auténtica y poder generar innovaciones de valor, la creatividad debe ser abierta, es decir, debe tener en cuenta lo que está pasando en otros ámbitos y aprender de ellos.

La curiosidad típica de la persona creativa impulsa a considerar otras realidades, meterse en mundos distintos y, lo más importante, hacer transferencias.

Para abrir nuestra mente debemos procurar estar en contacto con realidades diferentes a las nuestras, no permitiendo el encasillamiento en perspectivas limitadas.

Este proceso se basa también en el concepto de innovación abierta, en dónde se puede conseguir el mayor número de ideas pensando out of de box, pensando fuera de la caja, fuera del entorno y fuera de nuestros propios límites. 

4. THINK  FLOW: pensar con fluidez, cambiar de perspectiva

Para ser creativo es importante tener fluidez mental. Sin fluidez hay bloqueo y el bloqueo es la negación de la creatividad.

En este paso, Franc Ponti nos invita a trabajar en equipo, permitiendo que las ideas fluyan constantemente entre todos los miembros de la empresa a través de la escucha activa.

Para esta estrategia, las dinámicas de Brain Storming representan un buen ejercicio mental, en donde lo más importante es dejar que las ideas fluyan y no discriminar ninguna de ellas, ya que una gran idea se produce por la sucesión de otras.

Ponti también  recomienda hacer “gimnasia creativa”. Para ello es recomendable realizar listados sobre temas de interés, intentar analizar los hechos desde distintas perspectivas, aceptar opiniones distintas a la propia, ser empático y hacer preguntas sobre las cosas.

5. THINK & DRAW: hacer visibles las ideas, las imágenes y las sensaciones

Las personas creativas, muchas veces acompañan con imágenes su pensamiento.

Para expresar la creatividad será necesario darle forma a las ideas que tenemos en la mente.

Hacer visibles los pensamientos facilita que otras personas vean los mismos contenidos conceptuales expresados de forma gráfica, lo que te permitirá hablar un lenguaje común que favorezca el intercambio de ideas.

6. THINK HAPPY: incorporar elementos de motivación y pasión, despertar todos los sentidos, disfrutar aprendiendo

Una de las características más distintivas de la gente creativa es que sienten gran motivación por lo que hacen, sea lo que sea.

Las personas creativas “fluyen” de forma especial porque concentran toda su atención en lo que les gusta. Conocer nuestras auténticas motivaciones nos puede permitir enfocar mucho más nuestra creatividad.

Para lograrlo debemos, entre otras cosas, conocer nuestros puntos fuertes, procurar hacer lo que nos gusta y que nos guste lo que hagamos; creer y luchar por los sueños e ideas utópicas; hablar siempre un lenguaje positivo y constructivo (puesto que la crítica por la crítica destruye la creatividad y la innovación), despertar nuestros sentidos y emociones para poder apasionarnos; eliminar las emociones negativas y recordar que sin alegría y optimismo no hay fuerza creativa.

7. THINK TEAM: sumar energías, multiplicar esfuerzos, compartir conocimiento

Creatividad, colaboración y cooperación son grandes amigas.

Normalmente los inventos y aportaciones creativas son el resultado de  muchas horas de analizar ideas y trabajar en equipo. Todas las ideas son buenas y cada una puede hacer aportaciones útiles.

Establecer sinergia, compartir conocimientos, cooperar y colaborar son la clave del proceso de innovación.

Aprovecha estas siete estrategias, ponlas en práctica y es probable que poco a poco comiences a generar creatividad e innovación en tus actividades. 

La autora es coordinadora académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Anáhuac México Norte y puedes contactarla en aapiquian@anahuac.mx

Relacionadas

Comentarios