'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Lubezki, el genio detrás de los directores mexicanos

Nominado 7 veces al Oscar, ganador en 2 ocasiones, el ‘Chivo’ encabeza una generación que lo considera el “genio” que ha hecho triunfadores a Iñárritu y Cuarón.

24-02-2015, 2:01:44 AM
Lubezki, el genio detrás de los directores mexicanos
Javier Rodríguez Labastida

Es el “genio” de la avanzada de cineastas mexicanos que han
triunfado en México y en Hollywood. Un fotógrafo que igual ha recibido elogios
de sus compatriotas Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, que de
directores como Tim Burton, Michael Mann y Terrence Malick.

Emmanuel Lubezki, siete veces nominado al Oscar –ningún mexicano
ha estado tantas veces nominado a un premio de La Academia– y dos veces
ganador, pertenece a la generación de grandes fotógrafos, como Carlos
Marcovich y Ciro Cabello, actual secretario técnico del Centro de Universitario
de Estudios Cinematográficos (CUEC)
.

Fue en el CUEC donde encontró la ruta de su pasión por el cine,
una pasión que compartía con la música, en la que había incursionado como
bajista de un grupo amateur llamado Las aves de rapiña
.

Era un personaje ecuánime, equilibrado, con mucho humor,
pero que lo veía todo a distancia; pequeño, flaquito, que permanecía al margen,
pero que sabías que estaba ahí. Era muy gracioso”, cuenta en entrevista con
AltoNivel.com.mx, Jorge Ayala Blanco, quien fuera su profesor durante cinco años
en la década de 1980.

“Es un personaje que no tiene reservas donde esté. Es
totalmente antiHollywood y se terminó imponiendo en Hollywood”: Jorge Ayala Blanco.

El gusto de Lubezki por la música fue el que lo acercó a la
naciente banda de rock Caifanes, unos veinteañeros que comenzaban a sobresalir y que lo eligieron para dirigir su primer videoclip, La negra Tomasa,
un remake que filmaron en una piscina durante una noche de 1990, y que
impulsaría a la agrupación para convertirse en un referente musical.

Pero fue la pasión cinematográfica la que haría destacar al Chivo,
como lo apodan por su cabello chino, y le llevaría a juntarse con Alejandro González
Iñárritu, Alfonso Cuarón y Luis Estrada
, entre otros, todos ellos, compañeros
de una generación en el CUEC que se autorreprobaba para continuar en la
institución.

Lubezki, la clave del éxito

Emmanuel Lubezki filmó Solo con tu pareja en 1991 con el
entonces debutante Alfonso Cuarón y después ganó por tres años consecutivos el Ariel
a Mejor fotografía por su participación en Como agua para chocolate (1992),
Miroslava (1993) y Ámbar (1994). Luego de eso, dejaría México y se convertiría
en uno de los favoritos de los directores de Hollywood.

Es la clave del éxito de las películas con talento
mexicano
, y la prueba es que está repitiendo”, dice Ayala Blanco, luego de que
Lubezki recibiera su segundo Oscar consecutivo.

“La película (Birdman) es un pretexto para el lucimiento de
Emmanuel, que es un hombre absolutamente talentoso, un personaje que desde
joven sabía lo que quería en la vida (…) A nivel nacional es el centro de este
éxito
”.

Te recomendamos leer: 5 claves por las que Iñárritu hizo ‘volar’ a Birdman.

En una conferencia de prensa luego de recibir su premio este
domingo, Lubezki aseguró que Birdman fue “un experimento” en el que dudó en
participar: “No sabíamos si iba a funcionar (…) No quería que Alejandro me
la ofreciera (la película) porque sería una pesadilla”.

Durante la premiación de los Oscar, Iñárritu llamó a Lubezki
“el verdadero artista” de Birdman, mientras que Cuarón señaló previo al estreno
de Gravity en 2014, que el Chivo es “espectacular” y “uno de los más grandes
genios de nuestros días”

Jorge Ayala Blanco asegura que el gran triunfador de la
noche fue Lubezki. “Hay una contradicción, si toda la película gira en torno a
un personaje al que no premian. Si a alguien tenían que haber premiado era a Michael
Keaton. Al no premiarlo es reconocer que la película falla en lo más
importante, que es el pivote de todo el relato”.

El mexicano ha recibido siete nominaciones como Mejor
fotografía: (1996) A little princess, de Alfonso Cuarón, (2000) Sleepy Hollowde,
de Tim Burton, (2006) The New World -la primera con
Terrence Malick, (2007) Children of Men, también de Cuarón, y (2012) The Tree
of Life
, de Malick.

Logros individuales, no nacionales

Jorge Ayala Blanco señala que los logros obtenidos en los
últimos años por Lubezki, Cuarón e Iñárritu son “total y absolutamente
individuales”, y rechaza que influyan en el cine nacional. “Influye en el ego
de los mexicanos, pero el cine nacional es aparte
”.

El crítico de cine y académico asegura que existe talento en
todas las áreas del cine mexicano (dirección, actuación, escritores), pero para
trabajar con libertad y creatividad tienen que emigrar, pues tienen el riesgo
de quedarse parados en México.

Al cine mexicano le falta tener mayor salida, las películas
no se hacen para que tarden tres años en prepararse y truenen durante la
primera semana en cartelera. Hay mucho talento, pero el problema es que no
encuentran la manera de penetrar en una zona totalmente copada por cine
extranjero”.

Te recomendamos leer: PRI contesta a discurso de Iñárritu en los Oscar.

Ayala Blanco señala que, ante un cine mexicano mal
distribuido, mal publicitado y encerrado en casa, el mensaje que dejan las
victorias de mexicanos en Hollywood es el de “tener confianza a la gente
innovadora y creativa. No hay que tenerle miedo al talento, sino apoyarlo”.

Relacionadas

Comentarios