HistoriasManagement

Javier Aguirre, ¿el ocaso de un líder mexicano?

El técnico está acostumbrado a las crisis, pero hoy se encuentra ante un problema penal y de imagen que podría llevarlo a prisión y desaparecerlo del futbol.

20-02-2015, 4:20:21 AM
Javier Aguirre, ¿el ocaso de un líder mexicano?
Javier Rodríguez Labastida

Javier Aguirre es un referente para el futbol nacional. Es
el técnico mexicano con mayor experiencia en la era moderna en el futbol
extranjero y en total ha disputado 518 partidos, de los que ha ganado 212,
empatado 133 y perdido 173, y es un hombre acostumbrado a las crisis.

En dos ocasiones llegó a la Selección Nacional, cuando el barco estaba a punto de hundirse, y en las dos logró llevar a México a las competencias mundialistas de Corea-Japón en 2002 y de Sudáfrica en 2010, aunque sus papeles no fueron destacados.

Sin embargo, en 19 años de experiencia como timonel, el Vasco, como es conocido
popularmente, nunca había enfrentado una crisis de la magnitud por la que
atraviesa actualmente, una crisis que lo tiene al borde de la prisión en
España
, y de la inhabilitación en el futbol profesional.

Te recomendamos leer: .Cómo ser un buen líder en tiempos de crisis.

El próximo 27 de febrero será una fecha definitoria para
Aguirre. Ese día, el mexicano acudirá a Valencia para declarar ante la justicia
española, luego de ser señalado por el caso de amaño de un partido entre
Levante y Zaragoza realizado en 2011.

La Fiscalía sospecha que el club Zaragoza, al que Aguirre entrenaba,
pagó más de un millón de dólares para que el Levante se dejara ganar y así
permanecer en la primera división. Ya le costó el puesto como director técnico de la selección de Japón, pero el caso no ha quedado ahí. Un reporte
de esta semana del diario Marca lo señala también como parte de una
investigación en su contra en la que se sospecha que participó en un supuesto arreglo
del encuentro entre Espanyol y Osasuna
, en la penúltima jornada de la temporada
pasada en España.

El camino legal

“Hay una vertiente paralela, por un lado lo que concierne a
las reglas del derecho deportivo y otro las leyes penales en España”, dice el abogado José
Manuel Irra, especializado en derecho deportivo.

Por amaño de partidos, la sanción de la FIFA va de la
inhabilitación de los jugadores y el técnico, hasta la pérdida de la categoría
del equipo, mientras que lo más grave, en el ámbito penal, sería una sanción de
entre 3 y 4 años de prisión, al estar inmiscuido en un delito de corrupción bajo las leyes españolas.

Aguirre ya vivió la primera secuela de esta crisis, luego de que. Japón lo
destituyera como técnico de su selección
a principios de febrero y,
jurídicamente, tiene puntos que lo pueden hundir en el proceso, o rescatarlo.

José Manuel Irra explica que Javier Aguirre tiene un
compromiso el 27 de febrero en donde va a declarar en Valencia. “Si su estrategia consiste
en no declarar nada, su primer punto es demostrar con hechos su inocencia y
mantenerse, pero también se vale reconocer que es culpable y el golpe no
sería tan fuerte a diferencia de si lo niega, además de salirse de la escena del futbol por unos años”,
dice el abogado.

Y si de imagen se trata…

Varios son los escenarios que enfrenta el técnico mexicano.
De entrada, además de la audiencia de la próxima semana, al
juicio le espera la etapa de oferta de pruebas y finalmente una resolución, que podría tardar hasta dos años.

Eric Olavarrieta Marín, consultor de Imagen Deportiva, señala que Javier Aguirre cometió un error al guardar tanto silencio desde que se dio a conocer que estaba bajo investigación, pues aumenta la sospecha y también los rumores. “De repente, la gente comienza a dar su opinión. ‘Yo creo que sí’. ‘yo creo que no’, y hay imprecisiones que afectan la credibilidad del técnico”.

“Si se demuestra que es culpable, tendrá que buscarse otra profesión porque quedará manchado de por vida”.

Los puntos a favor de Javier Aguirre son la percepción general de que siempre ha sido un profesional que ha cumplido con sus equipos, es una persona ética por cómo se ha manejado, una persona seria en la forma de tratar a los medios, respetuoso, y es de los pocos entrenadores que rompen con el guión en las conferencias de prensa”, agrega Olavarrieta.

Posterior a la decisión de los juzgados, Olavarrieta
le recomienda desarrollar un manual de crisis
para dar
mensajes posteriores a lo que se decidan los juzgados, en el que incluya
respuestas como ¿qué va a hacer? ¿y su familia? ¿si se perderá en el mapa?,
entre otras.

Ya veremos qué ocurre el 27 de febrero, por lo pronto, Javier Aguirre tiene aún unos días para preparar su estrategia tanto legal como de imagen. ¿Qué esperarías de un líder del futbol mexicano: ¿que asuma su responsabilidad si es culpable? ¿Que luche hasta demostrar su inocencia?

Relacionadas

Comentarios