HistoriasManagement

La importancia del buen “coaching”

Tercera lección: El rol del director técnico como coach activo es fundamental para el buen funcionamiento del equipo. En las empresas es igual.

12-07-2010, 8:58:29 AM
La importancia del buen “coaching”
E.S. Zawadzki

La visión es distinta fuera del campo de batalla que dentro
de él.

Lo mismo sucede en el campo de futbol.

A nivel cancha, no es fácil que los jugadores identifiquen
los huecos que el rival permite, ni los errores en los que ellos mismos
incurren, poniendo en riesgo su propio marco. En el roce propio de un encuentro,
es relativamente fácil que los jugadores se “enganchen” con un rival o que,
cegados por el orgullo, pretendan resolver el partido ellos solos con un acto de
genialidad.

Es entonces cuando el coaching
del director técnico se vuelve fundamental.

Su labor en esos momentos, observando y sufriendo desde la
banca, es lograr que cada pieza se mueva para que el equipo funcione. El director
técnico debe ser capaz de identificar las fortalezas y deficiencias del rival y
ajustar su alineación para sacarles provecho. Los jugadores, claro está, deben
saber escuchar y reaccionar a los comentarios de director técnico. En este
Mundial vimos a Aguirre, Dunga, Maradona y Capello desgarrarse a gritos,
tratando de comunicarles a sus jugadores las posibles áreas de mejora en el
juego; otros, como Löw o del Bosque, guardaban silencio a momentos, para
observar y luego comunicar. Pero indiscutible es que su labor resultó
fundamental.

En una empresa puede ser similar. Los directivos deberían
observar, analizar, “revelar” las oportunidades a su equipo y obtener de ellos
el máximo potencial. El “coacheo” del director general hacia el equipo es
indispensable si éste pretende que sus jugadores cumplan con el objetivo. Y
fundamental es que tengan la habilidad de saber comunicarse con los miembros de
su equipo; la visión del director pierde sentido si no es permeada a la
totalidad de los jugadores que conforman al equipo.

Relacionadas

Comentarios