'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Recorte a gasto público afectará a PIB más allá de 2015

También existe la posibilidad de que se tengan nuevos impactos al presupuesto federal si no hay una recuperación sustancial del precio del petróleo.

09-02-2015, 1:45:19 PM
Recorte a gasto público afectará a PIB más allá de 2015
Luis Raúl Rodríguez Reyes, director de Análisis y economista de Finamex Casa de Bolsa

El 20 de enero la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció una reducción de 124.3 mil millones de pesos en el gasto público presupuestado para el 2015, lo que equivale al 0.7% del PIB. Esto implicará recortes significativos en gasto en inversión, por lo que bajamos nuestra expectativa de crecimiento para el PIB del 2015, desde el 3.3%, hasta un nuevo nivel de 2.8%. 

Desde nuestro punto de vista la reducción en el gasto tendrá efectos dinámicos en la economía, afectando más allá del 2015. También existe la posibilidad de que se tengan nuevos impactos al presupuesto federal si no hay una recuperación sustancial del precio del petróleo, la cual no se ve cercana. Por ello, también bajamos nuestro estimado de crecimiento del PIB para el 2016 de 3.8% a 3.6%.

Te puede interesar leer: Recorte al gasto muestra prudencia fiscal de México

El evento de mayor relevancia para esta semana, será la publicación de las minutas de la pasada reunión de política monetaria de Banco de México, en donde se mantuvo la tasa de referencia sin cambios en 3%. 

Estamos esperando que el banco central del país mencione que el consumo sigue sin presentar señales de reactivación, por lo que las condiciones de holgura permanecen tanto en la economía mexicana como en el mercado laboral. También esperamos que en el comunicado se haga referencia a la volatilidad en el tipo de cambio y a una posible depreciación adicional del peso mexicano. 

También puedes leer: Los pendientes del recorte al gasto hecho por Hacienda

Finalmente, creemos que Banxico reiterará su expectativa de inflación y hará mención que los riesgos inflacionarios han ido disminuyendo.

Con respecto a los datos económicos para la semana, se publica la inflación de enero, la cual esperamos que se ubique en -0.07%, en línea con lo proyectado por el consenso. Dentro de nuestros estimados consideramos la caída en los precios del jitomate y en la telefonía.

Por otra parte se publican las ventas de la ANTAD, en donde esperamos un crecimiento de 5.7%; también se publicará la producción industrial de diciembre, en donde estimamos un alza de 4.2%.

Estrategia general

La semana pasada destacó la sorpresa positiva en los datos del mercado laboral norteamericano. Entre diciembre y enero se crearon 586 mil nuevos empleos no agrícolas y los salarios promedio también crecieron muy por encima de lo esperado.

Es evidente la fortaleza del mercado laboral de EU, con crecimientos consecutivos de más de 200 mil empleos mensuales desde marzo del 2014, una tasa de desempleo con una tendencia claramente decreciente y una tasa de participación laboral estabilizándose.

Desde nuestro punto de vista lo único que potencialmente detendría a la Reserva Federal de elevar la tasa de referencia en la primera parte del año sería la trayectoria actual de la inflación y un dólar fuerte en un momento, donde los bancos centrales a lo largo del mundo tienen políticas monetarias extraordinariamente flexibles.

Para esta semana es posible que los índices accionarios de países desarrollados se muevan de laterales a la alza, apoyados por los buenos datos fundamentales de la economía norteamericana y la política monetaria flexible del Banco Central Europeo (BCE).

Es posible que el IPC se mantenga lateral, reaccionando ante las sorpresas de reportes de empresas relevantes que publican resultados esta semana.

Por lo que respecta a la parte larga de la curva norteamericana, es posible que la tasa del treasury de 10 años se comporte de lateral a la alza, por los datos de dinamismo económico recién comentados, aun cuando la subida pudiera estar matizada por las bajas tasas en Europa.

Es probable que las tasas de largo plazo mexicanas sigan a sus similares norteamericanas, aun cuando pudieran subir en menor medida por las menores expectativas de crecimiento económico.

Esta semana la cotización peso-dólar se mantendrá volátil en un rango amplio de 14.60 a 15.10.

Las fuentes más importantes de riesgo para este escenario son la renegociación de la ayuda a Grecia y un potencial agravamiento del conflicto en Ucrania.

Estados Unidos, con pocos datos esta semana

El saldo de la semana pasada fue positivo para los índices accionarios norteamericanos, aun cuando se mantiene el entorno de volatilidad en los mercados. Los índices encontraron soporte en el rebote en los precios del petróleo, el estímulo monetario anunciado en China, y en los datos de empleo en Estados Unidos.

De las 500 empresas que componen el S&P 500, 323 han publicado sus resultados trimestrales. El porcentaje de empresas que reportó ingresos por encima de lo esperado ha sido de 60.4%, marginalmente por encima del promedio de 5 años de 59%; mientras que el porcentaje de sorpresas positivas en utilidades por acción ha sido de 74.3%, también ligeramente superior al promedio de 5 años de 73%.

Con respecto a la agenda económica, esta semana disminuye considerablemente la cantidad de datos a publicarse. Se publican las ventas minoristas de enero, donde se espera una caída respecto al mes anterior.

La caída mensual sería provocada por la baja en los precios de la gasolina, que en enero fue de mayor magnitud que en diciembre, y por una desaceleración en las ventas de vehículos.

Otro reporte pendiente para esta semana es la lectura preliminar del índice de confianza del consumidor de la U. de Michigan de febrero. Se espera que la confianza del consumidor continúe en aumento, encontrando soporte en el movimiento alcista en los mercados accionarios y en los datos de empleo de enero.

Por último, se publica la inflación a las importaciones de enero, donde se espera de nueva cuenta una lectura negativa ante la caída en los precios del petróleo y otros commodities, así como por la apreciación del dólar.

Europa, mercados estarán atentos a Grecia

Esta semana los mercados estarán atentos a las noticias sobre las negociaciones sobre el financiamiento internacional a Grecia.

A pesar del inicial tono desafiante en los discursos del primer ministro griego y su ministro de finanzas, se han observado indicios de una resolución menos conflictiva de la situación.

Posiblemente el gobierno griego se muestre renuente a mantener las políticas de austeridad, sin embargo, Grecia enfrenta presiones que no son posibles ignorar; la semana pasada el BCE anunció la prohibición del uso de deuda griega como colateral para operaciones de liquidez con bancos, así como la agencia calificadora Standard & Poor’s anunció una reducción en la calificación crediticia de Grecia bajándola de B a B-, debido a los problemas de liquidez que enfrentan la banca y la incertidumbre sobre la posibilidad de un acuerdo con la Unión Europea y el FMI para renegociar los términos de su financiamiento. 

Además de esto, la banca griega depende de inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo, lo que hace menos probable que el nuevo gobierno griego escale la tensión con la Unión Europea.

Relacionadas

Comentarios