ActualidadHistorias

Dinamarca: Policía abate a sospechoso de terrorismo

El ataque se perpetró en una cafetería que invitó al artista Lars Vilks, quien dibujó a Mahoma con cuerpo de perro, a un evento sobre libertad de expresión.

16-02-2015, 7:24:27 AM
Dinamarca: Policía abate a sospechoso de terrorismo
Reuters

La policía abatió a tiros el domingo a un hombre de 22 años nacido en Dinamarca que mató a dos personas en una sinagoga en Copenhague y en un evento que promovía la libertad de expresión, dijeron las autoridades.

Los ataques podrían haberse inspirado en el asalto del mes pasado contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

El jefe de la agencia de espionaje de Dinamarca, Jens Madsen, dijo que el hombre armado ya era conocido por los servicios de Inteligencia antes del tiroteo y probablemente actuó solo.

La policía dijo que el hombre tenía un prontuario de violencia, actividades relacionadas con pandillas y posesión de armas. Su nombre no fue publicado.

Dos civiles -un guardia de la sinagoga y un cineasta- murieron, mientras que cinco policías resultaron heridos en los dos ataques por separado el sábado en la capital danesa.

Testigos de los ataques en Copenhague dijeron que el individuo armado realizó hasta 40 disparos contra un café que organizó un evento sobre libertad de expresión al que invitó al artista sueco Lars Vilks, quien ha recibido amenazas de muerte por dibujar la cabeza del profeta Mahoma en el cuerpo de un perro. Vilks salió ileso.

Posteriormente el hombre armado fue a una sinagoga cercana donde el guardia, que protegía una ceremonia de confirmación de una joven, fue abatido.

El domingo, miles de daneses dejaron flores frente a la sinagoga. 


“Somos una nación pequeña y este tipo de cosas no pasan aquí”, dijo Frederikke Baastrup, una estudiante de 28 años, reflejando una sensación generalizada de conmoción en un país orgulloso de su reputación por la seguridad y la tolerancia social.


La policía acordonó varias secciones en un barrio predominantemente de inmigrantes y retuvo a varias personas para interrogarlas, dijeron testigos.


En alerta por terrorismo


Las autoridades danesas han permanecido en alerta desde que hombres armados islamistas mataron a 17 personas en tres días de violencia en París en enero que comenzaron con el ataque contra Charlie Hebdo, una revista reconocida por sus caricaturas cáusticas sobre el Islam, otras religiones y políticos.

“Dinamarca y Francia son las mismas naciones, sienten la misma tristeza pero también el mismo deseo de resistir, combatir y derrotar al terrorismo”, dijo el presidente francés Francois Hollande.

“Ellos atacan los mismos objetivos, atacan lo que somos, lo que representamos, los valores de la libertad, el estado de derecho, de que todos los ciudadanos, cualquiera sea su religión, deberían ser capaces de disfrutar”, dijo Hollande.

Madsen dijo que los ataques parecían estar inspirados en los asaltos de enero en París.

Pero la policía, que había divulgado previamente una fotografía del sospechoso vestido con un grueso abrigo invernal y un sombrero de lana granate, dijo que no creía que el hombre haya recibido entrenamiento en campamentos yihadistas en Oriente Medio.   

 


El objetivo principal del atacante probablemente era el evento de libre expresión con Vilks.


La primera ministra Helle Thorning-Schmidt dijo que los ataques fueron un acto terrorista pero que no se trataba del comienzo de una guerra entre Occidente y el Islam.


“Cuando disparas balas letales sin misericordia contra gente inocente que participa de un debate, cuando atacas a la comunidad judía, atacas a nuestra democracia”, dijo Thorning-Schmidt en las afueras de la sinagoga.


“Nosotros haremos todo lo posible por proteger a nuestra comunidad judía”, agregó.

Dinamarca se convirtió en blanco de ataques hace 10 años cuando el diario Jyllands-Posten publicó caricaturas que se burlaban del profeta Mahoma, imágenes que provocaron protestas en todo el mundo musulmán.

Muchos musulmanes consideran cualquier representación del profeta como una blasfemia.

Vilks generó cierta polémica en 2007 al publicar caricaturas del profeta Mahoma como un perro, que provocaron una oleada de amenazas por parte de grupos islamistas.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que los ataques posiblemente continuarían y que Israel daría la bienvenida a los judíos de Europa que decidieran mudarse al país.

Testigos dijeron que el embajador francés en Dinamarca, François Zimeray, acababa de presentar el evento, llamado “Arte, blasfemia y libertad de expresión”, cuando el atacante abrió fuego.

 

Relacionadas

Comentarios