HistoriasMicrositio

Lecciones de liderazgo tras la polémica de Whiplash

¿Hasta dónde puede llegar un líder con tal de sacar lo mejor de su gente? La coach explica los errores de liderazgo del maestro Fletcher, ‘ganador ‘ del Oscar.

25-02-2015, 3:35:50 PM
Lecciones de liderazgo tras la polémica de Whiplash
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

¿Hasta dónde puede llegar un líder con tal de sacar lo mejor de su gente? ¿Cuál es la delgada línea que divide lo correcto de lo incorrecto? ¿En verdad Maquiavelo tenía razón al pensar que el fin justifica los medios? ¿La exigencia es sinónimo de excelencia?

Whiplash, la película recientemente nominada a cinco premios Oscar, entre ellos mejor película, mejor montaje y mejor sonido, ha desatado una gran polémica al tener como argumento principal un método de enseñanza cruel, extremista y agresivo para sacar lo mejor del alumno.

Terence Fletcher –personaje que le brindó el Oscar a J.K. Simmons, como mejor actor de reparto– es un maestro de jazz que utiliza la violencia física y psicológica como una herramienta primordial para lograr la perfección en el desempeño de sus estudiantes.

Aunque al final Fletcher logró su cometido al empujar a uno de sus estudiantes, Andrew Neyman –interpretado por Miles Teller– mucho más allá de lo esperado, habría que tener presente que hacer las cosas bien no siempre es sinónimo de hacer lo correcto

5 errores de liderazgo de Whiplash

1. La cultura del miedo y la descalificación

A pesar de que este aspecto es llevado al extremo en la película, desafortunadamente, en el mundo empresarial es más común de lo que nos podemos imaginar.

En diversos procesos de coaching me he dado cuenta que en el clima laboral reina un sentimiento de miedo a equivocarse y desconfianza para expresarse de manera libre y creativa por temor a las consecuencias o regaños que puede haber por parte de los líderes.

Lo más grave es que esta actitud se contagia y va permeando hacia todas las áreas, hasta que se convierte en parte fundamental de la cultura y el “modus operandi” de la organización.

2. Cazadores de errores

Algunos líderes parecen estar muy al pendiente cuando se trata de remarcar lo que no se ha hecho o lo que está mal, pero cuando se trata de destacar los logros y avances no hacen demasiado aspaviento. Quizá sí emiten un reconocimiento pero es muy ligero en comparación del énfasis que le dan a las áreas de oportunidad.

El maestro Fletcher sólo detectaba los momentos en que sus alumnos estaban fuera de tiempo, pero era incapaz de reconocer su esfuerzo y compromiso. Por ejemplo, el día en que Andrew (el personaje principal) llega sangrando y mal herido a un concierto, después de haber sufrido un accidente automovilístico en el camino.

3. Ningún objetivo debe ser mayor a la dignidad de una persona

Por muy importante que sea un objetivo, éste no puede pasar por encima de una persona. Las faltas de respeto y/o humillaciones pueden tener un impacto significativo en su autoestima y estado de ánimo.

La retroalimentación de un líder es un arma muy delicada que puede catapultar el potencial de un individuo y llevarlo a lugares inimaginables o por el contrario, matar y destruir su pasión, seguridad y ganas de seguir adelante.

En el caso de Andrew, los malos tratos lo incentivaron aún más para logar su sueño de ser el mejor en su clase, sin embargo, nada nos garantiza que todos vayan a reaccionar igual.

Recuerda que la misma medicina puede aliviar a una persona y matar a otra.

4. Confrontación que desafía vs. confrontación que destruye 

Hay confrontaciones positivas y negativas. La confrontación positiva despierta a las personas de un aletargamiento, los saca del error, los lleva a darse cuenta de sus puntos ciegos, los desafía a cambiar y a mejorar. La confrontación negativa, ofende, expone, busca pelear y menospreciar a la otra persona. Este tipo de confrontación puede generar rencor, inseguridad y hostilidad.

Alguna vez uno de mis jefes me dijo: “Tu eres como los buenos toros: te creces al dolor”. No dudo que haya personas que ante una confrontación den lo mejor de ellos mismos, sin embargo, es muy probable que muchas otras personas reaccionen de manera contraria y lejos de crecer se entorpezcan o paralicen ante una confrontación negativa.

5. Destruir la confianza

¿Cómo poder confiar en alguien que te humilla y te maltrata? ¿Qué resultados puede haber en un ambiente en donde reina la desconfianza y el rencor? La base de toda relación exitosa, ya sea personal o laboral, es la confianza.

De acuerdo con diversos estudios, una de las principales razones por las que una persona decide irse de una organización es por la mala relación que sostiene con su jefe directo.

Es probable que en un ambiente de alta presión y exigencia se generen buenos resultados, pero ¿cuánto tiempo puede aguantar una persona bajo esas condiciones y cuál será su nivel de compromiso con la visión del líder y de la organización? 

En lo personal me declaro totalmente en contra de utilizar cualquier tipo de agresión como un medio para lograr un fin, no obstante, creo que hay tres ideas y aprendizajes muy rescatables en la película que nos ayudarán a optimizar nuestro liderazgo: la pasión por lo que hacemos, el enfoque y compromiso con nuestros objetivos y evitar actitudes condescendientes que nos coloquen en una posición débil y conformista.

¿Qué aciertos y errores encuentras tú en el estilo de liderazgo del maestro Fletcher?

La autora es coach ontológico, especializada en coaching de vida y empresarial. Directora de Cae-el20, empresa de coaching y capacitación. Puedes seguirla en Twitter en su cuenta @March_coach.

Relacionadas

Comentarios