ActualidadHistorias

Pesa más política que bienestar social

Parece que la preocupación por lograr mayores victorias políticas pesa más que la necesidad de elevar el bienestar de la población": CEESP.

12-07-2010, 8:16:24 AM
Pesa más política que bienestar social
Altonivel
12 de julio de 2010

Mientras la actividad económica comienza a dar señales de que en la segunda mitad del año moderará su ritmo de crecimiento como consecuencia de la menor actividad mundial, los cambios que se requieren para reactivar el mercado interno siguen en espera, ahora, de saber que fracciones políticas tendrán más injerencia en las políticas públicas que puedan estimular un mayor dinamismo económico, afirmó el reporte semanal del CEESP.

Asimismo, el organismo dijo: “aunque sabemos que la economía y la política van de la mano, tal parece que la preocupación por lograr mayores victorias políticas, otra vez, ha tenido mayor peso sobre la necesidad de elevar el bienestar de la población mediante el estímulo que el mercado interno necesita”.

Y es que, las recientes elecciones intermedias generaron la percepción de que al menos por el momento, y quizá por los próximos dos años, los esfuerzos no se centren en fortalecer la economía, sino en allanar el camino para llegar a la presidencia.

“La preocupación aumenta cuando se piensa en cómo gobernarán estas alianzas políticas, que en algunos casos tienen ideologías diametralmente opuestas. Será acaso que esto es señal de posibles concesos que pudiesen llevar a cambios importantes en materia económica, o cohabitar en el poder simplemente se tome como un instrumento para lograr objetivos partidistas a pesar de todo”, destaca el documento.

Por ello, el CEESP explica que la búsqueda de un buen gobierno se forja también en todas las entidades, no por el hecho de tener más ciudadanos que gobernar o un mayor número de votos por los cuales se ganan elecciones -lo cual no necesariamente es un factor determinante dado el grado de abstencionismo que se reportó en algunas entidades- no se deben dejar de lado las condiciones a cumplir para realmente ser un gobierno efectivo, que logre el beneficio de sus habitantes.

La eficiencia, transparencia y rendición de cuentas son factores que sin duda podrían llevar a cualquier gobierno a cumplir los objetivos de impulsar el crecimiento y desarrollo, redundando en mayor seguridad, mejor educación, creación de empleos de calidad y por ende en una disminución de la pobreza.

Las diferencias entre las diferentes fracciones no deberían ser un obstáculo cuando el objetivo es el mismo: crecimiento y desarrollo del país. De hecho, estas diferencias, por la riqueza de opiniones, deberían complementarse dejando de lado los intereses partidistas e individuales.

No todo es cuestión de mayorías y gobernar solo para sus electores, sino para toda la población, que independientemente de sus preferencias electorales, tienen las mismas demandas: empleo, seguridad, salud, educación, oportunidades para desarrollarse eficientemente y posiblemente la más importante, tener la oportunidad de vivir en un país en donde la opinión de todos sea tomada en cuenta por encima de intereses particulares.

“Si el objetivo común es el bienestar del país, ahora que concluyeron las elecciones deberíamos esperar avances en los consensos que permitan lograr los ajustes que requiere el país”, finaliza el estudio semanal del organismo empresarial.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios