'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Baja importación de autos usados pero pulula chatarrra

La industria automotriz mexicana reportó una disminución del 30%, pero los que entran van en malas condiciones; los importadores también se quejan.

16-02-2015, 1:53:21 PM
Baja importación de autos usados pero pulula chatarrra
Javier Rodríguez Labastida

Los números en la importación de autos usados van a la baja,
sin embargo, la industria automotriz mexicana considera que hay varios
pendientes por resolver.

El problema tiene en medio al gobierno federal. Por un lado,
la industria le ha pedido apoyo para implementar políticas que disminuyan la
importación de vehículos usados de Estados Unidos, y por el otro, los
importadores han amagado con radicalizar su protesta para que las políticas no
afecten sus negocios.

En 2014 se importaron 455,372 vehículos ligeros usados, 29%
menos que en 2013
, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz
(AMIA) y hubo una disminución del 6% en la importación de vehículos pesados,
sin embargo, con los 20,000 que se registraron, México es el primer lugar en
importar camiones usados en el mundo, según la Asociación Nacional de
Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Te recomendamos leer: Industria automotriz, fuente #1 de divisas para México.

Esta serie de diferencias entre importadores y la industria
automotriz tiene su origen en 2005, cuando un decreto presidencial abrió la
puerta a la importación de vehículos usados de Estados Unidos.

El mismo gobierno ha ido restringiendo desde entonces la
entrada de vehículos por la frontera norte, pues gran parte del parque llega en
condiciones chatarra
, y la falta de políticas de revisión de calidad ha
permitido el acceso de vehículos que pueden dañar el ambiente.

Eduardo Solís Sánchez, presidente de la AMIA, señaló este
lunes en conferencia de prensa que el decreto que permite la importación fue prorrogado
del 31 de diciembre de 2014 al 31 de diciembre de 2015. Con este permiso se
pueden importar vehículos de 8 o 9 años de edad, con un pago del 16% de IVA y
10% de arancel
.

Industria vs importaciones

Desde 2005 a la fecha han ingresado 7.5 millones de autos
usados de Estados Unidos, por 9.2 millones de autos vendidos por la industria
nacional, según la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA).

Aunque en un principio, tras el decreto, la venta de autos
importados tuvo mejores números ante la venta de autos nacionales, con el paso
de los años, la industria mexicana ha recuperado terreno. Según la AMIA, las unidades
importadas usadas representaron el 40% de las unidades nuevas comercializadas
en 2014.

El año pasado se produjeron un millón 135,000 unidades
nuevas, 4,000 unidades menos de las que se vendieron en 2006, sin embargo, según
los representantes de la industria automotriz, México debería vender entre 1.7
y 1.9 millones de automóviles.

Te recomendamos leer: Retos para el sector automotriz hacia 2020.

Para la AMIA, la sobreoferta que genera la importación de
autos usados hacer que la renovación sea más difícil. “El que importa un auto
usado deja de comprar un auto nacional (ya sea nuevo o usado) y con ello rompe
la cadena de renovación vehicular (…) y la razón por la que existe mercado es
que en Estados Unidos estos vehículos se venden como desecho. Se venden en
subastas, de hasta 5,000 de un solo jalón, y si la mitad salen buenos, ya la
hicieron”, dice Solís Sánchez.

Oscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional
de Autopartes (INA), dijo que México tiene actualmente un parque de 30 millones
de vehículos, de los cuales el 60% tiene más de 15 años.

“En una edad moribunda, que casi ya no consumen refacciones
nuevas, los importadores traen a México alrededor de 40,000 vehículos para ser
desmantelados y vendidos en autopartes, lo que representa de 500 a 1,000
millones de dólares de refacciones”, según Albin.

Las protestas

La AMIA señala que la figura que el 95% de los vehículos
importados entran a través de la figura del amparo, al no cubrir los vehículos
los requerimientos establecidos por las normas mexicanas. La asociación explica
que actualmente existen 51 amparos, de los cuales 29 se resolvieron a favor de
la autoridad, y quedan 22 más por resolver en el transcurso del año.

Además, la Secretaría de Hacienda prohibió la entrada de
autos usados anteriores a 2005, lo que derivó en una serie de protestas de los
importadores que organizaron cierres simultáneos en las garitas de la frontera
norte del país.

Las importaciones en diciembre de 2014 se redujeron en 70%
con relación al mes anterior.

“Lo que buscamos es que la entrada de automóviles se dé de
una manera ordenada. Los requisitos para llevar un auto a Estados Unidos son
muy distintos a los que pide México para entrar a un vehículo”, dijo Guillermo Prieto
Treviño, presidente de la AMDA.

“El cáncer más importante que se tiene para desarrollar el
mercado interno es la importación indiscriminada de automóviles usados de
Estados Unidos. Es el elemento más importante para que no avance la venta de
autos nuevos”, concluyó.

Relacionadas

Comentarios