HistoriasManagement

No olvidar: Sólo gana el que mete gol

Sexta lección: Si pretendes ganar en el juego de los negocios, en algún momento tendrás que meter el gol que haga la diferencia.

12-07-2010, 9:29:48 AM
No olvidar: Sólo gana el que mete gol
E.S. Zawadzki

Enormes jugadas que no terminaron en gol.

Grandes futbolistas que estrellaron una y otra vez el balón
en el arco.

Y la frase que repitieron decenas de veces los cronistas: “Iba
a hacer el gol del Mundial”. Pero no lo hizo y decenas de veces los espectadores
recordamos que en el juego del futbol sólo gana aquel que anota más goles que
su rival. Seguro: habrá imponderables y cosas que no parezcan justas (sí, nos
referimos al fuera de lugar que no se marcó en el México vs. Argentina, dándole
a Carlitos Tévez un gol que no lo era como legítimo), pero el equipo que
pretenda coronarse debe ser capaz de sobreponerse a la adversidad y hacer siempre
el tanto que marque la diferencia.

En el partido de la gran final tanto España como Holanda tuvieron oportunidades. Fue un juego cerrado entre dos potencias que no querían permitir que el otro se fuera adelante. Al final, la diferecia la hizo un solo gol, el de Andrés Iniesta: pero eso bastó para que fuera España quien se coronara campeón.

En los negocios sucede lo mismo: las marcas que ganan marketshare y lealtad del cliente son
aquellas que aciertan, impactan y cautivan al consumidor. No aquellas que casi
lo hacen. Un equipo de trabajo debe de ser capaz de cumplir con los objetivos
planteados y anotar el “gol” que le permita siempre seguir jugando. No importa
qué tanto te acerques, hasta que no anotes el gol que te ponga arriba en el
marcador, el objetivo no habrá sido cumplido.

Relacionadas

Comentarios