HistoriasNegocios

¡Con toda energía!: General Electric

“Estamos conscientes que las necesidades de Pemex irán de la mano de las turbinas de gas, ramo en que GE tiene el liderazgo”.

12-07-2010, 10:40:46 AM
¡Con toda energía!: General Electric
Martha Lydia Anaya

¡Ya falta poco! Según el calendario oficial, la planta de cogeneración de energía eléctrica y vapor en el Complejo Procesador de Gas Nuevo Pemex, en Tabasco, comenzará a operar en 2012. La multinacional General Electric (GE) comparte de cerca este logro porque ha sido la encargada de suministrar las turbinas que mantendrán en operación esta planta, considerada como la más grande de su tipo en México y América Latina.

Stephen R. Bolze, presidente y director general de GE Energy, platicó con Alto Nivel sobre los pormenores de este proyecto: “El año pasado –relata– Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció la construcción de su primera planta de cogeneración, que se entiende como la producción simultánea de electricidad y calor usando un solo combustible (como el gas natural), con lo que se aprovecha el calor que de otra manera sería desperdiciado”.

La idea es que esta nueva planta genere 300 megawatts de electricidad y 800 toneladas por hora de vapor, con lo cual Pemex Gas estará en condiciones de suministrar 55% de la demanda de vapor y la totalidad de energía eléctrica del Complejo Nuevo Pemex, así como portear la energía eléctrica excedente (260 MW) a unos 120 centros de trabajo. Un punto importante es que, además, dejarán de emitirse gases de efecto invernadero a la atmósfera.

En otras palabras, los grandes beneficios de esta planta radican en que, por un lado, Pemex logrará una mayor eficiencia energética para su autoabastecimiento eléctrico, además de que obtendrá ahorros importantes en sus gastos operativos y, por el otro, se reducirá de manera sustantiva la contaminación ambiental. “¡Algo inédito tanto para la paraestatal como para México!”, comenta Bolze.

Explica que GE obtuvo el contrato para entregar dos turbinas GE 7FA que servirán para la operación de esta planta y su mantenimiento correspondiente por 20 años. “Estas turbinas tienen una capacidad de generación de entre 550 y 800 toneladas de vapor por hora, y tienen la capacidad de quemar gas natural con alto contenido de nitrógeno.”

Las turbinas de gas y recuperador de vapor (HRSG) serán construidas en la planta matriz de GE en Carolina del Sur, en Estados Unidos, aunque tendrán un contenido nacional que corresponde a la integración de ciertas partes periféricas que se fabrican en México y el diseño que se realiza en la planta de Querétaro, comenta el directivo. [GE tiene más de 1,000 unidades de este tipo funcionando en el mundo, las cuales contabilizan más de 3 millones de horas utilizadas con esta tecnología].

Respecto del servicio de mantenimiento, Bolze platica que firmaron un acuerdo para el mantenimiento completo a la planta con Abengoa, la empresa propietaria y encargada de construir y operar las instalaciones. “Es un enorme reto participar en la industria petrolera mexicana, pero estamos conscientes de que las necesidades de Pemex van a ir muy de la mano de las turbinas de gas, ramo en el que GE tiene el liderazgo mundial”, dice.

Bolze refiere que GE se está preparando para ir de la mano junto con México en materia de reducción de emisiones de contaminantes, luego de que el gobierno federal anunciara la intención de reducir 30% la emisión de gases de efecto invernadero para 2020, según el mecanismo de financiamiento “Fondo Verde”, propuesto por nuestro país para financiar la lucha global contra el cambio climático.

“Un ejemplo claro –reitera– es precisamente la planta de cogeneración de Nuevo Pemex, donde podrán obtenerse ahorros por 67.5 millones de pies cúbicos diarios de gas natural y 1,000 barriles diarios de combustóleo, equivalente a 940,000 toneladas de gases de efecto invernadero anual que dejarán de emitirse a la atmósfera.”

¿Cuál es el paso siguiente? “Definitivamente, participar en otros proyectos de cogeneración. Sabemos que el próximo será en la refinería de Salamanca, que es una planta similar a la de Tabasco y que habrá de desarrollarse en dos fases. Asimismo, compartimos el objetivo de Pemex y del país en sí mismo por arrancar más proyectos de este tipo, lo cual nos va a ayudar a consolidar nuestra presencia en México. De hecho, un plan en puerta es la inversión por 40 millones de dólares para expandir la investigación en la planta que GE tiene en Querétaro”, concluye Bolze.

. www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios