'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Baja el delito y la gente percibe un aumento, ¿por qué?

La organización Semáforo Delictivo reporta una disminución de homicidios y secuestros, pero un aumento negativo en la imagen de los niveles de gobierno.

18-02-2015, 1:41:27 AM
Baja el delito y la gente percibe un aumento, ¿por qué?
Javier Rodríguez Labastida

Los números dicen una cosa, pero la
percepción ciudadana dice otra: ¿por qué no hay coincidencia cuando el tema es
la seguridad pública? Los delitos de alto impacto, robos y
secuestros muestran una tendencia a la baja, pero la opinión de los mexicanos entorno a la inseguridad mantiene su tendencia negativa.

Por
mencionar algunos números, según el estudio Semáforo Delictivo, un proyecto social elaborado por ciudadanos que promueven la rendición de cuentas y la participación ciudadana y que toma como base los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la tasa de homicidios bajó un 15% en 2014 con
relación a 2013, para ubicarse en 13.1 homicidios por cada 100,000 habitantes,
y el secuestro se redujo en un 18%.

Los resultados
coinciden con los obtenidos por la asociación Alto al Secuestro, que registró 2,818 casos
de privación ilegal de la libertad, de los cuales 588 se realizaron en enero, y a partir de esa
fecha, el país registró una tendencia marcada a la baja de estos incidentes.

Te recomendamos leer: Secuestro en 2014 a la baja, pero arriba de 2013.

Sin
embargo, el reporte Semáforo Delictivo señala que 
74% de los encuestados
opina  que la inseguridad
ha empeorado,
20% considera que sigue igual y un 5% afirma
que ha mejorado, además, la mayoría de los ciudadanos desconfían de sus
autoridades municipales, estatales y federales en su compromiso con la
seguridad
y evalúan negativamente a jueces, policías y ministerios públicos.

“Con las políticas públicas actuales, lo que
estamos atacando son los efectos, no las causas. Habría que entender porque
tenemos un país tan corrupto. Confundimos democracia con buen gobierno”, dice Santiago
Roel, director de Semáforo Delictivo, en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Puedes leer también: México, sin avances en combate a la corrupción

Roel destaca que las estrategias del gobierno
están funcionando: “Se está combatiendo de manera tradicional, con fuerza
policial
y depuración, y es muy claro que cuando entran las fuerzas federales a
zonas en conflicto, los delitos tienden a bajar, sin embargo, la mala noticia es
que estos datos no empatan con la percepción de la ciudadanía”.

Para el consultor, la discordancia entre
cifras y percepción ciudadana obedece a tres factores:

1.- El factor social

Jóvenes que no han recibido oportunidades de
progreso y estudio, y que generalmente son reclutados por el narcomenudeo y derivan
en actividades violentas y delictivas.

2.- Mal gobierno

La falta de confianza en el ministerio
público, en las policías, y en los jueces, que son los peor evaluados en la
encuesta. Puede ser estrechamente relacionado con la seguridad y también pueden
ser malos servicios, además de la corrupción.

Te recomendamos leer: Violencia y corrupción empañan competitividad

3.- Narcomenudeo

Para Roel, la situación actual no es culpa de
Estados Unidos, sino del mercado doméstico, que deriva de una política
antidrogas
equivocada, y no se toma como un tema de salud. Se crea un mercado
negro que está minando constantemente las instituciones, y un problema de seguridad
nacional
.

El semáforo ubica a Morelos, Baja California,
Tamaulipas, Tabasco y Quintana Roo
como las entidades doble-rojo con 8 o más
delitos en este color. Los estados con menos rojos en este mismo semáforo son
Nayarit, Puebla y San Luis Potosí.

De acuerdo a esta encuesta, la población
identifica a la corrupción y a la ineficacia de las autoridades como las
principales causas de inseguridad. Checa el Semáforo Delictivo completo.

Las carencias de la política contra la violencia

Santiago Roel considera que la estrategia del
gobierno para
abatir al crimen organizado es errónea, pues está basada a partir
de la prohibición del
consumo de drogas y el uso del Ejército y la Policía Federal
en las calles del país.

Llevamos años tratando de resolverlo por la
prohibición y por la fuerza y no funciona
; a veces baja, pero es con un gran
costo, de la presencia del Ejército, de la policía y de ejecuciones”, agrega.

Semáforo delictivo arroja que la mayoría de
los crímenes por inseguridad son originados por la lucha entre cárteles y coloca
a 12 estados con color rojo
, sin embargo, al eliminar del mapa las muertes
relacionadas con el crimen organizado, solo el estado de Guerrero queda en
rojo, y Veracruz sería la entidad menos violenta.

“La prohibición es la peor política pública
que puedes tener. La droga es cada vez más accesible, cada vez se vende a menor
de edad, y no estamos protegiendo a los jóvenes de las drogas”, señala Roel.

Te puede interesar: Corrupción y empresas, el ‘modus vivendi’ a vencer

Relacionadas

Comentarios